VAREA

"La actual situación es una putada, pero aquellos que sepan adaptarse saldrán fortalecidos"

Maxi Mollá habla con Varea tras cortarse la coleta la pasada temporada en Valencia. Iniciaba este año una nueva andadura profesional al frente de la Escuela Taurina de Castellón, proyecto pospuesto debido a la pandemia que sufrimos estos días
miércoles, 22 de abril de 2020 20:48
miércoles, 22 de abril de 2020 20:48

Siempre es ilusionante iniciar una nueva temporada y más aún si esta está plagada de nuevos proyectos con desconocidas metas por conquistar.

Sin duda alguna, esta temporada del 2020, era para Jonathan Blázquez “Varea” su temporada y era su temporada por muchas cosas.

Era su primera temporada sin vestir el traje de luces desde que debutó en público allá por el 2011, y, era su primera temporada como máximo responsable de la Escuela Taurina de Castellón con todo lo que ello conlleva (Ilusiones, sufrimientos, responsabilidades, nuevas metas y proyectos y no sólo suyos, sino también de sus alumnos), y si eso no fuese suficiente, Varea, afronta de forma involuntaria el primer estado de confinamiento de nuestro país en era democrática.

Por todo ello, creímos oportuno e interesante ponernos en contacto con este matador de toros castellonense que dejó de serlo de forma precipitada tras cortarse la coleta el pasado mes de julio en la plaza de toros de Valencia.

 

Buenas tardes Varea. Hoy, 16 de abril del 2020 (casi diez meses después de haberse cortado la coleta) y tras más de un mes de confinamiento y mucho tiempo para pensar. ¿Fue una decisión premeditada su retirada en Valencia, o fue un arrebato del cual se arrepiente conforme va pasando el tiempo?

No fue premeditado. Pasó lo que tenía que pasar. Era un día clave en mi carrera y así fue.

A mí siempre me ha gustado ser consciente y mi situación en el toreo no era para ir desaprovechando las oportunidades. Igual si hubiese matado al primer toro todo hubiese cambiado, pero no fue así. Así que, no podía seguir malviviendo del toro y seguir suplicando oportunidades agotando mis energías físicas, psíquicas y económicas sin ver reflejados los resultados de una vida entregada completamente a un fin.

En cuanto a lo que si me arrepiento de la decisión tomada. Te digo que no. Hoy he visto un ilusionante futuro lleno de esperanza. Pero también te tengo que decir que nunca se puede decir “de esta agua no beberé”.

Entonces, si pudiésemos volver atrás en el tiempo ¿volvería a cortarse la coleta?

Si, sin duda alguna. Hasta ese momento mi vida era deficitaria y no sólo económicamente, si no también taurinamente hablando. Ya que no ver ni sentir los resultados esperados es un claro exponente de situación deficitaria a todas luces.

Y, ¿dónde nace la opción para Varea de ser director de la escuela Taurina de Castellón?

Aquí en Castellón al igual que en Valencia y en muchas otras provincias la Escuela Taurina depende de la diputación, pero aquí es diferente a Valencia. La enseñanza y organización de esta sale a licitación y sobre el mes de noviembre supe de la viabilidad de esta opción. Una bonita opción que me ilusionaba y luche por ella.

Como bien sabes, yo me hice torero en esta escuela y a ella le debo muchísimo, así que la mejor forma posible de devolverle lo que le debo es darles a los nuevos valores castellonenses lo que los anteriores matadores de esta tierra me dieron a mí.

¿Y cuál es su forma de afrontar este nuevo reto?

La palabra adecuada es responsabilidad, con mucha responsabilidad. Ten en cuenta que cuando un chico o chica decide ser torero y se inscribe en una escuela taurina da un importante paso en su futuro.

Es el mismo paso que da cualquier adolescente cuando tiene que decidir en qué rama de estudios desea matricularse, está decidiendo parte de su transcurrir por la vida y de su futuro laboral.

He ahí la responsabilidad  que hoy tengo, el deber de saber encauzarlos, además, de la importancia que esas primeras palabras que te dicen nada más llegar aquí. Esas, no las olvidas nunca.

¿Y te ves preparado para ello?

Si. Me veo preparado y comprometido totalmente.

Me gustaría que conocieseis el gran trabajo realizado hasta la fecha, han sido muy pocos meses, pero muy intensos.

En estos, hemos tentado más que nunca y en ganaderías que antes los chavales ni soñaban.

No es que las ganaderías autóctonas no sirvan, ni mucho menos, son extraordinarias y un milagro al cual le debemos mucho todos los toreros de la tierra. Pero es importantísimo tentar en las ganaderías que seleccionan para la lidia, en ellas, se aprende la colocación en el ruedo, a llevar, a sacar o dejar a un animal en el caballo y estas cosas en las ganaderías locales no las puedes aprender.

Además, la evolución de los alumnos ha sido espectacular. Ellos se sienten muy a gusto conmigo y yo con ellos. Creo que la compenetración con cada uno de los chavales es diferente y singular.

La llegada de esta pandemia que nos ha dejado a todos en casa y que casi se puede decir que nos va a robar un año de nuestra vida. ¿Cómo ha afectado a su planteamiento en la Escuela?

Mira, era un año muy ilusionante tanto para los alumnos como para el director. Era un nuevo proyecto que tenía su punto de partida visible en la feria de la Magdalena. En ella se iban a dar dos novilladas en las que iban actuar tres chavales de la escuela y con ello ganábamos muchas ilusiones nuevas y nueve cambios para los chavales en futuras ferias.

Ahora todo empieza de nuevo. Así que les he dicho que no cesen en su empeño, que esto pasará y que nosotros debemos estar preparados para afrontar la oportunidad cuando llegue.

Varea, ¿En este momento le ha dado tiempo a poder conocer las cualidades y defectos de todos sus alumnos?

La verdad que sí. Como ya te he dicho anteriormente creo que tanto los alumnos como yo hemos conectado de una forma única.

El presente curso lo iniciamos con veintiséis inscritos. Pero las diferentes circunstancias nos dejan con un alumnado diario de quince.

De ellos, los hay en diferentes momentos y situaciones. Los hay más aventajados y menos. Los hay con más oficio y con menos. Pero todos, absolutamente todos, están implicados y cumplen sus objetivos.

¿Cómo fue su último día de clase y que tareas les encomendó para este confinamiento?

Fue como otro día más, algo más triste dado que nos rompía por la mitad todos los planes. Pero no fue nada para recordar específicamente.

En cuanto al tiempo confinamiento les mandé unas tablas de ejercicios de fácil realización. Les dije que dentro de sus posibilidades que no dejasen su preparación, que toreasen de salón (Ya sabes que yo mismo lo práctico, muestra de ello es el vídeo que pudisteis ver hace algunos días en vuestras redes sociales) y que no se olviden que si alguien no cumple y cree que me engaña, se está engañando a sí mismo, ya que tal vez a mi si me engañe, pero al toro es imposible de engañarlo.

Dada su posición tal vez hoy tenga un contacto más cercano a los políticos. ¿sabe algo que el resto no sepamos y podamos saber relacionado con la actualidad de la tauromaquia?

-La verdad es que de política no sé nada. Es una cosa que ni me va ni me viene. Lo único que sé es que la diputada es una persona muy aficionada a los Bous al Carrer y muy implicada que está dispuesta a emprender cantidad de nuevos proyectos.

Ahora sólo cabe esperar que esta situación no influya en contra de ninguno de estos proyectos taurinos.

De esos proyectos, ¿alguno específico en la promoción de las novilladas?  

Pues sí. La que ampliaba las clases prácticas en los pueblos y la que intentaba aprovechar las plazas fijas de nuestra comunidad para dar festejos menores.

Y tras esta entrevista, ¿qué le espera a Varea y a la escuela taurina de Castellón?

Nos espera un largo tiempo de confinamiento que parece no tener fin, pero que en cualquier momento finalizará y entonces será cuando el toro ponga a cada cual en su sitio. Y yo, estoy aquí para que estos chavales puedan aprovechar su oportunidad tanto dentro como fuera de la plaza.

Con esto quiero decir que Varea está aquí para lo que necesiten tanto profesional como personalmente.

Dicho esto, creo que deja claros los objetivos de Varea y de la Escuela taurina de Castellón, la cual manda a todas las personas el mejor de los deseos y una salud muy fuerte frente a esta pandemia que nos acecha.

 

8
7
20%
Satisfacción
60%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia