JORGE MARTÍNEZ

“Como único objetivo en la vida tengo el ser torero”

Hablamos con el joven espada almeriense que debutó con caballos el pasado mes de agosto en la plaza de toros de Pegalajar y este año ha sido apoderado por Gregorio de Jesús
miércoles, 29 de julio de 2020 · 08:37

Desde que viese la luz por vez primera el 4 de abril del 2000 en el municipio murciano de Totana, pintaba clara al menos, la afición de este segundo vástago de la familia del que fuese novillero José Luís Martínez.

Creció Jorge viendo torear de salón a su padre (novillero ya retirado, pero con una afición desmedida y repleto de sueños e ilusiones taurinas) y jugando al toro con su hermano mayor José Luís, perfecta antesala que marcaría el destino de cualquier zagal, pero más aún de un vivaz y astuto lebrel que se siente feliz desde muy temprana edad con un paño entre sus manos. 

Hoy, 24 de julio del 2020, Jorge a sus 20 años cuenta con una incipiente y prometedora historia taurina que pretendemos dar a conocer, y que mejor manera que hacerlo de su propia mano.

Jorge, Mil veces habrás escuchado el refrán “De casta le viene al galgo”, haciendo referencia a tu padre. ¿Es este tu caso?

La verdad es que sí. Ver desde muy niño a mi padre manejar los trastos, ser testigo de su férrea afición y ser afortunado alumno de sus esporádicas clases, me han convertido en la persona y el torero que soy.

Junto a él aprendí a plegar y coger los avíos, a entender los tercios e incluso aprendí los diferentes tipos de conceptos que hay dentro del toreo y a identificarme con uno de estos.

También con él fui por primera vez a los toros, si te dijese cual fue la primera corrida que presencie te mentiría, pero lo que sí puedo asegurarte cual es la primera corrida  de la cual tengo recuerdo,esta fue en Málaga y vi torear a Cesar Rincón y Morante de la Puebla.

Es fácil soñar ser torero si uno juega en su casa con su hermano y su padre y luego ve torear a cualquiera de esas dos figuras que tú has nombrado, pero, de ahí a hacerse torero hay un trecho. ¿Cómo y cuándo decide tomarse en serio Jorge Martínez lo de dedicarse al toro?

Yo lo tuve claro desde que jugaba, para los demás era un juego, pero para mí era tan serio como lo es hoy. Pero si quieres que te diga cuándo y cómo surge lo de iniciarme en la escuela taurina y echar a rodar, te diré que, aprovechando mi decimocuarto cumpleaños y un muy buen boletín de notas, decidí comentarlo en casa, y “dicho y hecho” ese mismo año entré a formar parte de la Escuela Taurina de Murcia.

¿Y como fue ese primer contacto? Ahora tenías profesores y compañeros, ya no era un juego con tu padre y hermano.

Pues, ¿cómo crees que fue? algo excepcional y en lo que siempre había soñado. Estrenar junto a otros chavales y que el Maestro Pepín y José María Ortiz te corrigiesen era todo un sueño. Luego fue todo muy rápido, escasos meses después de entrar debuté de corto y ante el público en Yecla.

Y, ¿cuándo vistes por primera de luces?

Con el de luces debuto el 21 de julio del 2017, lo hago en Roquetas de Mar al amparo de la Escuela taurina de Almería, escuela a la que paso a formar parte el 1 de junio del citado 2017.

 

 

¿Cambias de escuela y cambias de profesores?

Obvio, en Almería me encuentro con dos nuevos profesores, “El Cesar” y el maestro Ruiz Manuel, una persona con la que siento una conexión especial, junto a él aprendo y me siento seguro, me da esa tranquilidad que necesito para estar frente al toro.

Después de una temporada del 2018 sin caballos cargada de triunfos y reconocimientos, en el 2019, debutas con los del castoreño.

Así es, lo hago el 3 de agosto en Pegalajar (Jaén) y cierro la temporada con un total de tres actuaciones en este escalafón.

¿Al dar el salto, dejas de pertenecer a la escuela?

Si señor, dejo de pertenecer a la escuela, pero sigo entrenando allí y sigo aprendiendo junto al Maestro. Es evidente que la escuela no puede hacerse cargo de mi carrera, pero nunca me ha cerrado las puertas, al contrario, siempre me ha facilitado en la medida de lo posible el seguir formándome.

Y ahora, para iniciar la temporada del 2020, habías unido tu carrera a la empresa Bous al Carrer S. L cuyo gerente es el matador de toros valenciano y ganadero D. Gregorio de Jesús. ¿Cómo se da esta situación?

A Gregorio lo conozco a raíz de un encuentro propiciado por mi amigo Antonio Pérez.

Este, logró que Gregorio nos invitase a tentar en su casa, allí compartimos un extraordinario día, a él le gustaron mis maneras y mi idiosincrasia y a mi sus ideales y su personalidad. Una semana después y tras varias conversaciones firmábamos nuestra unión con el clásico apretón de manos. Yo me comprometía en hacer lo que más me gusta, y él, en trabajar al máximo para que yo torease y así quedó cerrado el acuerdo.

Pero si mal informado no estoy, ¿Ruíz Manuel también es parte del equipo?

Si, tras hablar con el Maestro y estar completamente de acuerdo, esta fue mi condición a Gregorio, a lo que el accedió encantado.

Hay que tener en cuenta que junto a Ruíz Manuel he crecido y trabajo día a día, es la persona y pieza clave para un ensamblaje perfecto. Gregorio es una persona excepcional a la cual estoy descubriendo día a día.

Ambos me aportan su sabiduría, y mientras Ruiz Manuel trabaja conmigo a diario, la confianza depositada en mí y el duro trabajo diario que realiza Gregorio me hace sentirme valorado y me da mucha moral. Creo que formamos un tridente ideal.

Una ilusionante temporada 2020 que ¿ en que se ha quedado?

Pues en un duro golpe. La crisis sanitaria que nos está azotando ha dejado parado el sistema taurino. A pesar de que ahora parece ser que salen algunos carteles, todo apunta a que será un año en blanco para la tauromaquia.

Teníamos planteada una ilusionante temporada que verá su luz si Dios quiere en el 2021. Pero a pesar de esto, me siento un privilegiado, con lo difícil que está todo y yo no he dejado de ir al campo. Mi equipo ha trabajado duro para que siga progresando y no deje de ver la cara al toro. A día de hoy estoy preparado e ilusionado para lo que venga.

Solamente pido que esto termine pronto y poder volver a la normalidad,poder torear y con ello devolverle a mi equipo todo lo que ellos hacen por mí.

¿Algo más que añadir antes de dar por finalizada la entrevista Jorge?

Pues sí, dar las gracias a todas las personas que día a día trabajan duro por hacerse con las riendas de esta enfermedad. Así como también agradecer a todas las personas que me prestan su apoyo y confían en mí.

Gracias y pronto os lo devolveré todo en el ruedo.

 

4
1
70%
Satisfacción
10%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia