ÁNGEL JIMÉNEZ

“He podido torear más, pero he preferido hacerlo en condiciones y con categoría"

Hoy se cumple año desde que el diestro ecijano Ángel Jiménez tomaba la alternativa en la feria de San Miguel en Sevilla, cortando una oreja a un toro de Daniel Ruiz Yagüe
martes, 29 de septiembre de 2020 · 18:36

Lo primero de todo, agradecerte este ratito que me concedes Ángel.

Para mí es todo un placer esta entrevista en un día tan señalado como el de hoy.

Un día señalado, ya que hoy se cumple un año de una fecha soñada: el día de tu alternativa. Fue con un cartel de relumbrón, con dos grandes figuras del toreo y en una plaza emblemática como la de Sevilla. ¿Qué recuerdos tienes de aquella tarde?

Los recuerdos son muy bonitos, es uno de los días más bonitos de mi vida. Al fin y al cabo, todos los que soñamos con ser toreros soñamos con este día, con convertirte en matador de toros. Y ese ha sido mi sueño desde que tengo uso de razón. Después, uno tiene muchos deseos, metas… pero desde que uno se inicia en este mundo es de los momentos más bonitos.

Siempre había soñado que fuera en Sevilla, con dos figuras del toreo; y gracias a Dios todo se puso de acuerdo para que se hiciera realidad ese sueño. En La Maestranza, donde anteriormente había tenido triunfos como novillero y donde había dejado buen sabor de boca; pero, aunque tengan que venir tardes más bonitas como torero, este es un día de los que te marcan de por vida.

Aquel 29 de septiembre, cortaste el único trofeo de una deslucida corrida de Daniel Ruiz implantando tu aroma en el albero sevillano; y dejando en el aficionado esas ganas de volver a verte.

Esa oreja, por las circunstancias que estamos pasando, no me ha servido en el sentido de tener actuaciones; pero sí que es verdad que el aficionado me pudo ver en una tarde de toros donde pude dar una dimensión. También vieron mi actitud, mis ganas y que me queda mucho camino. La pena par que todo hubiera salido más redondo, ese toro de la ceremonia que le tenía la oreja cortada, pero lo pinché. Creo que fue una tarde en la que yo me entregué y no me dejé nada en el tintero.

Llegaste a la cita con cuatro novilladas ese año, por lo que eras consciente de lo difícil que iba a ser tener oportunidades en el nuevo escalafón, ¿no es así?

Así es. Tuve la suerte de despedirme como novillero en Madrid con la de La Quinta y de Sevilla, con los toros de El Parralejo cortando una oreja; la última fue en Santa Cruz del Retamar donde salí en hombros. Poquitos festejos, pero mi carrera siempre ha sido así, se ha basado en las grandes citas como Sevilla y Madrid; y después, en las ferias de novilleros. A ellas les estoy muy agradecido porque siempre me han reconocido mi esfuerzo y me han dado la oportunidad de ir a esas grandes plazas. Me siento muy orgulloso de mi carrera de novillero porque siempre he respetado mi profesión, he ido por derecho; y a lo mejor he podido torear más, pero he preferido torear en condiciones y con categoría, y eso me enorgullece mucho.

A pesar de lo que estamos pasando, ¿cómo ha evolucionado tu toreo durante este tiempo?

Mi toreo ha evolucionado y tiene que evolucionar mucho ya que, por mi forma de sentir y vivir la vida, soy una persona a la que el tiempo le viene bien. Por eso cada segundo, cada hora, cada día que pasa voy consiguiendo sacar eso que yo tengo dentro pero a veces me cuesta trabajo; incluso me ha costado trabajo encontrarme a mí mismo. Siempre he sido fiel a mis sentimientos y a mis formas de ver las cosas, pero en ocasiones me costaba sacarlas fuera sin pensar en el qué dirán. Me considero uno persona, que para bien o para mal, soy como soy, no finjo nada.

Aunque sé que eres una persona que te gusta vivir el día a día, ¿cómo ves tu carrera en un cortomedio plazo?

Sí, me gusta vivir el día a día, aprovechar cada momento. No me preocupo en cómo puedo ver mi futuro ya que al principio de novillero lo veía muy negro, pero… cambió todo. A veces me gusta soñar con el futuro y en esas cosas que pueden llegar, pero me gusta vivir y sentir el presente sacando el jugo a cada día. Porque cuando se está pendiente del futuro no se está teniendo en cuenta el presente, y puede ser que lo bonito y lo de verdad sea ahora; y quizás cuando llegue ese futuro, a lo mejor no es tanto.

Cambiando de tercio, en estos últimos días se ha presentado la Gira de la Reconstrucción. Lo primero, ¿Qué opinas de ella? ¿Por qué no estás anunciado?

Lo veo como muy positivo, como una labor muy buena la que han iniciado dada las circunstancias que vivimos. Una apuesta para el futuro y para la fiesta de los toros.

El hecho de no estar anunciado pues es igual que les ha pasado a otros compañeros. Tampoco son muchos puestos, se han hecho los carteles donde torean compañeros que se lo merecen y todo llegará. Lo verdaderamente importante es iniciar esto y que se vea que el toreo está unido y que vamos todos remando al mismo compás.

Es sabido, que has bebido de la gran fuente del Maestro Pepe Luis Vargas, ¿qué significa él para ti?

Del Maestro no es que haya bebido, es que él me enseñó a andar. El Maestro Pepe Luis Vargas es un grandioso torero, una persona que me ha inculcado los valores del toro y de la vida. Siempre le voy a estar muy agradecido; he tenido la suerte que la persona que me ha enseñado a torear es del concepto que yo siento y que siempre he querido realizar. He tenido la suerte de poder beber de esa fuente tan verdadera y pura.

¿Cuáles son los valores principales que le tauromaquia le ha aportado a Ángel Jiménez?

Los valores que me ha aportado la tauromaquia son los valores de la vida porque el toreo es la vida misma. Todo aquel que ya tiene una edad y ha vivido sabe cómo es la vida. Lo que tiene el toro es que desde que empiezas, aunque seas niño, empiezas a vivir la vida como si fueras un adulto. Tienes que pasar por cosas y te tienes que sobreponer; y es eso, lo que te hace madurar y lo que te convierte en hombre antes de tiempo. Pero la vida es así, la vida es complicada a la vez que es muy bonita; y el toreo te hace saber ver que hay que valorar las cosas, los momentos y que hay que disfrutar de los ratitos buenos porque los malos, se hacen eternos.

Aunque es difícil de ver, la amistad en este mundo a veces es posible. En tu caso, ¿has tenido esa suerte?

Dentro del mundo del toro tengo amistades buenas, pero siempre he sido una persona que no me he relacionado mucho, ya que tengo la suerte de tener a mi hermano para todo. También me gusta estar conmigo mismo y estar con los míos de toda la vida; pero tengo la suerte de tener amistad con grandes compañeros a los que respeto y admiro.

¿Qué mensaje quiere dejar a la afición?

Tengo muchas ganas de poder mostrarme en una plaza y que vean que cada año que pasa voy creciendo como torero, como artista y como persona. Ojalá que todo esto que estamos pasando tan malo, se vaya y todo vuelva un poco a la normalidad que será tan complicada. Hemos perdido a muchas personas y esto ha sido una desgracia muy grande.

Poco más que añadir por nuestro parte Ángel; desearte lo mejor, y una vez más, darte las gracias por tu tiempo y tu amabilidad.

Muchísimas gracias de todo corazón. Para mí es un placer, hoy es un día un muy bonito, muy señalado y esta entrevista me ha hecho mucha ilusión.

 

5
1
0%
Satisfacción
66%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia