LA JUVENTUD DE LA TAUROMAQUIA

Jesús Rivero "Elegí sentir e intentar ser torero”

Segunda entrega de "La juventud de la tauromaquia", de la mano de Jesús Rivero, novillero finalista del Circuito de Novilladas de Andalucía
lunes, 4 de enero de 2021 · 11:32

Lo primero de todo, me gustaría saber cómo te encuentras y cómo te ha afectado esta pandemia, ya no solo en lo profesional sino también en lo personal.

Gracias a Dios tanto mi familia como yo estamos bien, damos gracias porque aún no hemos visto este virus de cerca. En lo profesional, como a todo el mundo imagino, sueños y esperanzas de una temporada truncadas, pero he de reconocer que personalmente sí que me ha ayudado mucho para valorar ciertas cosas que antes dejábamos pasar por la vida sin apenas mirar.

Este año ha sido un año atípico, ¿cómo has conseguido seguir con esa ilusión puesta en poder volver a vestirte de luces?

La ilusión cuando es grande es difícil perderla, aunque la situación sea difícil; y si sueñas cada noche con vestirte de torero sueles despertarte con esperanzas e ilusión... de ahí viene la motivación para entrenar a diario y seguir soñando.

¿Cuándo y cómo fue el momento en el que decides que quieres ser torero?

Pues apenas tenía uso de razón, mi vida no la concibo sin este mundo ya que desde muy niño mi ilusión era ser torero. Con 11 años toreé mi primera becerra y es ahí cuando reafirmo mi sueño y decido luchar por él.

¿Cuáles son las cualidades o qué es lo que uno debe tener para ser torero?

Pienso que debe existir algo primordial y es, sentir. Eso simplemente viene contigo cuando naces, luego debes querer ser torero de verdad, como decía el maestro José Miguel Arroyo “Joselito”: “Querer, Querer y querer.” Si quieres puedes. Esta última frase me ha acompañado toda mi vida.

Una lesión en la estructura nerviosa del cuello te ocasionó una parálisis completa del brazo derecho…

Esto se produjo en el parto ya que se complicó, por lo cual crecí con ello, no elegí tenerlo, pero sí elegí sentir e intentar ser torero.

¿Cuáles son las limitaciones con las que te encuentras?

Realmente no encuentro ninguna limitación, ya que interpreto y expongo mi toreo a mi manera ya que me adapté a las circunstancias, el toreo al fin al cabo es eso.

Toreo basado en tu mano izquierda, y a la hora de realizar la suerte suprema la realizas también con la misma mano, ¿inconveniente o virtud?

Es cierto que baso mi toreo en la mano izquierda, pero también es cierto que cuando un animal me lo permite le cojo la mano derecha, ¿por qué no?

La suerte suprema la ejecuto con la izquierda porque soy zurdo y es en ese brazo donde tengo la fuerza suficiente para realizarla lo mejor posible. Nunca me he parado a pensar si es un inconveniente o una virtud. Gracias a Dios de momento no ha sido mi talón de Aquiles.

 

Jesús Rivero

 

Hablando de tu forma de torear, ¿cómo la sientes tú?

Aún es pronto para catalogarme en un concepto exacto, ya que ando profundizando y rebuscándome día a día. Pero si he de decirte que busco la profundidad, y siento que la encuentro en la longitud y en la despaciosidad del muletazo.

¿Cómo ves tú al aficionado? ¿Y cómo crees que te ve a ti el aficionado y cómo te gustaría que te vieran?

Pues como se suele decir “hay de todo”. Realmente no sé cómo me ve el aficionado, si es cierto que noto mucho cariño y admiración por algo que yo veo normal. Me gustaría que me vieran como un torero diferente pero no por otra cosa que, por mi manera de sentir el toreo, me gustaría que me exigieran. Me gusta la exigencia, es un aliciente que te lleva día a día hacia tus metas.

A pesar de ser un año atípico, para ti ha sido importante; ¿lo esperabas así?

Realmente cuando empezamos el año tenía en mente debutar con picadores a mediados de años, así que mi primera parada fueron las capeas de Ciudad Rodrigo. Luego vino todo esto y todo se truncó, pero como he dicho antes jamás perdí las esperanzas. Luego salió lo del circuito de novilladas con picadores y ahí pude cumplir el objetivo de cambiar de escalafón.

En tus dos actuaciones, tanto en Sanlúcar de Barrameda como en la final de Úbeda, fuiste con todo, resultando herido en ambas ¿Cómo se supera eso y cómo se siente uno en esos momentos en los que sabe que no puede seguir en la cara del toro?

Ambas eran tardes importantes y la escasez de preparación en el campo y casi un año sin vestir el chispeante no iban hacer excusa para al menos salir con ganas. Es frustrante no salir de una enfermería, a día de hoy aún me lamento.

Cambiando de tercio, como novillero, ¿cómo se puede acercar el mundo del toro al público?

Pienso que acercando a los jóvenes al toro, al animal, al campo, hablarle de él, hablar de la historia del toreo y del porqué de las cosas. Hoy día tenemos algo importante, que para bien o para mal, son las redes sociales.

¿Qué cambiarías o mejorarías del mundo del toro actual?

Unión, la unión hace la fuerza.

Para terminar, me gustaría saber por qué tenemos que ir a ver a Jesús Rivero a una plaza de toros; y saber si quieres dejar algún mensaje a la afición.

No me gusta hablar y convencer a la gente por aquí; debo hacerlo con la muleta y la espada, pero puedo decir que veréis a un novillero distinto. A la afición le doy las gracias por estar ahí y decirle que volveré.

 

Más de

Noticias Relacionadas

1
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia