JOSÉ CUTIÑO

"Otro año sin feria hubiese sido una tragedia”

miércoles, 22 de diciembre de 2021 · 07:41

La feria de Olivenza vuelve en 2022 anunciando cinco festejos: tres corridas de toros y dos novilladas con picadores. La base del ciclo son Morante de la Puebla, que hará doblete, y Antonio Ferrera, que se encerrará  en solitario con toros de Victorino Martín. Además se anuncian El Juli, Emilio de Justo, Manzanares y Roca Rey, un extraordinario elenco de matadores que vuelve a convertir a la ciudad pacense en el epicentro del mundo taurino. José Cutiño es el artífice de un serial que, después de más de 30 años celebrándose, se ha consolidado como un referente de organización y uno de los grandes atractivos del inicio de cada temporada.

Es para estar satisfecho.

Sí, pienso que se ha conseguido cerrar una feria muy interesante. Este año las circunstancias propiciaban que el ciclo girase entorno a Morante y Ferrera sin perder fidelidad a la filosofía con la que empezamos en Olivenza hace 32 años. Así, están buena parte de las figuras actuales, porque todas no caben, y además apostamos decididamente por el futuro con dos novilladas, y eso, en una plaza de segunda categoría que sólo programa cinco festejos es algo que se debe poner en valor porque representa un esfuerzo importante.

¿Después de un año sin feria estaba preocupado?

En 2021 hemos dado una corrida extraordinaria en julio, con Morante, Ferrera y Ginés Marín, pero es cierto que nada tuvo que ver con la repercusión que tiene el serial de marzo. Otro año sin ella hubiese sido una tragedia por lo que significa a nivel económico para la ciudad, y ese impacto económico es una satisfacción pero también una responsabilidad.

Ha sido muy oportuno haber presentado las combinaciones con tres meses de antelación.

El mundo del toro necesita ahora mucha ilusión, y eso ha contribuido a crear ambiente y levantar expectación. Hemos puesto en marcha una promoción para que el abono se pueda convertir en un regalo de Navidad. Esperemos que la evolución de la pandemia permita que todo pueda ir para adelante con normalidad.

En la presentación del ciclo estuvieron presentes el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el vicepresidente de la Diputación de Badajoz y el alcalde de la ciudad entre otras personalidades. ¿Hasta qué punto es importante su respaldo?

Olivenza es lo que es gracias al apoyo de la propietaria de la plaza, y también de las instituciones regionales, provinciales y locales, y sus representantes saben que la ciudad y esta tierra le debe mucho a la plaza porque conocen la riqueza que proporciona el toreo a Extremadura, como dijo en sus palabras el presidente de la Junta. La gente de muchos pueblos vive gracias al trabajo que proporcionan las ganaderías de bravo. Así que al final tenemos que ir de la mano para el beneficio común.

El auge económico y turístico de Olivenza y Badajoz es incuestionable desde que su feria taurina se consolidó como referente.

Tenemos abonados de Francia, Italia, Inglaterra… grupos de más de 100 personas fieles a la cita cada año. Es gente que gracias a los toros ha conocido la provincia y ha hecho turismo por ella, que consume productos de esta tierra…

En el acto también estuvieron el ex-entrenador de la selección española de fútbol, Vicente del Bosque, y el periodista Roberto Gómez. Es de agradecer que se signifiquen con la tauromaquia en estos tiempos.

Sin duda. El acto tuvo mucha categoría y su presencia ha tenido gran repercusión y ha servido para promocionar el ciclo, de hecho los teléfonos de taquillas están funcionando como si ya estuviésemos en preferia a pesar de que todavía quedan tres meses.

Los festejos en Olivenza comenzaron a celebrarse el 3 de marzo 1991 con un cartel formado por Emilio Muñoz, El Litri y Jesulín de Ubrique. ¿Se podía imaginar el crecimiento que ha tenido?

Ni en mis mejores sueños. Hemos pasado de una corrida a una feria con 4.000 abonados que llenan los hoteles de la zona. Gran parte del éxito se lo debemos al compromiso de muchos toreros que eligieron esta plaza para reaparecer o para llevar a cabo acontecimientos singulares: Espartaco, César Rincón, Ponce, José Tomás, Morante… Al principio algunos eran reacios a anunciarse, pero al final se han ilusionado y se han apuntado todas las figuras.

Parece complicado realizar esos carteles tan interesantes año tras año. 

El secreto ha sido estar muy pendiente de la actualidad de cada momento y programar grandes alicientes. Recalco que también el compromiso de las figuras, y por supuesto haber tenido suerte con el resultado de muchos festejos, como en el año 1992, cuando Ortega Cano, que sustituía a Espartaco, indultó a “Garboso” de Victorino.

¿En esta ocasión habrá televisión? 

Algunos festejos se televisarán. Es la única manera de defender la rentabilidad de las novilladas. Se retransmitirán sólo las matinales, porque la plaza y el pueblo de Olivenza tienen tanto encanto que hay que conocerlos allí, in situ.

¿Le preocupa el futuro que se le adivina a la tauromaquia?

Me preocupa la situación sanitaria. Por lo demás estoy tranquilo. Pienso que el toreo tiene tanto arraigo, tanta fuerza y genera tanto, que pervivirá. La asignatura pendiente que tenemos los taurinos es saber defenderlo con los excelentes argumentos de que disponemos. Ahora vivimos un momento ganadero magnífico, con toros que embisten más que nunca, y hay una serie de figuras y de toreros jóvenes con unas condiciones extraordinarias capaces de aportar nuevos alicientes.

 

Noticias Relacionadas

6
23
20%
Satisfacción
0%
Esperanza
80%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia