JAVIER JIMÉNEZ

"Espartinas puede marcar un precedente"

Hablamos con el diestro de Espartinas, de su situación actual, de la tauromaquia y de un tema que ha sido recientemente actualidad, Espartinas
martes, 30 de marzo de 2021 · 16:43

Hoy tengo la fortuna, de mantener una conversación con el diestro Javier Jiménez y, creedme si os digo, que realmente lo considero un auténtico lujo. Me encuentro con un Javier Jiménez en un espléndido momento de madurez, de poso... un torero, de los que en mi tierra decimos “este torero está bien cuajado ya” o “a punto de caramelo”... o lo que en otras palabras sería: para dar un golpe en la mesa. Algo que refleja en su forma de hablar, sus reflexiones... y lo paradójico es que, eso lo vemos los de fuera porque, cómo leeréis a continuación, él ni lo piensa ni se lo plantea, quizá eso sea precisamente lo que le da ese poso al que me refería.

Con este año tan complicado que hemos pasado y este que comenzamos, que parece una continuación del anterior, la afición sólo te ha visto torear por los vídeos de tus redes, yo personalmente veo en ti un crecimiento brutal Javier, un poso... si te digo que te veo mejor que cuando abriste la puerta grande de Madrid ¿es una locura muy grande?

No, te doy la razón, sobre todo ha sido desde el último año para acá, fíjate que a mí todo el tema de la pandemia me ha venido muy bien, fuera de lo que supone a nivel médico y social claro, pero muy bien porque no me he dejado vencer por ella y he trabajado mucho, entonces eso al final se tiene que notar.

Se nota y hay ganas de veros en la Plaza...

Y nosotros de torear! (Risas)

Tú eres de esos toreros jóvenes, que se quedaron sin hueco en lo poco que se dio en 2020...

Yo es que este año además he tenido mala suerte (risas) porque los dos carteles que tenía, uno precioso en San Fernando con Ponce y oye, una semana antes cambiaron las medidas pasando con ellas de tener media plaza de aforo a 1/4 con el metro y medio, lo que eran unas 300 personas y claro se hacía totalmente inviable el espectáculo y en Constantina pasó exactamente lo mismo, tres o cuatro días antes del festejo cambian las medidas, cierran las provincias, cierran los municipios y el ayuntamiento dice que si lo queremos hacer tiene que ser sin público y entonces claro...

Es que esos cambios tan agresivos y sin margen de maniobra, de un día para otro...

Hombre, tú el presupuesto que haces, pues lo haces esperando y en base a unos ingresos de taquilla también, si tú la corrida la organizas desde el primer momento sin público pues tú esos ingresos los buscas por otro sitio, pero cuando ya están las entradas vendidas y el presupuesto hecho en base a eso y de repente ese dinero te lo quitan pues en tres días no te da tiempo a buscarlo en otro sitio...

También te digo que a mí me gusta pensar que “las cosas pasan por algo”, me explico, a ver uno quiere torear pero también quiero que cuando lo haga sea un acontecimiento, un bombazo, que quien me vea diga “¡¡ostras cómo está este tío!!”, que se note que le he ganado 6 meses a la preparación.

Tú estás trabajando sin la presión de una temporada normal ¿pero con la idea de dar el pelotazo?

Estoy con la idea de trabajar, simplemente, yo tengo mi obligación que es el día a día, de mañana ser mejor que hoy, mejor no sólo toreando, mejor mentalmente...en cómo atender al público... cómo manejar mis emociones en la plaza... todo, yo la semana que viene tengo que ser mejor que esta semana y me da igual el día que llegue a la plaza... que Constantina- por ejemplo- sea mañana, que pasado mañana, que dentro de seis meses... me da igual, yo estoy cumpliendo con mi obligación, yo tomé la decisión de querer torear y esa decisión pues implica la obligación de ser mejor en lo que haga, concentrarme en lo que depende de mí y ¿qué depende de mí? entrenar diariamente, trabajar, mejorar... lo que implica ser un profesional y todo lo que depende exclusivamente de mí, no sí toreo o no toreo, eso ya depende del apoderado, del empresario, de que no suspendan una corrida dos días antes porque cambian otra vez la medidas... eso ya no lo puedo controlar...

Claro, eso son factores externos y ajenos a ti...

Fíjate, eso es algo que me ha hecho crecer mucho este año.

 

Foto: Las Ventas

 

Ese planteamiento mental te habrá ayudado a llevar todo esto y crecer aún más...

Verás, no quiero que se me malinterprete ni mucho menos y más con la tragedia tan grande que se ha vivido y se está viviendo, pero a mí, a nivel exclusivamente personal, yo estaba encerrado en mi casa y decía “¡Es que tengo más tiempo para entrenar!” , yo es que no tengo otras obligaciones ahora mismo, la única obligación es levantarme y entrenar, a ver, no podías ir a ver a tu pareja, ni a tus amigos... porque no se podía salir, yo sólo salía para ir a un tentadero -para el que me hicieron un permiso-, entonces los 6 o 7 meses de estar encerrado en casa ha sido estar 100% metido y concentrado en lo que tenía que estar, que era entrenar. También es verdad que soy afortunado en ese sentido, porque yo entiendo a esos padres de familia que han tenido que ir, a recoger naranjas por ejemplo, para dar de comer a su familia o pagar una hipoteca , yo he tenido la suerte de unas circunstancias personales que me lo han permitido, unos padres que lo aceptan, una pareja comprensiva... que son diferentes las circunstancias de cada uno y yo soy consciente de mi fortuna y tengo que ser responsable y consecuente con la decisión que he tomado en mi vida y dar lo máximo.

Eso pone más en valor si cabe, el momento de madurez que atraviesas, el ser consciente de tu suerte...

Es que yo no me puedo quejar, cómo voy a quejarme yo viendo esos padres de familia de las cuadrillas, banderilleros o matadores incluso, que tienen responsabilidades en casa... o los ganaderos, que la ilusión de su vida está acabando en el matadero, yo como voy a quejarme viendo que el ganadero que está perdiendo miles y miles de euros encima tiene el valor y el corazón de abrirme su casa para que yo esté toreando la tragedia suya...

A riesgo de resultar tosca, te lo pregunto: ¿se lleva diferente cuando no suena el teléfono porque dada la situación no suena para nadie a que no suene en una temporada normal?¿duele menos?

Cuando uno sabe lo que ha hecho y también lo que no ha hecho y porque está en la situación que está, uno debe de ser un hombre y aceptar las cosas, plantearse “oye, pues si han dejado de llamar, también será por algo”... con esto no te digo que torear una corrida al año después de abrir la Puerta Grande de Madrid sea algo normal, pero hay que aceptar que es lo que me ha tocado vivir y ya sé que para torear 30 o 40 corridas al año pues no basta con una puerta grande que hay muchos más factores... es seguir refrendando los triunfos, porque además la sociedad que vivimos hoy pues quiere un triunfo cada día, demanda que cada día ocurran cosas nuevas y el día que te despistas te quitan de en medio... pero es algo que no creo que ocurra sólo en los toros, es algo que ocurre en todos los sectores... hoy es que la sociedad exige una perfección continua y el día que te resbalas un poco te quita de en medio y ya hay otro en tu puesto.

Tenemos una memoria muy frágil...

Siii pero es porque tenemos una sobre información enorme, el flujo de noticias y trofeos es continuo, este ha marcado tantos goles... el otro ha ganado el Open de no sé qué... entonces si pasas dos corridas y no sucede nada extraordinario pues ya pasas desapercibido.

Claro porque te solapan con el triunfo de otro en otro sitio...

Claro.

Espero y deseo que este año se haya aprendido y lo que se dé, pues se acuerden también de los jóvenes... se abran los carteles, como aficionados se agradece...

Yo pienso qué sí, cuando uno da motivos y de verdad está concentrado y metido en lo suyo, al final las oportunidades llegan, más chicas... más grandes... de un color o de otro pero al final las oportunidades salen y uno tiene que estar preparado para aprovecharlas.

No hay oportunidades chicas...

A eso me refiero, lo que hay que hacer, sobre todo en esta situación que estamos viviendo, es sobrevivir y buscar esas rendijitas que se van abriendo y si uno no está preparado esas rendijas no las aprovecha porque simplemente no las ve, por eso pienso que lo mejor es, estar concentrado en el día a día y que las cosas vengan cómo tengan que venir y uno pues con lo que ha trabajado ir sacándolas adelante.

Eso es algo que realmente transmites, esa actitud...ese entusiasmo que, se te ve torear y has desarrollado un poso que ojito...

Eso no se sabe... yo trabajo para ello desde luego.

He perdido la cuenta de las diferentes ganaderías con las que te he visto de tentaderos...

Siii, este año y aquí incluyo a mi hermano porque hemos hecho casi todos los tentaderos juntos, tenemos mucho que agradecer, porque hay muchísimos toreros y toreros que a priori estarían “por encima nuestra”, no por nada, por el hecho de que han toreado más... toreros que es lo más normal que llamen los ganaderos y nosotros, la verdad que desde que dieron el permiso no hemos parado, incluso semanas de torear todos los días por la mañana y por la tarde, toros, vacas, novillos, erales... eso por parte de los ganaderos con la tragedia que están pasando... que te abran las puertas de su casa... porque otro en esa situación dice “mira me da igual y lo mando todo al matadero y me da igual el torero y el que sea...” y ellos están haciendo un esfuerzo enorme, por eso yo no puedo quejarme, este año le debemos muchísimo a los ganaderos.

Hablando de tu hermano, vais juntos pero tenéis un concepto totalmente diferente del toreo...

Totalmente, es que no tenemos nada que ver, nos complementamos bien porque en ocasiones yo saco cosas de mi hermano y el mías, pero de base son completamente diferentes.

El toreo es una expresión de uno mismo, transmitir lo que uno lleva dentro y mi hermano y yo en lo único que nos parecemos es en que tenemos el pelo rubio.

Qué opinas de que los carteles, por llamarlo de algún modo, se repitan, quiero decir: distinta plaza pero misma terna, misma ganadería...

Pues te voy a decir una cosa, la culpa de que eso ocurra no es ni de esos toreros y ni siquiera de los empresarios si me apuras, la responsabilidad de que no haya variedad es nuestra, de los toreros que no estamos ahí, eso es así, los que están ahí en esos carteles es porque han hecho cosas muy grandes, fíjate en Juan Ortega, Pablo Aguado... en quince muletazos, es responsabilidad nuestra, aquí ya sabemos cómo funciona y está montado esto y yo he decidido estar aquí metido... pues entonces yo tengo que saber “jugar” a esto y el juego es que no te vale estar bien un día, son cinco días, entonces es culpa nuestra nada más, cuando triunfas se te abren las puertas pues entonces ya sabes qué hacer...

¿Sabes que no me lo había planteado con ese enfoque? Y escuchándote pues me hace plantearme que también nosotros, la prensa, (sé que echo piedras a mi propio tejado) nos dejamos llevar por la opinión o crítica fácil... de hecho te agradezco que con tu rotundidad y afirmaciones me hayas hecho plantearme este otro enfoque tan autoexigente...

La culpa si la hay es mía, no es de nadie más, ni de este o aquel empresario, de ninguno... porque ellos no tienen poder en mi vida, ni ellos ni cualquiera tienen poder para decidir en mi vida, yo soy el único responsable de mi vida, Dios es el único con ese poder .

A ver, cuando abrí la puerta grande, pues tenía varios carteles con figuras... en el momento que dejé de cortar orejas pues ya no estoy toreando, es que es así y no hay más. Es verdad, que hay determinados casos en los que esto está montado de una forma que cuesta un poco más, pero es que son las reglas del juego y es el juego que hay y si no te gusta pues te vas a otro sitio y sinceramente es lo que creo, cuando uno hace las cosas bien pues el tema se mueve.

 

Salida a hombros de Javier Jiménez en Madrid

 

Pongamos que hablo de Madrid...

Uuuuyy, yo es que a la puerta grande de Madrid le tengo un respeto enorme, a ver, se lo tengo a todas las Plazas, Sevilla es Sevilla y la responsabilidad que se vive es enorme... pero de verdad que a Madrid le tengo mucho respeto. A ver, en cualquier plaza importante se tienen que dar muchas factores para que haya una puerta grande: un toro, no ya que embista, un tipo de toro que a ti esa tarde te venga bien, hay días que necesitas un toro que te quiera coger, porque lo ves claro y es más complicado y quieres  sorprender al público... hay tardes que necesitas un toro a favor porque estás más templado... otros uno  que se pare, otras uno que repita... es que no es que me salga un toro bueno, es que me salga el que me venga bien ese día y a lo mejor ese día es el toro malo, un toro que te sirva, que llegue uno bien preparado a la plaza, también que no haya viento... no llueva.. la gente no vaya con prisas... que tú consigas emocionar... que cuajes bien la espada... es que son tantos factores, que para que se den todos ellos en una tarde y en una plaza de primera, eso es casi un milagro... Tu función es torear y mi  responsabilidad es llegar y hacer lo que yo sé hacer, que guste o no guste... no creo que nadie que haya abierto una puerta grande haya llegado con ese pensamiento, habrán llegado pensando en darlo todo y comerse el mundo, pero no pensando en la puerta grande... Eso no se lo espera uno, yo mismo en Madrid ni me lo planteé, corté la primera y ni lo pensé ni quería pensar en lo que significaba cortar la segunda oreja...

La torería y verdad que desprenden tus palabras... ojalá quienes leen esto pudiera percibir la honestidad y torería de tu tono de voz...

Fíjate que esto hay quien lo puede interpretar como falta de ambición, pero que mayor muestra de ambición que llegar uno a una plaza y querer darlo todo de uno mismo, la mayor ambición a la que uno puede aspirar es llegar y darlo todo.

Ambición y honestidad con el público...

Lo que pasa es que ahora se confunde la ambición con lo material y la ambición no es otra cosa que querer ser mejor.

Yo ahora mismo he cumplido un objetivo que es llegar al punto donde me encuentro ahora mismo, no digo que sea ni mejor ni peor, simplemente es el mío, mi objetivo y he visto que en el campo me está dando resultados, entonces ahora mi nuevo objetivo es llevar, esto que he conseguido, a la Plaza... sin pensar en logros en ella, es más para satisfacer una curiosidad interior.

Me gusta o me causa admiración ver, cómo esa madurez de la que hablábamos, se refleja en todo lo que comentas y con el temple que lo haces, incluido un gran nivel de autoexigencia

Uno se tiene que machacar con lo que uno tiene culpa, que el toro -por ejemplo- tiene detalles de embestir más por dentro no es tu culpa, ahora, el no haberte sabido adaptar bien al toro, eso sí es tu culpa, entonces tú tienes que saber buscar la técnica para corregir la embestida del toro, quiero decir, la autoexigencia debe tener siempre una razón, lo que depende de ti y está en tu mano trabajar pues sí hay motivos, lo que no puedes controlar... los factores que escapan a tu alcance pues no darle más vueltas. Yo me puedo machacar en lo que, cuando he estado puesto no he hecho, pero en sí me ponen o no, no puedo machacarme yo.

Cuando uno asume que llega a esto por un trabajo realizado, es más difícil perder ese trabajo, los artistas en general somos muy prepotentes y nos creemos que lo que hacemos lo hacemos porque es innato en nosotros “nooo yo he llegado y le he pegado 20 muletazos y naturales porque lo llevo en la sangre...” todos, absolutamente todos, hemos sido así en un momento determinado, cuando uno asume que eso no es así, que eso se ha dado porque has hecho esto o lo otro, entonces uno tiene que ser tonto para dejar de hacerlo, porque lo que he hecho no es mío, lo que he hecho es porque llevo mucho trabajo detrás, evidentemente hay unas cualidades de base, pero es el trabajo el que te ha llevado ahí.

¿Podemos esperar verte en la Plaza este año?¿ha habido ya algún contacto (sin entrar en detalles)?

Yo entreno por unos objetivos, mi profesión me llena muchísimo y el campo me encanta, pero al final lo que uno quiere es torear en la plaza. Yo lo que hago lo siento realmente, es mi forma de ver y vivir la vida.

Constantina, que es un cartel muy bonito que está desde el año pasado y en el momento que las circunstancias lo permitan se dará y también hay cositas ilusionantes ahí, aunque un poco en el aire aún y a continuar dando motivos para que haya más, siempre dando un pasito más.

No puedo evitar preguntarte por ese Sr. que es Espartaco padre

Yo he tenido una suerte enorme, de esa que te das cuenta con la perspectiva de los años y dices “hay que ver la suerte que he tenido yo de caer en las manos de este hombre”, al final lo que a uno se le queda de verdad es lo que te dicen de pequeño y yo recuerdo cuando íbamos a la escuela a la plaza y te pasabas una hora y media dando vueltas y este hombre“ hay que entrenar, hay que ser mejor, hay que tener raza, hay que cuidarse, hay que estar fuerte...” y acababa y empezaba otra vez “hay que entrenar, hay que ser mejor...” eso lo repetía todos los días más de 20 veces y se te queda marcado, entonces pienso en la suerte que he tenido con los valores que me ha inculcado, también los de mi familia claro, pero lo de Espartaco padre y su hijo, toda la familia en general es una suerte de escuela...todo un lujo tener esos ejemplos.

Un hombre que ha preparado a tantos toreros que han funcionado, empezando por su hijo un figurón máximo del toreo... Una leyenda viva del toreo que por fin parece que cada vez se le va reconociendo más la importancia que tiene ¡es que ese hombre ha sido Dios! ¡que fue un torero portada del New York Times!

Y Javier, ya para finalizar, no quiero pasar por alto, ese reciente episodio protagonizado por ese... ¿personaje? del Ayuntamiento de Espartinas.

Más que preocuparme por ser un ataque a la tauromaquia- que ya recibe ataques a diario- lo que realmente me preocupa es esa discriminación, en una época que tanto se habla de la libertad de expresión etc. y me discrimina como torero, pero también como ciudadano... unas instalaciones deportivas municipales... menos mal que la Fundación del Toro de Lidia ha estado ahí rápida...

Aquí lo que está claro es que tiene que cumplir la ley y la tauromaquia es un espectáculo legal y reconocido que, no sólo debe respetarlo si no que tiene que fomentarlo, esto puede marcar un precedente, porque la FTL está haciendo un trabajo muy bueno en este sentido, ataques que antes no recibían respuesta y ahora gracias a ellos pues han parado esos ataques y encima la repercusión que ha tenido gracias a que Espartinas es conocida por ser el pueblo de una figura global como es Espartaco, de todos modos este concejal ya ha tenido sus cinco minutos de gloria, ahora lo importante y lo ideal sería dar un homenaje en Espartinas a la familia de Espartaco.

Uniéndome a ese deseo de, un más que merecido homenaje a Espartaco, me despido de Javier Jiménez con una profunda admiración y una amistad que espero, sea por muchos años y con la seguridad de que tendremos más conversaciones para ustedes además de un reportaje de campo (que me lo apunté Javier). Muchísimas gracias por ser, pensar y vivir en torero Javier, por tu deferencia con Burladero y con mi persona, nos vemos pronto en el campo o en la plaza, lo que se dé antes.

 

Más de
9
1
66%
Satisfacción
28%
Esperanza
4%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia