MANUEL ESCRIBANO

“Busco que mi toreo sea cada vez más estético”

viernes, 16 de abril de 2021 · 12:07

El diestro sevillano Manuel Escribano comienza este domingo, 18 de abril, en la plaza ciudadrealeña de Bolaños de Calatrava la temporada 2021. Apenas 72 horas antes de trenzar el primer paseíllo del año, nos hemos citado con el torero de Gerena para que nos cuente sus retos e ilusiones para esta nueva campaña, así como lo que ha supuesto para su carrera sus repetidos e importantes triunfos con las ganaderías más duras, como por ejemplo Miura o Victorino Martín. De hecho, Manuel Escribano es el único torero que ha logrado el hito de indultar un toro de Victorino Martín (Sevilla, 13 de abril de 2016) y un toro de Miura (Utrera, junio de 2019).

Señalar que esta entrevista se realizó con anterioridad al comunicado oficial de la Empresa Pagés mediante el cual se suspendían los festejos anunciados en Sevilla esta primavera.

El próximo domingo, 18 de abril, comienza para usted la campaña 2021, después de su dilatada experiencia en la profesión, puesto que ésta será su 18ª temporada como matador de toros y de los éxitos tan relevantes que ha logrado, ¿qué ilusiones y qué retos tiene Manuel Escribano para este año?

Los mismos que todos los años prácticamente. Cada año tienen que ser los mismos e incluso más. La ilusión fundamental es seguir creciendo como torero, continuar sorprendiendo al público y seguir disfrutando y haciendo disfrutar a la gente. También conseguir algunos retos que te marcas al comenzar tu carrera, como por ejemplo triunfar en ciertas plazas que aún no he conquistado para, de esta forma, avanzar hacia delante y posicionarme mejor en mi carrera.

El domingo torea en el coso manchego de Bolaños de Calatrava, acartelado junto a Esaú Fernández y Mario Sotos, para lidiar un encierro de Albarreal. Supongo que a pesar de que se trate de una plaza de tercera categoría, la responsabilidad del compromiso es máxima debido a la escasez de espectáculos que se programan en la actualidad y a la presencia de la televisión.

Ahora mismo la categoría de la plaza es lo menos representativo. Torear en cualquier sitio es como si se hiciera en Sevilla o en Madrid. Las miradas de todos los aficionados están puestas en las pocas corridas que hay, con el añadido además de la televisión, que hace que el público que presencia el festejo sea mucho mayor. Por eso, debes afrontar la tarde concentrado al cien por cien, tratando de dar tu mejor imagen.

¿Se sabe que va a pasar finalmente con los festejos anunciados en Sevilla?

En mi caso, como toreo el último día (Manuel Escribano estaba anunciado el 2 de mayo con la corrida de Miura) mi preocupación es menor pero sí que estoy preocupado por lo que está ocurriendo. Creo que no se puede maltratar así a los profesionales, que de alguna forma estamos preparados y mentalizados para cualquier cosa, y sobre todo a la afición, es algo que no me explico. Es inadmisible que los toros no reciban el mismo trato que otros espectáculos, como por ejemplo algún concierto, que me parece bien que se celebren pero que se haga de idéntica forma con los festejos taurinos. Además, aquí en Andalucía, el partido que está en el gobierno siempre se ha mostrado a favor de la Fiesta y creo que deberían haber expuesto un poco, reconociendo igualmente que la situación a nivel sanitario no es fácil, ya que estamos hablando de seres humanos.

Otra cuestión que no comprendo es la parte emprearial, porque se podía haber dicho vamos a abrir, a dar facilidades para todo y a ajustarlo todo para conseguir tirar hacia delante. Lo peor ahora mismo es la incertidumbre, tanto para los profesionales como para los aficionados.

Usted está anunciado en Sevilla el 2 de mayo con la corrida de Miura. La preparación y la mentalización que tiene que llevar un torero para afrontar una cita tan trascendental, ¿Es diferente o más fuerte que para cualquier otra corrida?

Yo afronto igual de fuerte la corrida del domingo en Bolaños de Calatrava que la de Sevilla. Además yo pienso siempre en la actuación que tengo más cercana en el tiempo. Sí que es verdad que tu cuerpo y tu mente, incluso cuando no estás entrenando, se va a esa tarde más importante para ti pero mi modo de preparar cualquier compromiso es el mismo, con independencia de la mayor o menor relevancia que tenga.

Usted que ha matado tantas corridas de Miura, de Victorino, en definitiva, de las ganaderías denominadas duras, ¿Cambia mucho la embestida de un toro de cualquiera de esas divisas a otro de una ganadería de las que llaman comerciales?

No tiene nada que ver. Con esas ganaderías todo es mucho más duro y más complejo, inclusive el toro que embiste, porque nunca te da nada, hay que sacárselo. Es cierto que es muy gratificante, poder entender y cuajar a ese tipo de toros, sobre todo cuando tienes la suerte de encontrarte con un animal humillador y que coge la muleta por abajo. En ese momento, llegas a cambiar esa embestida por otra.

Las circunstancias de inestabilidad e incertidumbre que se están viviendo en la actualidad, en las que no se sabe casi hasta el día de antes de un festejo si se va a poder torear o no, ¿De qué manera influye en la preparación de un torero?

No debe de influirte para nada, una vez que has adquirido el compromiso te lo tienes que tomar al cien por cien. Tu forma de entrenar tiene que ser como si fueras a torear seguro, luego si llega el día y no se celebra no pasa nada pero lo que nunca puede sucederle a un torero es que le coja desprevenido.

Manteniendo siempre las señas de identidad de la tauromaquia de Manuel Escribano, esto es, la entrega, la capacidad, el ser un torero poderoso y largo, pues domina los tres tercios, en las últimas temporadas se ha podido ver un torero más templado, más relajado, haciendo las cosas con más gusto, ¿Es por ahí por donde quiere avanzar y dar una vuelta de tuerca más a su toreo Manuel Escribano?

Totalmente. El objetivo principal es ser mejor torero, por ello intento que mi toreo sea cada vez más estético. Alargar cada vez más los muletazos, que además ganen en profundidad y hacerlo todo con el cuerpo más erguido, sin forzamientos. Lo que busco es mejorar para así seguir sorprendiendo y encandilando al público.

El pasado martes se cumplieron cinco años del indulto del toro “Cobradiezmos”, de Victorino Martín, en la Maestranza de Sevilla. ¿Supuso aquel triunfo un punto de inflexión en su carrera?

Sí, fue un paso más. Conseguir eso en una plaza como Sevilla supone alcanzar alguna de las metas que tú tenías cuando querías ser torero. Esa tarde significó dar el salto a muchas más ferias y carteles aunque luego no se pudo completar a causa de la cornada de Alicante.

Un triunfo de esa dimensión con cualquiera de esas ganaderías: Victorino Martín, Miura, Adolfo Martín…., ¿Tiene más repercusión que con si se logra con un toro de otro hierro?

Sí, tiene mucha repercusión aunque también es verdad que compartes el éxito tanto con el toro como con la ganadería, porque tú tienes que estar a una gran altura para que después se resalte lo que has hecho en el ruedo. Aún siendo un toro tan extraordinario como aquél “Cobradiezmos”, no fue sencillo cuajarlo, y hacerlo de tal forma que se llegara a solicitar y a conceder el indulto.

Usted es el único torero que tiene en su haber el indulto de un toro de Victorino Martín y el de un toro de Miura, ¿Se siente especialmente orgulloso, profesionalmente hablando, de esos triunfos tan destacados en su trayectoria profesional?

Sí, claro. Primero porque son efemérides que se quedan ahí para la historia y después lógicamente me siento super feliz y satisfecho de haberlo conseguido.

Para terminar, ¿Se siente un torero respetado y querido por la afición, por los profesionales, por la prensa…?

Sí. Siempre me he sentido querido y respetado por los aficionados, que son los que pagan una entrada y se sientan en el tendido, y también por los profesionales. Por eso, me siento un privilegiado, porque percibes que los esfuerzos que se hacen en la plaza merecen la pena, y es algo que a mí me llena.

Texto: Carmen de la Mata (Infotauro)

Noticias Relacionadas

1
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia