HERMOSO DE MENDOZA

Pablo y Guillermo, frente a frente

domingo, 2 de enero de 2022 · 20:10

Hablar de Hermoso de Mendoza es hablar de doma, pureza, hípica y temple a caballo, y es que a pesar de parecer dos apellidos, es uno sólo, algo largo quizás, como la lista de triunfos de un rejoneador estellés de nombre Pablo y apellido citado anteriormente. Vivimos en un momento en el que el rejoneo sigue las bases asignadas por un hombre que marcó el camino para asentar los cánones principales del toreo a caballo. Un hombre que ya no sólo es que haya llevado el bastón de mando, sino que también ha preparado el futuro del rejoneo de la mano de otro Hermoso de Mendoza que viene pisando el acelerador e irrumpiendo a revienta calderas tarde tras tarde. Un Guillermo Hermoso de Mendoza que ya ha irrumpido con fuerza en plazas de la relevancia de Sevilla, Bilbao, Nimes, Salamanca o Palencia entre otras. Es evidente que el rejoneo no pasa por su mejor momento en cuanto a número de festejos, pues artísticamente es inmejorable, pero ambos rejoneadores se sientan para analizar la situación actual del rejoneo y debatir acerca de los temas tabús del toreo a caballo.

¿Qué sensaciones habéis tenido esta temporada?

(Pablo Hermoso de Mendoza) El parón o semi parón de estos dos años me ha hecho volver muchas veces la mirada hacia atrás y eso me ha hecho sentir cierto vértigo del ritmo que he llevado durante muchos años. Miro y veo imposible como he podido aguantar el ritmo de no tener apenas cinco días libres entre festejo y festejo, y así durante varias temporadas. Por eso creo que el poder llegar a este año y torear tan espaciado, con tanto tiempo entre festejos para poder llevar los caballos en plenitud y con un número menor de corridas me ha hecho disfrutar al máximo de cada tarde y poder conseguir faenas que siempre estaban en mi cabeza y que este año las he podido plasmar en el ruedo.

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Muy buenas, sobre todo porque me he sentido más maduro y mucho más seguro en la plaza. La situación sanitaria ha hecho que los entrenamientos en casa hayan sido más continuados y mucho más intensos y eso me ha hecho sentir una complicidad con los caballos que antes no sentía y que se ha reflejado en la plaza.

¿Qué diferencia ves entre el público portugués y el español? Ya que es uno de los pocos jinetes españoles que pisan cosos lusos.

(Pablo Hermoso de Mendoza) En los últimos años estoy sintiendo que en Portugal, a mis presentaciones, se acerca un público nuevo, un público que podríamos decir que proviene más de la equitación, que del propio toreo y me parece perfecto, porque a través del caballo, se van acercando a la tauromaquia y les debe de gustar, porque se puede comprobar que repiten. En Portugal, la equitación y la frontalidad en los embroques, siempre han sido las principales premisas de su toreo. En España, el público es mucho más festivo, en su mayoría disfrutan de lo que ven, sin tener tanta exigencia hacia el jinete, aunque te puedo decir que en los últimos años, sí se ha sentido una evolución también en España hacia un toreo más verdadero y de más calidad. El hecho de que el rejoneo haya evolucionado tanto, hace que el público también sea partícipe de esa evolución.

¿Puede ser este año el debut en Pamplona?

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Por mí encantado, sería una de mis mayores ilusiones, pero la primera palabra la tiene la pandemia y la última la Casa de la Misericordia. Lo importante es que llegue julio y podamos asistir al festejo de rejones de Pamplona, con Guillermo o sin Guillermo en el cartel, que el festejo se pueda celebrar.

¿Cómo se mantiene la afición tanto tiempo?

(Pablo Hermoso de Mendoza) Con ilusión siempre. Lo llevo diciendo desde hace varios años que mientras tenga ilusión por algo, seguiré en esto. Antes la ilusión era por esta o aquella plaza, por poder triunfar aquí o allí, posteriormente tenías en mente nuevas plazas, nuevos países, nuevas presentaciones… y eso te mantenía muy vivo en la profesión. En estos últimos años, la mayor ilusión que tengo es sacar caballos de mi hierro y poder disfrutar con ellos. Verlos nacer en casa y poder conseguir que sean figuras en esto, es la mayor ilusión de un ganadero. Y por supuesto la mayor ilusión actual es Guillermo, poder compartir parte de sus inicios y hacer coincidir en el tiempo ambas carreras aunque sea por unos años es para mí un motor que me hace estar como el primer día de mi carrera.

Vista la seguridad con la que estás toreando siendo tan joven ¿eres consciente de que dentro de unos años podrás ser uno de los mejores rejoneadores de la historia?

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Esa es la aspiración de todos los que iniciamos esta profesión, poder llegar al nivel de los grandes maestros y escribir parte de la historia del toreo a caballo. Es un camino bonito y muy difícil de conseguir y desde luego yo no voy a cesar en el empeño por seguir los pasos de mi padre para alcanzarlo.

¿Es viable ser rejoneador con las corridas que hay hoy en día o se ha de usar como escaparate para vender caballos posteriormente?

(Pablo Hermoso de Mendoza) Hoy en día la situación es muy difícil para todo el mundo, pero desde luego para los rejoneadores más si cabe porque hay que mantener una cuadra a un nivel óptimo como si fueras a hacer una temporada normal y muchos de ellos seguramente no han podido ni debutar en estos años. Y cuando no puedes debutar, ese escaparate al que haces referencia tampoco se produce, así que lo de vender caballos tampoco se puede realizar. Son años muy difíciles para muchos y esperemos que en este ya se vuelva a la cierta normalidad y haya festejos para todos.

¿Con qué tarde de esta temporada te quedas?

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Por la trascendencia, el lugar, las emociones, la complicidad con el público, esa salida a hombros por la puerta más emblemática del toreo y además porque es la plaza donde me doctoré dos años antes… por supuesto con Sevilla.

¿Cómo es torear con tu hijo, se aprecian rasgos parecidos?

(Pablo Hermoso de Mendoza) Son tardes para mí bonitas, pero de muchos nervios y de mucha exigencia. Me cuesta incluso pensar en mí, sabiendo que luego torea él. Este año he conseguido dominar bastante esa situación y he estado mucho más relajado y al verlo a él mucho más seguro, yo también he pensado un poco más en mí. Entrenamos siempre juntos, montamos muchas veces los mismos caballos y compartimos muchas charlas e inquietudes, así que ¿cómo no vamos a parecernos? En la monta, en los gestos…hay muchas similitudes, aunque en esta temporada Guillermo ha tirado de su propia personalidad en muchos casos e incluso me ha sorprendido con algunas decisiones y gestos que yo no hubiese tomado y sin embargo luego se comprobó que fueron acertadas.

¿Cómo es torear con tu padre?

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Para mí es muy bonito sentir su competencia y su apoyo cuando toreamos juntos. Es un acicate verle torear primero y luego salir tú ante el reto difícil de superarlo o por lo menos igualarlo. El nivel que pone es muy alto y hay muchas veces que salgo de la plaza con más trofeos que él, pero pensando en mi yo interno que vaya baño me ha dado y es una satisfacción un tanto contradictoria porque me alegro por él cuando me gana, pero también me pica el orgullo de no haberlo superado.

¿Qué opináis acerca del tema tabú de lidiar toros en puntas?

(Pablo Hermoso de Mendoza) Yo nunca expondré a mis caballos a un toro en puntas porque no son ellos los que han elegido ponerse ahí y siento que no se podría hacer el rejoneo cercano que se hace ahora. El peso del caballo haría que cada toque fuera una cornada y ese espectáculo resultaría dantesco.

(Guillermo Hermoso de Mendoza) No me gusta y nunca lo voy a hacer. Para torear en puntas me echaría pie a tierra y de momento no tengo ninguna intención de hacerlo.

¿Hay rivalidad entre vosotros?

(Pablo Hermoso de Mendoza) Por supuesto que hay rivalidad con Guillermo y mucha, sobre todo este año que se ha venido muy arriba, jajaja. Los primeros años, quizás yo inconscientemente levantaba un poco el pie del acelerador para que no se quedara atrás, pero este año me ha demostrado que tengo que sacar lo mejor de mí para no quedarme yo atrás.

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Con el que más, porque es el mejor. Todo torero cuando sale a la plaza tiene competencia con todos los actuantes, sean familia, amigos o conocidos. La ambición siempre debe de estar por encima de los sentimientos y desde luego cuando te enfrentas a los mejores, como es el caso de mi padre, uno se motiva mucho más.

¿Cómo veis la situación actual del rejoneo?

(Pablo Hermoso de Mendoza) Complicada, primero por la pandemia, y segundo por el reducido número de festejos. Este año pasado se han perdido muchas ferias completas, pero también se han dado ferias en las que la corrida de rejones ha sido eliminada de los carteles. Es responsabilidad nuestra hacer que la gente vuelva a estos festejos y así las empresas volverán a programarlos y a convertirse en uno de los festejos más rentables para ellos como eran hace diez años.

(Guillermo Hermoso de Mendoza) Difícil por la situación sanitaria y económica. Yo el año pasado pude actuar en más de veinte festejos, pero pienso mucho en esos chavales que apenas se pudieron vestir de luces en alguna ocasión y me entristece su situación, porque los caballos comen todos los días, necesitan muchos cuidados y muchas atenciones. Como he dicho al principio, ojalá esto se arregle y volvamos a la normalidad de las ferias muy pronto.

 

Noticias Relacionadas

15
11
47%
Satisfacción
11%
Esperanza
5%
Bronca
11%
Tristeza
0%
Incertidumbre
23%
Indiferencia