inicio
El portugués hizo historia ayer al ser el primer rejoneador en cortar un rabo en la plaza de Las Ventas. Una tarde para el recuerdo de un Diego Ventura que rozó la gloria a lomos de una cuadra magistral
J.C.M - 10/06/2018
Raúl Valdivielso
Raúl Valdivielso
Noticias relacionadas

El 9 de junio de 2018 pasará a la historia como el día que un rejoneador, Diego Ventura, cortaba un rabo en la primera plaza del mundo, Las Ventas. Cuarto toro del mano a mano con Andy Cartagena, un ejemplar del hierro de Los Espartales, de nombre "Biemplantao", negro, 537 kilogramos, al que el portugués, garrocha en mano, dio la bienvenida camino a la gloria y a su decimosexta puerta grande en Madrid, quizá la más especial de todas "totalmente, tiene un sabor diferente, hacer historia en Madrid no está alcance de todos, fue una tarde mágica y redonda de principio a fin".

Cuarenta y seis desde de que Sebastián Palomo Linares cortara por última vez un rabo en la monumental madrileña, generaciones de profesionales y aficionados no habían visto semejante logro "alcanzarlo era un sueño desde pequeño, fíjate las figuras que pasaron en toda la historia y ser tú el primer rejoneador te hace sentirte inmensamente feliz". ¿Y después de poner patas arriba Madrid, ahora qué, Diego? "a seguir mi camino y si Dios quiere que me dejen ser feliz y poder entrar en las plazas donde no lo hago, que vosotros, la prensa y los profesionales valoréis eso". Una tarde triunfal que tiene unos necesarios protagonistas a los que Ventura no olvida "la cuadra estuvo enorme, pero Nazarí, Lío, Remate, Dólar y Fino, cumbre, estuvieron a un nivel increíble y eso es difícil de superar".

  Votar:  
Resultado: 2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos2,5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.