ZARAGOZA

Maestría de Ponce, despropósito de la Presidencia

Toros de Puerto San Lorenzo para Enrique Ponce, Diego Urdiales y Miguel Ángel Perera.

Plaza de toros de Zaragoza. Octava de Feria.  Toros de Puerto de San Lorenzo y 1° de Ventana del Puerto para Enrique Ponce, Diego Urdiales y Miguel Angel Perera. Rozando el lleno en tarde primaveral. Pesos de los toros: 598, 536, 624, 636, 605 y 589 kgs.

Al primero, que no parece tener mucha fuerza, lo lancea Ponce con suavidad. Dos por uno de Quinta en cada puyazo, empujando con clase el burel en el primero. El toro tiene nobleza y humilla aunque adolece de falta de fuerza. El típico toro que a Ponce le va como anillo al dedo, para torearlo suave y sin molestarle mucho. Rematando de una gran estocada, yendo a morir el animal al centro del anillo. Ovación con petición tras aviso.

Si el primero estaba justo de fuerza, el cuarto lo está más, a lo cual hay que sumar su condición de manso.  Y cuando todo parecía perdido sale el maestro que lleva Ponce y le hace embestir al del Puerto que solo buscaba una puerta abierta para irse. Faena memorable llena de conocimiento y sabiduria, historica en la Misericordia que remata de trasera y tendida. Oreja con fuerte petición de la segunda. Pitos al palco.

A la verónica recibe Urdiales al segundo que también empuja lo suyo en el jaco de Óscar Bernal para llegar a la muleta con opciones de dar juego, armando el riojano una faena mas por la derecha que por el otro pitón, por donde tenia tendencia a meterse por los adentros. Un pinchazo al encuentro y una entera ponen punto y final a la actuación. Ovación tras aviso.

El quinto abre la boca antes de entrar al caballo y mansea claramente en los primeros tercios por lo que Urdiales no le obliga en los primeros compases con la virtud de no dejarse tocar las telas, lo que hace que el de Fraile se trague unos cuantos muletazos en el centro del anillo muy efectivos. Faena de torero en sazon para aficionados de mas de treinta corridas al año que finaliza de casi entera despues de un pinchazo. Ovación tras aviso.

Perera tiene que resarcirse de la tarde de ayer donde no lo vio claro, aunque no se si este tercero se lo va a poner fácil por su falta de fuerza ya que no pasa el fielato del caballo y el publico pide su devolución. En la muleta de Perera el toro no tiene vida y la faena no matiza los colores, con un torero correcto que lo intenta ante un astado que ya ve la luz del tunel. Al final la feana se alarga y se epiloga con bernadinas ajustadas antes de pinchar y enterrar una casi entera atravesada que necesita varios descabellos. Silencio tras aviso.

Al sexto apenas se le da en el caballo y tras colocar las banderillas se desmonteran Ambel y Tirado. Estático en el centro del redondel inicia su faena Perera, con pases cambiados por la espalda. Después la tanda por la diestra es extraordinaria. El toro embiste por derecho y Perera exhibe su receta de temple y mano baja, con naturales largos y rematados atras. Media estocada de efecto rápido. Oreja.

 

Ficha del festejo:

Enrique Ponce, ovación tras petición y aviso y oreja con fuerte petición tras aviso con pitos al palco

Diego Urdiales, ovación tras aviso en su lote

Miguel Ángel Perera, silencio tras aviso y oreja

 

FOTOGALERÍA

 



5
3
16%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias