CIUDAD REAL

La raza de un guerrero llamado Aníbal y la templanza de Manzanares abren la puerta grande

Anibal con cuatro orejas y Manzanares con tres, pusieron el cierre a la feria de Ciudad Real; Morante ovacionado en su segundo
domingo, 19 de agosto de 2018 18:06

Hoy ha habido un protagonista indiscutible y era Aníbal Ruiz, reaparecía por un día en el XX aniversario de su alternativa y en su plaza talismán. De nuevo ha vuelto a sentirse arropado por su gente. Aunque Aníbal fuera de actor principal había dos más para compartir guión, aunque tan sólo Manzanares se ha puesto a hablarle de tú a Aníbal con su capote y muleta. Morante, se ha quedado en actor secundario puesto que sus toros no le han dejado ser de protagonista.

Tarde especial sin duda para el diestro de Alcázar de San Juan, un sueño volver a su plaza, esa que tanto le ha dado y que nuevamente ha estado arropándolo, sintiendo todo lo que ha hecho y esperándolo. La fecha lo merecía, veinte años como matador de toros merecían este homenaje, desde por la mañana no han cesado, con un azulejo que ha descubierto en la puerta principal que le ha otorgado la Federación Taurina Manchega junto al Ayuntamiento de la ciudad y una placa su peña taurina. No sólo eso que también tras el paseíllo el alcalde de Malagón e Imás Tv se han querido unir a rendirle un homenaje con una placa.

Aunque al principio su primero no ha terminado de adaptarse a su capote. Sin embargo ha realizado un quite a la verónica de buen nivel. Con gusto ha comenzado la faena sacándoselo a los medios, genuflexo y muy torero. Lo mejor de la faena ha llegado cuando se ha echado la muleta a la mano izquierda. Al natural se ha sentido y ha hecho que la afición lo sienta, que aunque lleve años retirado, en ningún momento ha olvidado cómo se cuaja un toro. Cierra la faena con trincheras y estocada algo caída. Dos orejas.

Otras dos ha cortado en su segundo, dos orejas ganadas a ley por su raza y su honradez. Con muchas ganas ha salido a saludar a su enemigo. La fatalidad ha llegado cuando galleaba por chicuelinas, en la segunda, el toro se le ha venido encima sin dejarle espacio y lo ha derribado, en el suelo ha sido presa fácil, aunque afortunadamente no lo ha calado. Tras reponerse de la falta de aire, puesto que aparte del golpe en el pecho, la nariz le sangraba ha salido a enfrentarse a su enemigo con mucha raza. La raza y el pundonor que siempre han caracterizado a Aníbal Ruiz. De nuevo la honradez torera de este matador que dejó varias tandas meritorias. Mató de media estocada que fue suficiente para cortar dos orejas de ley.

Verónicas de ensueño con una larga ha sido como ha recibido Manzanares a su primero. Al principio el burel no quería saber nada del diestro alicantino, pero cuando lo ha fijado ha lanceado a compás. En banderillas se desmontera Rafael Rosa. En la faena muleteril ha dado un recital de buen toreo, gustándose y gustando. Mucha torería es la que derrocha Manzanares junto con el temple que atesora hacen que las faenas rocen otra dimensión. Pinchazo recibiendo y estocada recibiendo, dos orejas.

En el que cerraba plaza, tan sólo ha cortado una oreja, no porque su labor no hubiera estado bien, sino porque con la espada no consiguió la estocada para conseguir la segunda. De nuevo con el capote saludó con un ramillete de verónicas de gran belleza. Su toreo al natural en dos tandas llenas de hondura y profundidad pusieron a los tendidos de acuerdo. Lo malo es que pinchó y dejó media estocada. En esta ocasión fue Jesús Miguel González quién se desmonteró.

Morante se fue a pie de Ciudad Real. Ante un flojo primero poco pudo hacer el de la Puebla, pero no sólo estaba la flojedad del toro, sino que el aire tampoco le dejó. Tuvo que buscar los terrenos más propicios para conseguir alguna tanda, que pronto pondría fin a su faena con dos pinchazos y una estocada caída. El toro fue pitado en el arrastre y la labor de Morante silenciada.

Con el cuarto tampoco se pudo ver mucho a Morante, tan sólo su toreo de capa. Con la muleta tan sólo una tanda por la derecha. Pinchazo y estocada. No tuvo suerte con su lote puesto que ninguno le embistió para que Morante derramara el aroma en el coso de Ciudad Real. Pinchazo y estoca. Ovación.

 

Ficha técnica

Con tres cuartos de entrada se han lidiado toros de Daniel Ruiz de juego desigual, mejores segundo y tercero.

Morante de la Puebla, silencio y ovación.

Aníbal Ruiz, dos orejas y dos orejas

 

FOTOGALERÍA

José María Manzanares, dos orejas y oreja.

3
8
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
50%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios