MADRID

A la sexta fue la vencida

Pablo Aguado tras una temporada escasa de oportunidades corta una oreja de peso. Gran faena de Talavante en el segundo, Fortes resultó cogido en el sexto fracturándose el peroné de su pierna derecha
viernes, 28 de septiembre de 2018 18:01
viernes, 28 de septiembre de 2018 18:01

Primer festejo de la renovada feria de Otoño 2018, que los designios de la Diosa Fortuna quiso que Talavante, Fortes y Pablo Aguado que confirmaba alternativa, en sustitución de Ureña, lidiaran la corrida de uno de los grandes, Victoriano del Río. Buena entrada, casi lleno, en tarde agradable, que consagra la lucha y la persistencia de un torero, el sevillano Aguado, que cortó una oreja en el sexto. Excelente Talavante en el segundo, al que pudo cortar una oreja de no haber fallado con la suerte suprema. Un Talavante premiado tras romper el paseíllo por un público que agradece su presencia en las duras y en las maduras, su compromiso allá donde las figuras no pisan. Le ha costado caro este año pero al menos hoy tuvo el reconocimiento de la Monumental madrileña.

Pablo Aguado confirmó tras su paso por Sevilla, Baeza, Sabiote, Bayona y Utrera. No ha sonado en exceso el teléfono este año para un diestro que acaba de cumplir su primer año como matador profesional. Ha entrado a última hora en la feria de Otoño, cortando una oreja al toro más áspero del cartel. Con su forma clásica de torear, sin adornos vacíos, leyó a la perfección a un animal que invitaba al desánimo. Midió, templó y suavizó, todo con inteligencia. Multipliquen todo ellos por las pocas tardes donde ha toreado este año y valorarán el mérito de lo conseguido. Será un punto de inflexión en su prometedora carrera.

En el segundo Talavante lo hizo todo bien salvo el uso de la tizona lo que le costó el trofeo. Sorprendió el de Victoriano del Río, con movilidad y cadencia en la muleta tras el pobre presagio de inicio en el capote y el caballo. Se gustó el extremeño y el tendido entendió la faena, plena de sabiduría y oficio, solo al alcance de un torero maduro y de Madrid; acabó Alejandro tirando de cierta arrogancia torera mirando desafiante al tendido en las tandas finales. Tras el bajonazo del invalido cuarto al que palco negó mejor destino en los corrales, le espera con ansia el público el próximo viernes en la de Adolfo Martín.

Con Fortes siempre sucede lo mismo, se queda uno con la sensación de estar ante un torero que puede y debe dar más de sí y con el miedo de que en cualquier momento algo le sucederá, y así fue. Tras una lidia del tercero, en la que sí pero no, difícil en el manejo el de Victoriano del Río y poco hábil el malagueño, en el quinto bis, ejemplar de Conde de Mayalde, tosco, perezoso y adormilado, Fortes resultó cogido al entrar a matar por tercera vez, en unos segundos interminables que hicieron temer lo peor. Trasladado al hospital tras el paso por la enfermería de la plaza, sin herida de asta de toro, pero con la pierna derecha bastante maltrecha. Todo sigue igual por desgracia para él. Fractura del peroné derecho de la que será intervenido en los próximos días.

 

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Las Ventas.- Primera de la feria de Otoño. Toros de Victoriano del Río para Alejandro Talavante, Fortes y Pablo Aguado en sustitución de Paco Ureña. Al finalizar el paseíllo Talavante recogió una sentida ovación del público.

Alejandro Talavante, ovación tras aviso  y silencio con pitos al toro en el arrastre

Fortes, silencio y prendido

Pablo Aguado, saluda ovación desde el tercio y oreja

 

FOTOGALERÍA

DETALLES 

SECUENCIA DE LA COGIDA 

 

 

TORO A TORO

 

Inició Pablo Aguado la tarde de su confirmación de alternativa con temple en el manejo del capote trenzando una serie de verónicas, sobrias y bien rematadas con una media. Pasó el de Toros de Cortés, de nombre Bolero, por el tercio de varas con seriedad, preludio del duelo de quites entre Talavante, por chiuelinas, algo enganchadas y el sevillano, más lucido por delantales. Tras brindar Aguado al cielo en homenaje a su fallecido padre, en la muleta el animal se mostró corto de fuerzas aunque con movilidad y fijeza lo que permitió de inicio a Pablo Aguado ligar un par de buenas primeras tandas por le pintón derecho. Algo protestón tras el tercer o cuarto muletazo tendió a mostrarse rebrincón afeando la lidia. Se vino abajo de inmediato tras un intento al natural del diestro sevillano. Acortó la faena con una estocada trasera y tendida. Actuación muy digna, excelente disposición premiada con una merecida ovación.

El sexto, el más pesado de la tarde, Corchero, lo templó el sevillano con una ligada tanda de verónicas en ocasiones con la rodilla doblada. Buen primer puyazo en el caballo, parando el brío del animal. A la defensiva por alto, Pablo Aguado consiguió centrarle y  fue sacándole tandas meritorias por ambos pitones especialmente al natural. Con delicadeza en los trazos, por bajo, dándole distancia, le arrebató la aspereza metiendo de lleno a la gente en la faena tras la bajada de tensión por la cogida de Fortes. Acabó dando muletazos mirando al tendido. Estocada algo tendida. Oreja de peso.

Talavante recibió a su primero, Jaceno, de escasa transmisión y menos brío de inicio, con una tanda de fáciles por meritorias verónicas abrochadas con una media. Tras el paso por el tercio de varas del de Victoriano del Río, sin pena ni gloria, Fortes entró al quite con una serie de ajustadas chicuelinas. Inició faena al natural en los medios, con su clásico cartucho de pescado, entre los oles del público que se metió de lleno en la faena. El animal sorprendentemente se vino arriba, con mucha movilidad y ritmo aunque algo falto de transmisión en la embestida. Importantes series por el derecho, rematando mirando al tendido, toreó con personalidad y entrega, tirando de las embestidas de animal, no dejando decaer el ritmo, componiendo una faena de gran mérito y mucha profesionalidad para deleite de los tendidos. Le dio muerte con un certero estoconazo en lo alto tras un primer pinchazo. Escuchó un aviso al tiempo que el animal caía sobre el albero. Saluda cerrada ovación desde el tercio.

El cuarto, Ebanista, algo más vasto se mostró perezoso en el capote impidiendo el lucimiento del extremeño. Protestó el público por la escasa fuerza del de Toros de Cortés que muestra en el paso por el tercio de varas. En la muleta pierde las manos de inicio pese a la suavidad de Talavante en el manejo del animal. Arreciaron las protestas del respetable al palco por no haber sacado el pañuelo verde, mientras Alejandro mantuvo el tipo con sumo respeto al inválido astado que únicamente mostró voluntad. Abrevió el diestro pinchando dos veces. Silencio.

El tercero, Frenoso, fino, similar en constitución al segundo, no permitió a Fortes lucirse con el capote en el que se mostró suelto. Peleón en el primer puyazo en el caballo, hizo el quite Pablo Aguado por verónicas rematadas con una bella media. Brindó el toro a Ureña ante los micrófonos de Toros, un animal que se comportó de forma irregular en la muleta pese a los esfuerzos del malagueño por meter al público en la lidia, tras un comienzo prometedor por estatuarios. Se vino a menos de inmediato el de Victoriano del Río, alternando tandas Fortes de distinto signo lo que enfrió considerablemente el ambiente. Cerró con una estocada caída, teniendo que descabellar tras escuchar un aviso. Silencio.

En el quinto, de nombre Lastimado, el menos vistoso de la tarde, buscó tablas en el capote alejándose del recibo capotero de Fortes. Pasó por el tercio de varas sin pena ni gloria sin estar fijado a medida que el público comenzó a calentarse de nuevo tras lo vivido con el cuarto toro a lo que reaccionó Don Justo Polo asomando al fin el pañuelo verde. Salió el primer sobrero, de Conde de Mayalde, Estafador, un animal bien rematado, serio, se quedó corto en los capotazos de inicio. Adormido en el caballo, sin recorrido, entró Aguado al quite con ese tinte de clasicismo que le acompaña en sus formas. Lo llevó Fortes a los medios con temple, por bajo, animal noble que humillaba pero de movimientos al ralentí y tosco. Le apretó por el pitón izquierdo, sin obligarle, fue imposible sacar nada en claro. Pinchó dos veces resultando cogido en el tercer intento siendo trasladado a la enfermería herido en la pierna derecha.

 

 

Parte médico de Fortes

 

 



0%
Satisfacción
66%
Esperanza
0%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios