LAS VENTAS

Puerta grande descafeinada para Ferrera

Toros de distintas ganaderías para la gesta de Antonio Ferrera
sábado, 5 de octubre de 2019 · 18:08

Gran dimensión de torero de Antonio Ferrera en Las Ventas. Tarde llena de torería, de detalles, de emociones. Estuvo cumbre en casi toda la tarde. Tenía abierta la Puerta Grande de par en par, pero falló con los aceros. Aún así, Madrid, incomprensiblemente se la abrió. 

Empezaba la tarde con mucha incertidumbre. Desde el inicio, Antonio Ferrera estuvo entregado, haciendo ver al publicó que venía a darle todo, a entregarse y así fue. Dejó clara sus intenciones, donde solo estuvo por debajo del toro de Adolfo Martín. 

Realizó todos los quites posibles, estuvo muy variado con el capote y nos regaló algunos muletazos de escándalo. 

Cortó el primer apéndice en el quinto, que si hubiera estado más acertado con los aceros, lo hubiera cortado antes. Estuvo firme y con torería en él, pero no terminó de enganchar en los tendidos. Madrid estuvo generosa y le premió con una oreja. A mi entender, por el cómputo de la tarde, y no por lo realizado en el ruedo. 

Lo mejor de la tarde llegó con el último de Victoriano. Un toro que en la muleta le formó Antonio Ferrera un auténtico lío. Antes, había puesto un gran par al quiebro en la misma cara. Volviendo a la faena bordó el toreo, con un cambio de mano que me levantó sin darme cuenta del asiento. A partir de ahí, difícil explicar lo que se vivió y se sintió en la plaza. Entonces, volvió el lastre de casi toda la tarde, la espada. Tenía dos orejas cortadas de ley, porque estuvo tremendo, pero dejó media. Tras utilizar dos veces el descabello, Madrid, incomprensiblemente pidió con muchísima fuerza él trofeo. Con una vuelta al ruedo hubiera sido más que suficiente. 

La locura estaba desatada, y Madrid no supo controlarse. Una pena, porque con la gran dimensión de Ferrera en la tarde, el público se encarga de emborronarlo. 

El único pero que se le puede poner al diestro, fue que no le dió la oportunidad de realizar algún quite a los subalternos.

Plaza de toros de Las Ventas.- Feria de Otoño. Gesta de Antonio Ferrera que lidiarán en solitario toros de distintas ganaderías: Núñez de Cuvillo, Alcurrucén, Adolfo Martín, Parladé/Juan Pedro Domecq, Victoriano del Río/Toros de Cortés y Garcigrande/Domingo Hernández

Ficha del festejo:

Antonio Ferrera, silencio con pitos al toro en el arrastre, saludos desde el callejón con aplausos al toro, silencio con leves pitos al toro, saluda ovación, oreja protestada con ovación al toro en el arrastre y oreja con gran ovación con arrastre lento al toro.

 

 

TORO A TORO

Tarde soleada en Las Ventas, con más de tres cuartos de entrada. Suenan clarines y timbales para anunciar el inicio de la gesta de Antonio Ferrera. En el ambiente se nota que es una tarde con cierto punto de incertidumbre. El público reconoce al diestro y le obliga a saludar una ovación al termino del paseíllo. 

No me gustaría dejarme en el olvido, a los otros dos toreros que se han enfundado el traje de luces y que en el día de hoy están anunciados como sobresalientes: Álvaro de la Calle y Jeremy Banti. Y desde aquí, desearle una pronta recuperación al maestro "Chapurra", que debido a una lesión no ha podido realizar el paseíllo tal y como estaba anunciado.

Sale el primero de la tarde con el hierro de Alcurrucén, "Antequerano", muy serio por delante, pero le falta algo de remate. Lo recibió con mucho gusto y torería. Del mismo modo lo acercó al caballo, recordando tiempos antiguos del toreo. El mismo matador le indicó al varilarguero Carlos Prieto que se mueva a los tendidos del 6, donde el toro marca las querencias. Se le notó muy metido en la tarde. Unas chicuelinas acompañadas y de nuevo indica al picador que se mueva a favor del toro a los terrenos del 5, en este caso, se precipitó en mandar el cambio de terrenos. Dos puyazos midiendo el castigo con el toro soltando la cara. En banderillas el toro espera muchísimo y pone en complicaciones la ejecución del tercio. Inicio de la faena en los mismos medios, donde el toro pierde las manos, mostrando su falta de fuerzas. Le cambia los terrenos, en esta ocasión en los bajos del 4 donde el toro alcanza la muleta de Antonio Ferrera y le hace perderla. Cambia al natural y estuvo a punto de ser prendido. Se marcha a por la espada y deja media estocada, que es suficiente para que el toro caiga. Pitos al toro y silencio para el matador.

Más alto y largo el segundo, en este caso con el hierro de Parladé, "Leguyelo"; que en este caso no permitió ver el capote del diestro de Buñola. Manuel Cid recetó un primer puyazo donde el toro se dejó un poco trasero, mucho mejor el segundo, delantero. Ferrera no desaprovecha la oportunidad y saca al toro del caballo con un quite variado que arranca una gran ovación. Buen par de José Antonio Carretero. Comienzo a dos manos por alto, seguido de dos trincheras de bandera. Le da tiempo, y el toro responde bien, y el matador a la altura. De nuevo, le deja respirar, porque sabe perfectamente que puede aprovechar sus embestidas si el toro aguanta. En esta ocasión, bajo un punto de intensidad la faena, tras aguantar una parada del toro y una mirada a escasos centímetros. Por el izquierdo, mejor ajustado y con mayor acople. Se desprende de la ayuda y metido entre los pitones deja unos muletazos de escándalo donde parte del público se levanta de sus asientos. Falló con la espada en sus dos primeros intentos y perdió el posible premio; entera tendida y algo suelta. Se precipitó con el uso del descabello que no era necesario. Aplausos para el toro y saludó desde el callejón Antonio Ferrera.

Más bajo "Sevillano" de Adolfo Martín. De nuevo entiende bien lo que necesita este encaste y mece las manos en el capote y lo anda para atrás, aunque no pudo rematar el recibo capotero. Primer encuentro con Antonio Prieto, que también midió el castigo pero que lo cogió en buen sitio. En el segundo puyazo movió bien el caballo aunque esta vez cayó algo más trasera la puya. Aún así buen tercio de varas. Hay salto de la garrocha, que aunque costó finalmente se ejecutó. ¡Vaya aprobación de Fernando Sánchez. Llamando la atención del toro, que estaba prácticamente cerrado, y clavó en la cara. El público puesto en pie que le obliga a desmonterarse. El toro rompe la muleta en el inicio y el diestro pide una que pese poco. Es reservón, se piensa cada embestida y se queda corto, pero aún así humilla. Antonio está en su sitio y termina macheteando. De nuevo pincha la faena, para después terminar con una estocada dos dedos trasera que deja al toro sin puntilla. Leves pitos para el toro y silencio para el torero.

Vuelve a altura un toro de encaste Domecq, bajo el nombre de "Amante" de la ganadería de Victoriano del Río. El primero de los dos astados que saldrán con este hierro, ya que el de Nuñez del Cuvillo no ha pasado el reconocimiento. Poco mostró de salida. En el caballo derribó a Pedro Prieto tras un puyazo trasero. Mucho mejor colocada la segunda vara, aunque el castigo recibido fue mínimo. De nuevo quite de Ferrera sacando al toro del caballo. Poco lucimiento en banderillas. A los medios se marcha Antonio Ferrera y el toro se viene pero no dejó nada destacable el diestro. Segunda tanda, donde le bajó más la mano el toro respondió mejor. A continuación, otra tanda con la mano diestra sin terminar de calar en el tendido con algún que otro enganchón. De nuevo tira el estoque simulado, y con la mano, aún, derecha consigue algún muletazo decente. Sigue, y deja los mejores momentos al natural de la tarde. En la siguiente bajó de nuevo la intensidad de la faena por algún que otro enganchón. Remató la faena con un pase por bajo mirando al tendido que volvió a enganchar a la gente. Al igual que en San Isidro, citó de lejos al toro en la suerte suprema, prácticamente en los mismos terrenos que aquellos tarde pero con menos distancia. Estocada en buen sitio, levemente caída. Desacertado con el descabello y tras sonar el primer aviso acierta con él. Ovación para el toro y para Ferrera, en reconocimiento a la tarde que está realizando, que si no fuera por el fallo con los aceros, podría llevar algún apéndice en su poder. Sale a saludar una cariñosa ovación.

Muy abierto de pitones el de Domingo Hernández, largo, pero el más estrecho de la corrida. Repitió en el capote aunque parece algo gusto de fuerzas. Mínimo castigo en el caballo, mientras que Ferrera saca al toro con el capote en la espada, haciendo lo que de verdad se denomina quite "sacar al toro del caballo". Buen par el último de José Chacón que coge rápidamente el capote y encierra el toro a una sola mano desde el tendido 9 al 7. Empieza sentado en el estribo, y poco a poco lo saca hasta la segunda raya aunque pierde las manos. En la segunda tanda, deja un cambio de mano al natural enroscado bellísimo. Un auténtico cartel de toros. Poca emoción de momento por el de Domingo Hernández. La siguiente tanda la mejor, con muletazos largo. En la última, bajo un punto debido a lo poco que decía la embestida del toro. Estocada entera y el toro cae rodado. Se vislumbran los primeros pañuelos de la tarde. Oreja concedida y protestada por varios sectores de la plaza. Ovación para el toro.

Alto y largo el último toro de Victoriano. Se fue a recibirlo a la puerta de chiqueros. Recibo capotero muy variado. Bien cogido, en buen sitio, delantero por José María González. En el segundo se resbaló la puya. La gente le pide a Antonio Ferrera que ponga las banderillas, pero esto no ocurre. De nuevo, destacó Fernando Sanchez. Y coge un par Ferrera y pide permiso que le es concedido. Par al quiebro, en tablas, espectacular, clavando en la cara. La plaza en pie. Comienzo de faena de rodillas en la segunda raya, toreando. Luego se destaca la locura en los tendidos con un cambio de mano eterno. Faena cargada de torería que enloquece a los tendidos. Rafaelillo, que está en los tendidos, no cabe en el pecho. Al igual que muchos aficionados. Está la plaza como un manicomio. Difícil describir lo que de está viviendo en estos momentos en la plaza. Se marcha a por la espada. Media en buen sitio. Se le esfuma el doble trofeo que tenía cortado. A la segunda, acertó con el descabello. Aún así, hay petición de trofeo muy mayoritaria. Oreja concedida aunque costó sacar el pañuelo. Gran ovación con arrastre lento al toro.

Fotos: Muriel Feiner

 

 

9
7
42%
Satisfacción
28%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
28%
Indiferencia

Otras Noticias