ZARAGOZA

Solitaria oreja para Tomás Rufo en la cuarta de feria

Novillos de Zacarías Moreno para Tomás Rufo, Fernando Plaza y Alejandro Mora.
martes, 08 de octubre de 2019 17:34

Cuarta del abono pilarista. Novillos de Zacarias Moreno para Tomás Rufo, Fernando Plaza y Alejandro Mora. Tarde soleada y un tercio del aforo cubierto.

En el primero, ofensivo por delante, se luce Plaza en un quite por gaoneras y le replica Tomás Rufo lavándole la cara al astado que en la franela es una máquina en los primeros compases, lo que permite intuir en el novillero cabeza y buen concepto en tandas bien armadas que van a menos según se acaba el novillo hasta rematar con las bernadinas de clausura. Estocada entera. Oreja.

Al segundo le receta dos buenos puyazos Alberto Sandoval, sobre todo el segundo y tras banderillear se desmontera Sergio Aguilar. Muleta en mano Fernando Plaza pone de manifiesto que tiene valor y que conoce el oficio pero el utrero, que no embiste mal, dura muy poco y lo que se le hace apenas transmite. Culmina faena rodilla en tierra debiendo usar el estoque de cruceta tras media poco efectiva. Ovación.

El tercero se devuelve por descordarse mientras era toreado de capote y corre turno saliendo el que tenía que ser sexto, con el que Alejandro Mora se estira a la verónica, si bien es cierto que tras recibir dos puyazos el animal acusa el castigo y se defiende pegando tornillazos y revolviéndose en un palmo de terreno en la muleta de Mora que unicamente puede justificarse sin perder las composturas. Ovación.

Ante el cuarto, que tiene clase, Tomás Rufo está exigente y dominador, bajando mucho la mano, respondiendo el de Zacarias haciendo surcos en el albero. Algún muletazo sale bueno pero baja la intensidad con la muleta en la izquierda. A partir de ahí acorta cercanías el toledano antes de montar la espada clavando media muy trasera con descabello posterior. Vuelta tras aviso.

Al quinto tampoco le sobran las fuerzas y aunque Plaza pone todo de su parte, la falta de emoción conduce al tedio, pues pases y mas pases lo único que ponen sobre el albero son las ganas de justificarse del novillero sabiendo que de la fuente seca no sale el agua. Mal con la espada es avisado. Silencio.

El sexto, aunque no derrocha casta, le permite componer la figura  a Mora en los primeros compases pues tiene clase y humilla, hasta que dos desarmes echan por tierra las ilusiones, debiendo montar la espada el novillero sin que hubiera suerte con el acero quedando todo en silencio.

Ficha del festejo:

Tomás Rufo, oreja y vuelta tras aviso

Fernando Plaza, ovación tras aviso y silencio

Alejandro Mora, ovación y silencio

Fotos: Joël Buravand

 

8
13
23%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
76%
Indiferencia

Otras Noticias