CRÓNICAS - 1ª DE FALLAS

La épica de Octavio Chacón

Victorino lidió una corrida correosa con un par de ejemplares que dieron opciones intermitentes. Sólo Octavio Chacón tocó pelo después de recibir una cornada y tras una faena de arrestos. Valor y recursos de Rafaelillo, y buenas formas y gusto de Varea
domingo, 10 de marzo de 2019 17:00

Siempre se ha afirmado que los Victorinos no dejan indiferente a nadie. Y la afirmación volvió a cumplirse en la primera del abono de Fallas. No saltó a la arena ningún ejemplar extraordinario que permitiese el toreo ligado y profundo. Quizá el lote de Varea se dejó hacer por momentos, pero no de forman definitiva y rotunda. Lo que quedó claro una vez más, es que lo que se le hace a un Victorino adquiere un mérito y un valor especial. Que se lo pregunten si no a Octavio Chacón, que protagonizó una lidia épica y emocionante ante el primero de su lote, que le había corneado en un testículo mediada su labor, y que salió de la enfermería para enfrentarse con gallardía al que cerraba festejo.

El que le hirió era un astado vareado y avacado, sin la entidad que merecía una plaza de primera. Sin embargo el peligro siempre está presente, y más en este caso, con un animal astifino que se revolvía con presteza desde el primer momento. Apenas sin avisar por segunda vez, el Victorino alcanzó en un derrote por el pitón izquierdo a Octavio Chacón, que quedó prendido por el muslo durante unos segundos que se hicieron interminables. A pesar de que la cornada era evidente y la mancha de sangre aumentaba en el interior de sus muslos, el gaditano permaneció sobre el albero para plantarle cara a su adversario con gallardía. Lidia épica, de torero bizarro, jugándosela de nuevo en cada envite. Emoción rematada de excelente estocada y oreja de mérito para el valiente que se llevó a la enfermería.

Salió Chacón para lidiar al que cerraba festejo, un toro nada fácil al que dio sitio y tiempo, al que fue convenciendo para que siguiese su franela  en una primera fase de faena ligada en redondo que no pudo tener continuidad con la zocata porque por ese lado el animal no obedeció el viaje del engaño. No estuvo afortunado Octavio con el estoque en este caso.

Tuvo gusto y ritmo el inicio de la faena de Rafaelillo al que abría la tarde, incluso cierta profundidad toreando al natural, pero se apagó pronto el Victorino y el torero murciano se echó la muleta a la mano derecha, por donde el animal pasaba pensándoselo mucho y acortando su viaje. Así, la faena no pudo tomar vuelo.

El cuarto puso a prueba la capacidad de Rafaelillo. Toro correoso que se revolvía a medio viaje buscando el cuerpo del torero pero que no logró su objetivo gracias a los recursos de un valiente que le plantó cara de tú a tú y que, finalmente, se demoró con los aceros.

El tercero de la tarde pareció mejor en las manos de Varea, que no le dudó y le consintió mucho para desengañarlo y conseguir que siguiese las telas con mayor claridad de la que en principio podía suponerse, sobre todo por el pitón derecho. Hubo muletazos de gran empaque y notoria profundidad, siempre bajo el común denominador de la seguridad, y aunque el animal no consintió una faena compacta, sí que sirvió para vislumbrar una nueva dimensión de Varea, que remató de estocada caída su labor.

Metía la cara abajo y seguía los engaños empleándose en quinto, que estoqueó Varea dando tiempo a que Chacón saliese de la enfermería. El de Castellón le dio la distancia que pedía el astado para firmar varias tandas en redondo templadas y ligadas que tuvieron conexión. Pero su quehacer bajó enteros al natural. Por ese pitón el Victorino no pasaba y puso en aprietos al castellonense que, tras volver a la diestra, punchó de forma reiterada con el estoque.

 

 

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Valencia.- 10 de marzo de 2019, Valencia. 1ª de abono de la feria de Fallas. Toros de Victorino Martín bien presentados salvo el 2º, y correosos en líneas generales. 

Rafaelillo, saluda ovación tras aviso y saluda ovación

Octavio Chacón, oreja y saluda ovación

Varea, saluda ovación tras aviso y saluda ovación

 

Incidencias: Según ha informado a las cámara de Movistar Plus, el Dr. Zaragoza, cirujano jefe de la Plaza de Toros de Valencia, el diestro presenta "una herida escrotal de unos cinco centímetros que no perfora testículo, y un varetazo en la fosa iliaca derecha que nos obliga evaluarlo después de lidiar al sexto para ver que esté todo en orden’.

‘Lo de salir ha sido una decisión del torero. Lo mas sencillo era habérselo impedido, pero la opinión del torero cuenta. Las constantes vitales son normales, pero para asegurar todo es importante que nos lo llevemos al final de la corrida para asegurarnos de que el varetazo en el abdomen no tenga otra relevancia’.

 

FOTOGALERÍA DEL FESTEJO

 

COGIDA DE OCTAVIO CHACÓN

 

TORO A TORO

1º.- Toro de Victorino bien presentado pero con las fuerzas justas. Tras un inicio esperanzador de Rafaelillo al natural, el animal se apagó y recortó el viaje por el pitón derecho, imposibilitando que la faena del torero murciano tomase vuelo. 

2º.- Se quedó muy corto buscando el cuerpo el segundo de Victorino, un animal vareado pero astifino que alcanzó a Octavio Chacón en un derrote por el pitón izquierdo. A pesar de que la cornada era evidente y la mancha de sangre fue en aumento, el gaditano permaneció en el ruedo para plantarle cara con gallardía. Lidia emotiva de torero valiente rematada de excelente estocada.

3º.- Pareció mejor el Victorino en las manos de Varea, que no le dudó y que le consintió mucho, sobre todo por el pitón derecho, lo que acabó provocando que las embestidas fuesen más largas y claras de lo que podía pensarse en principio. Faena de buen gusto y trazo largo rematada de estocada baja. 

4º.- Toro encastado que se revolvía con presteza a medio muletazo buscando el cuerpo de Rafaelillo, que le plantó cara con valentía y recursos en una faena vibrante rematada mal con los aceros. 

5º.- Corre turno al continuar Octavio Chacón en la enfermería. Tras un inicio esperanzador, en el que Varea firmó varias series en redondo de indudable profundidad y ligazón, la faena decayó al natural, por donde al animal le costaba seguir los engaños. Además Varea pinchó de forma reiterada.

6º.- Toro correoso que se dejó torear en redondo en la primera fase de faena, pero que no se dejó dar un pase por el pitón izquierdo. Salió de la enfermaría Octavio Chacón para plantarle cara con arrojo, pero pinchó una faena emotiva y entregada.

 



50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios