FALLAS

El presidente divorcia a Castella y Horroroso

Se pidió el indulto para “Horroroso”, el quinto de la tarde, un bravo ejemplar de una deslucida corrida de Jandilla. Salió a hombros Castella que firmó una faena emocionante con ese toro. Urdiales y Cayetano no tuvieron opciones
domingo, 17 de marzo de 2019 · 17:33

Derribó por dos veces al picador el quinto de la tarde, y después quitó Castella por chicuelinas. Era el punto de inflexión de una corrida que estaba siendo digna de olvido. El inicio de faena, con el cambiado por la espalda en el centro del ruedo, devolvía a Castella su identidad, perdida hasta ese momento, y el circular con el que remataba esa primera tanda descubría la excelencia de “Horroroso”, que así se llamaba el encastado ejemplar de Jandilla. Surgieron a continuación un par de series de extrema conjunción. Embestida cosida a la franela y el astado yendo hasta el final queriendo comérsela. Emoción de verdad. Y el toro que continuaba fijo en el engaño, arrancándose con prontitud, profundizando entregado su viaje, siempre por abajo, siempre a más. Faltó entonces un ápice de limpieza en el toreo de Castella, lo que solucionó en tres tandas finales de extraordinario temple con el toro embistiendo absorto, empelándose de verdad. La plaza se vino abajo en ese momento pidiendo el indulto del bravo, pero Francisco Peris, el presidente, ordenó su muerte. Habrá que preguntarle a él por qué decidió que “Horroroso” no siguiera viviendo como semental. Que escarbara en algún momento no parece suficiente razón para privar al campo bravo de sus virtudes.

Antes Castella se las había visto con un ejemplar que no acabó de definirse en los primeros tercios. Tras un inicio de faena con pases por alto de incesante repetición pareció que el astado podía romper a embestir con mayor claridad. Pero no fue así. El de Jandilla tuvo una embestida desigual que no dejó confiarse al diestro galo, que lo intentó primero citándolo a media distancia y finalmente en un arrimón que nunca tuvo eco en los tendidos.

Ocho derechazos, diez a lo sumo. Cuatro pinceladas, quizá cinco. No hubo más en la faena de Diego Urdiales al que abría plaza. El de Jandilla estaba en modo reposo, apagado, y así era imposible que sucediese algo intenso. Se echó la muleta a la mano izquierda y por ese pitón todavía era más quimérico que el animal embistiese. Al menos el riojano lo mató bien.

Peor fue lo del cuarto, que más que embestir simplemente pasaba, sin celo, sin entrega, sin clase, sin peligro aparente, que sí que lo tenía. Nada de nada. A éste Urdiales ni siquiera pudo matarlo bien.

Manseó de salida el tercero y embistió sin emplearse a la muleta de Cayetano, que intentó provocar con firmeza sus arrancadas sin conseguir que el astado fuese metido en su muleta con claridad.

Se echó de rodillas para abrir su labor de muleta al sexto, pero apenas tenía recorrido el Jandilla. Le citó entonces al hilo y con la tela retrasada, aunque no lo agradeció su antagonista que continuó protestando sin cesar.

 

 

Ficha del festejo:

17 de marzo de 2019, Valencia. 8ª de abono de la feria de Fallas. Tres cuartos de entrada. Toros de Jandilla de poco juego salvo el bravo 5º, de nombre “Horroroso”, nº 74, de 540 kilos, premiado con la vuelta al ruedo y para el que se pidió el indulto.

Diego Urdiales: saludos y silencio.

Sebastián Castella: silencio tras aviso y dos orejas tras dos avisos.

Cayetano: silencio en ambos.

 

Cuadrillas: Durante la lidia del segundo, el banderillero Gómez Pascual recibió una cornada tras realizar un quite a un compañero.

Parte médico: Cornada en la región paravertebral derecha a nivel de la L4-L5 que secciona piel en unos 7 centímetros. Penetra y contunde la vértebra y rompe la fascia lumbar y el músculo multifidus en una trayectoria de 3 cm y otra de 4 cm que disecan periostio vertebral y rompe fibras musculares. Respeta la médula espinal y no penetra en el retro peritoneo. Pronóstico reservado.

José Chacón y Fernando Pérez se desmonteraron tras banderillear al quinto.

 

FOTOGALERIA DEL FESTEJO

SECUENCIA DE LA COGIDA

 

TORO A TORO

Jandilla totalmente apagado que imposibilita que Diego Urdiales pase más allá de dar cuatro pinceladas toreando en redondo. Saludos.

Toro de embestida desigual que no deja que Castellla pueda confiarse en ningún momento. Lo intentó primero en la media distancia y finalmente en un arrimón que nunca llegó a tener calado en los tendidos. Silencio tras aviso.

Manseó de salida el tercer Jandilla, que nunca acabó de emplearse en la muleta de Cayetano. Lo intentó el torero provocándole con firmeza, pero el animal nunca fue metido en su muleta con claridad. Silencio

El cuarto más que embestir simplemente pasaba. No tenía ningún celo, ni entrega, ni clase. A este Urdiales ni siquera pudo matarlo bien. Silencio.

Se pidió justamente el indulto para el bravo "Horroroso", que embistió con prontitud, fijeza, repetición, entrega y transmisión a la muleta de Castella que lo entendió a la perfección y llevó a cabo una labor larga, ligada y de gran exigencia por ambos pitones. Labor emocionante que acabó por proporcionarle las dos orejas para él y la vuelta al ruedo para el astado. Dos orejas tras aviso con vuelta al ruedo al toro.

Toro de escaso recorrido y protestón. Le citó Cayetano al hilo y con la muleta retrasada para ayudarle a embestir, pero el animal continuó sus protestas sin cesar. Silencio. 

 



3
1
66%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
16%
Tristeza
0%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias