VALENCIA

Borja Collado suma y sigue

Puerta Grande para Borja Collado, mientras que Salenc y Marcos se marcharon de vacío a pesar de su predisposición. Se lidió un encierro de Montealto manejable en conjunto. Rafael Cañada sufrió una cornada en la zona lumbar mientras bregaba al cuarto
sábado, 11 de mayo de 2019 20:53
sábado, 11 de mayo de 2019 20:53

Como es tradicional, se celebró en Valencia una novillada en honor de la Virgen de los Desamparados en la que, en esta ocasión, estaban anunciados Adrien Salenc, Marcos y el triunfador de la feria de Fallas 2019, Borja Collado, que de nuevo firmó una actuación cargada de verdad y entrega que renovó las esperanzas que había levantado entre la afición en su anterior actuación en esta plaza. La mala noticia de la tarde fue la cornada que recibió Rafael Cañada mientras bregaba el cuarto de la tarde.

El primero del lote de Borja Collado remató de salida en un burladero y se partió un pitón, por lo que fue devuelto y se lidió el sobrero que, después de mansear en los primeros tercios, tuvo una embestida descompuesta y, por momentos, incierta, lo que no mermó la disposición del novillero valenciano, muy firme y seguro en todo momento a pesar de las violentas protestas del astado. Su excelente actitud y sorprendente mando tuvo premio después de matar al segundo encuentro echándose por derecho en ambas ocasiones.

El que cerraba festejo, de mejor condición, le dejó mostrar su buen concepto en un inicio de faena templado, ligado y de bella factura. Protestó pronto el de Montealto, que además recortó su viaje, lo que no impidió al de Torrent seguir mostrando su cara más estética sin perder autoridad. Volvió a entrar a matar con verdad y consiguió el apéndice que le daba derecho a salir a hombros. Sin duda su carrera suma y sigue después de su segundo paso por Valencia.

Se puso gazapón el que abrió plaza en una primera parte de faena en la que Adrien Salenc intentó imponer su autoridad para que parase de andar y obedeciese a los viajes que marcaba su muleta. Pero cuando el animal echó el freno, sus embestidas se produjeron sin demasiado recorrido y con poca clase, lo que impidió que la decidida labor del francés tomase el vuelo pretendido. Se echó a matar en rectitud y salió prendido en el encuentro, afortunadamente sin consecuencias, aunque la tardanza en caer del de Montealto provocó que la petición no alcanzase la intensidad suficiente.

El cuarto cogió a Rafael Cañada mientras bregaba en el tercio de banderillas y le levantó del suelo prendido por la zona lumbar. Una cogida muy dura y fea que puso el corazón en un puño a la plaza. A partir de ese momento el animal complicó visiblemente sus embestidas imposibilitando cualquier intento de lucimiento de Salenc, que antes se había lucido manejando el capote a la verónica con gusto y despaciosidad.

Faena larga la que llevó a cabo Marcos frente al primero de su lote, un buen ejemplar que mostró su calidad en varios pasajes por el pitón izquierdo. El novillero conquense se entendió con él sólo de forma intermitente y no llegó a conectar con fuerza con los tendidos salvo en momentos aislados.

Tampoco consiguió alcanzar altas cotas de intensidad frente al quinto, manejable pero sin demasiada fijeza. De nuevo Marcos firmó una labor extensa y cargada de buenas intenciones aunque sin repercusión.

 

Ficha del festejo:

11 de mayo de 2019, Valencia. Novillada con motivo de la festividad de la Virgen de los Desamparados. Un cuarto de entrada. Novillos de Montealto, el 3º lidiado como sobrero, desiguales de presentación y manejables en conjunto. Sobresalieron 2º y 6º. El 4º complicado.

Adrien Salenc: vuelta al ruedo tras petición y silencio.

Marcos: saludos tras aviso y silencio.

Borja Collado: oreja y oreja.

 

Cuadrillas: Rafael Cañada sufrió una cornada en la zona lumbar mientras bregaba al cuarto. Se desmonteró José Arévalo tras banderillear al sexto. 

“Herida por cuerno de toro en espalda a nivel de la L3, que interesa la piel, el tejido celular subcutáneo y la aponeurosis superficial, y musculatura paravertebral derecha y cuadrado lumbar del mismo lado, con tres trayectorias: una ascendente de unos 13 centímetros, otra vertical en profundidad de unos 12 centímetros, tactándose al fondo de la misma estructura ósea fracturada, que parece corresponder a la apófisis trasversa de la L3, y una tercera descendente de unos 8 centímetros.

Pronóstico grave. Pendiente de estudio radiológico y de evolución”. 

Dr. Zaragoza

 

Galería de fotos

1
2
0%
Satisfacción
66%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias