CÓRDOBA

Ferrera y Ginés Marín, oreja por coleta

Toros de Virgen María para Antonio Ferrera, Emilio de Justo y Ginés Marín
jueves, 30 de mayo de 2019 18:40

Antonio Ferrera y Ginés Marin pasean un trofeo por coleta en una tarde en la que apretó el calor y se enfrió la taquilla. Les acompañaba en la primera de abono de la feria de Córdoba Emilio de Justo, que venía de cortar una importante oreja en Madrid a un toro de Victorino, lidiándose toros de la Ganadería de Virgen María y Santa Ana (3º). El público sacó a los tres matadores a saludar tras romperse el paseíllo.

Recibió Antonio Ferrera al primero recogiéndolo en el capote con gran gusto por verónicas, delantales y rematando con media. El diestro mostró su tauromaquia variada y de técnica exquisita, dejando destacados derechazos y templados naturales. Al toro le faltó fuerza, y tras una estocada caída, Ferrera dio una vuelta al ruedo tras petición de la oreja.

En el segundo de la tarde Emilio de Justo se mostró muy voluntarioso, cruzándose al pitón contrario y dejando algunos muletazos con mucho temple. La corta embestida del toro y la falta de trasmisión impidió que el cacereño pudiera hacer más. Después de una estocada caída pero efectiva saludó desde el tercio.

De rodillas recibió al tercero Ginés Marín, el único del hierro de Santa Ana. Un buen tercio de banderillas propició que los subalternos acabaran desmontados recogiendo una gran ovación. Y de nuevo de rodillas recibió Marín al astado, dándole varios derechazos y rematando ya en pie con una trincherilla y un pase de pecho, que hizo las delicias del respetable. Estuvo muy variado con la muleta, exhibiendo un toreo de mano baja. Tras rematar con unas manoletinas mató al toro de una estocada algo caída. El diestro recogió una oreja mientras el toro fue aplaudido en el arrastre.

Ferrera venía con ganas y se encontró con el cariño del público. El diestro correspondió con un toreo elegante fiel a su estilo, recibiendo al cuarto con verónicas de bella factura. Le realizó una faena larga de muletazos hondos y templados. Después de que sonara un aviso mató con una estocada casi entera pero muy bien colocada y efectiva. Le fue concedida una oreja y el toro también fue aplaudido en el arrastre.

Al quinto de la tarde lo llevó De Justo por abajo y lo toreó despacio. Cuajó una faena de gran estética, con un toro que embistió muy bien con el pitón derecho pero fue perdiendo recorrido cuando iba avanzando la faena. Finalizó con unas ajustadas manoletinas, matando con un pinchazo y estocada. Tras errar con la espada, lo que le impidió cortar pelo, saludó una ovación, mientras que el burel fue aplaudido al arrastre.

Dispuesto a abrir la puerta de los Califas salió Ginés Marín ante un sexto toro al que recibió de rodillas con una larga cambiada. El diestro expuso y lo intentó, pero el toro, que se había caído en dos ocasiones, era falto de fuerza y se le colaba por dentro en la ligazón. Aun así consiguió sacarle varios muletazos destacables. Después de una estocada casi entera y caída hizo un uso efectivo del descabello. Fue silenciado.

 

Córdoba, 30 de mayo de 2019. Coso de los Califas. Primera de abono de la Feria de Nuestra Señora de la Salud. Toros de la Ganadería de Virgen Maria (1º,2º,4º,5º y 6º) y Santa Ana (3º). De buena presentación y desigual juego. Aplaudidos en el arrastre 3º,4º y 5º. Un tercio de entrada. 

Ficha del festejo:

Antonio Ferrera, vuelta al ruedo y oreja tras aviso

Emilio de Justo, saluda ovación y saludos

Ginés Marín, oreja y silencio

 

Fotos: Antonio Manuel Luque

 

4
2
33%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios