SEVILLA

Delicatessen de Urdiales y entrega de Morante

Urdiales casi corta una oreja del segundo, Manzanares del sexto y Morante se entona con el cuarto en una 'Juanpedrada'
lunes, 06 de mayo de 2019 18:58

Sobre el papel la tarde de hoy era una de las de la feria, de hecho se colgó el cartel de 'No hay billetes'. La gente esperaba a Diego Urdiales y que dos toreros de arte se midieran en el ruedo. Algún soñador, incluida esta servidora, se imaginó al ver el cartel que Morante y Urdiales se podrían haber picado en quites y haber salido todos de la plaza toreando con un capote imaginario en las manos, pero no fue así. No obstante, el público de Sevilla se ha ido esta noche a la feria con un bocado de delicatessen de Urdiales, con un sabor a entrega de Morante, que se ha enfajado con el manso cuarto en los terrenos de sol, y con la estética de Manzanares que solo con ella ya tiene pegado medio muletazo. Todo esto ante una corrida noble pero muy floja de Juan Pedro, en el que ha destacado el sexto.  

A su primero Urdiales lanceó con el capote con mucha cadencia, naturalidad y un temple envidiable. Además con la muleta lo entendió a la perfección para sacarle el poco fondo que tenía el animal. Le dio aire y derechazos con una naturalidad sublime. Por el izquierdo los naturales fueron extraordinarios, de uno en uno y a pies juntos. No sonó la música pero no hizo falta, su muleta por sí sola tuvo melodía. Una pena que se le fuera la mano, la estocada cayera baja y perdiera "un orejón". Con el sexto fue casi imposible el trasteo por su embestida descompuesta. Se dobló con él en el inicio de la faena de muleta, lo intentó por ambos pitones, plantándole cara, y hubo algunos derechazos y trincherazos con sabor pero ya el animal, sin clase, empezó a defenderse, tanto que le pegó un achuchón del que se libró por tablas.

Morante entregó el alma en la faena de manso cuarto, que salió de sobrero, y que nunca terminó de entregarse ni a su capote ni a su muleta. Antes unos operarios habían salido a regar el suelo, parecer ser que los toreros se han quejado de que estaba muy duro, pero a simple vista después quedó demasiado blando, y Morante decidió irse a los terrenos de sol, donde nunca dejó que provocarlo con gran decisión y valentía, imposible de ligar pero de mucho esfuerzo ante el nulo juego del animal y con muletazos de bello trazo y con sabor añejo, como fue el final por alto. Le pidió incluso a la música que tocara, ésta no obedeció al torero y fue pitada por el público. Sonó un aviso antes de entrar a matar y saludó desde el tercio. Al primero lo lanceó con mucho gusto a la verónica aunque le costó retenerlo porque salió muy suelto y echaba las manos por delante y con la muleta lo llevó a los medios con mucha naturalidad y torería, dibujando algunos derechazos con empaque a un animal sin clase y que se apagó pronto. 

El primer toro de Manzanares le dio una voltereta a 'Suso' al salir de un par de banderillas, sin consecuencias. Con la muleta las primeras tandas sí tuvieron más ritmo sobre todo por el izquierdo pero la faena no terminó de coger vuelo y después el animal echó el freno quedándose a la mitad del muletazo. Hoy no ha tenido su tarde con la espada el alicantino ya que del sexto le hubieran pedido la oreja si no hubiera fallado. Se arrancó al caballo con alegría y recibió un buen puyazo de ‘Chocolate’ y ya con la muleta se lo llevó a los medios, donde comenzó directamente con la derecha y a la segunda tanda esta vez sí tocó la música. El toro tuvo transmisión, fue el mejor de la corrida, y la faena fue de menos a más cuando logró más ajuste.

 

 

Ficha del festejo: 

Plaza de toros de La Maestranza. Octavo festejo de abono de Sevilla, sexto de la feria de abril. Toros de Juan Pedro Domecq de distinto juego, nobles pero muy flojos en general. 

Morante de la Puebla, silencio y ovación

Diego Urdiales, vuelta al ruedo y silencio

José Mª Manzanares, silencio y saluda ovación

 

FOTOGALERÍA DEL FESTEJO

 

TORO A TORO

Plaza de toros de La Maestranza. Octavo festejo de abono de Sevilla, sexto de la feria de abril. Toros de Juan Pedro Domecq para Morante de la Puebla, Diego Urdiales y José María Manzanares. No hay billetes.

1º Morante lanceó a ‘Organista’ con mucho gusto a la verónica aunque le costó retenerlo porque salió muy suelto y echaba las manos por delante. Empujó en el peto pero sin mucho celo,se dejó pegar. Con la muleta el de La Puebla lo llevó a los medios con mucha naturalidad y torería y dibujó algunos derechazos con empaque a un animal sin clase y que se apagó pronto. Fue silenciado.

2.Urdiales lanceó con mucha cadencia, naturalidad y mucho temple a ‘Nebli’, que empujó en el caballo y el castigo fue muy medido. En banderillas saludó Víctor Hugo ‘Pirri’. Con la muleta Diego lo entendió a la perfección para sacarle el poco fondo que tenía el animal.Le dio aire y derechazos con una naturalidad sublime. Por el izquierdo las naturales fueron extraordinarios, de uno en uno y a pies juntos. No sonó la música, no hizo falta,su muleta tiene melodía. Una pena que se le fuera la mano,la estocada cayó baja y perdió una oreja de peso. Dio una vuelta al ruedo.

3. Manzanares lanceó a ‘Sinfonía’ con el capote y el animal repitió aunque sin celo.Se dolió en el caballo,en banderillas volteó a ‘Suso’ sin consecuencias y tras el tercer par saludó. Con la muleta,las primeras tandas sí tuvieron más ritmo sobre todo por el izquierdo pero la faena no terminó de coger vuelo y después el animal echó el freno quedándose a la mitad del muletazo. Pinchó y fue silenciado.

4.El cuarto bis no terminó de entregarse al saludo capotero de Morante y dobló las manos al salir del caballo y en banderillas.Antes los operarios habían regado el suelo de la plaza. A la muleta, en terrenos de sol, embistió también con poca entrega pero Morante no dejó que provocarlo, echándole ganas. Molestó el viento en una faena en la que se ajustó bastante y se entregó el de La Puebla para intentar sacar agua de un pozo casi vacío y pidiéndole incluso a la música que tocara. Cambió los terrenos al final y culminó el trasteo por alto y con mucho empaque. Sonó un aviso antes de entrar a matar pero falló con la espada. Ovación.

5. Diego Urdiales intercaló dos suaves verónicas al quinto aunque no pudo rematar su saludo capotero por su embestida descompuesta. Le midió el castigo en varas. Con la muleta Urdiales se dobló con él en el inicio y la embestida fue muy bruta. Lo intentó por ambos pitones, plantándole cara, y hubo algunos derechazos y trincherazos con sabor pero el animal sin clase empezó a defenderse. Pinchó y utilizó el descabello. Sonó un aviso. 

6. Manzanares no pudo lucirse con el capote en el sexto,que se arrancó al caballo con alegría y recibió un buen puyazo de ‘Chocolate’. Se desmonteró Daniel Duarte. Con la muleta se lo llevó a los medios y comenzó directamente con la derecha y a la segunda tanda esta vez sí tocó la música.El toro tuvo transmisión y las tandas fueron más cortas y en algunos muletazos faltó ajuste. Conectó con el público y subió la intensidad de la faena con tandas más largas. Pinchó y saludó una ovación.

Ficha del festejo:

Morante de la Puebla, silencio y ovación

Diego Urdiales, vuelta al ruedo y silencio

José Mª Manzanares, silencio y saluda ovación

 

5
3
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias