PENTECOSTÉS

Antonio Ferrera y David de Miranda a hombros en Nimes

Desorejaron a los primeros toros de sus lotes. Oreja para un esforzado Román Collado. Toñete silenciado en su lote
sábado, 08 de junio de 2019 18:01

Corrida excepcional con ocho te Jandilla y Vegahermosa (3º, 4º y 7º) y con cuatro matadores en el cartel, uno de ellos, Román en calidad de sustituto y otro, David de Miranda  como invitado de la empresa tras su importante triunfo en San Isidro.

Este último, David de Miranda, confirmaba su alternativa en Nîmes, luciéndose de capa en un quite a base de gaoneras ejecutadas por un pitón y por otro. Su faena de muleta, ante un animal que era una auténtica pera en dulce, la comenzó por estatutarios. Fue la suya una excelente faena en la que toreó con un temple pasmoso a un animal que tomaba el engaño con gran nobleza. Todo cuanto hizo estuvo impregnado de belleza y torería. Concluyó con unas bernardinas siendo prendido aparatosamente aunque sin consecuencias. Mató de una soberbia estocada.

Ante el sosote toro corrido en séptimo lugar de Miranda, que comenzó su labor de muleta con un pase cambiado en los medios, tan solo pudo mostrar su gran voluntad. Concluyó con unas manoletinas y dejo una estocada entera delantera y caída.

Con gran suavidad meció el capote Antonio Ferrera en su saludo al segundo de la tarde. De una nobleza extraordinaria, el animal permitió al torero expresar su tauromaquia de la manera más fácil y pura. Con este toro, Ferrera estuvo realmente  sublime. Primero fueron varias tandas de naturales y después vinieron dos de derechazos ejecutados sin la ayuda. Ordenó parar a la banda cuando esta arrancaba con los acordes de un pasodoble. No era necesario, bastaba con disfrutar del buen toreo. La guinda, por si faltaba fue la estocada.

El quinto salió echando por delante las manos, lo que no presagiaba nada bueno. No tardó el animal en evidenciar su flojedad lo que obligó a presidente a mostrar el pañuelo verde. En la plenitud de su madurez como torero, Ferrera fue tratando de enseñar a embestir al animal. Por el pitón izquierdo poco había que hacer. Por el derecho lo hizo todo la maestría del torero en una faena sobre todo para el aficionado que supo ver mas su importancia técnica que su belleza plástica. Se perfilo con la tizona y dejo una estocada entera. Sin embargo falló repetidas veces con el verduguillo con lo que perdió una posible oreja.

Román Collado que había entrado en el cartel por la vía de la sustitución se las vio con un primer astado con al que fue poco a poco cogiendo le el sitio para cuajándole una muy buena faena a base de series muy templadas, bajando siempre el engaño hasta llegar con él a barrer la arena del bimilenario coliseo. A la hora de la verdad citó a recibir. Pinchó en el primer viaje y fue prendido en su segundo intento, por fortuna sin consecuencias.

Ante el sexto comenzó toreando a pies juntos el torero valenciano que sacó todo cuanto tenía el noblón astado, en un esfuerzo por justificarse. Ya al final de su trasteo clavó sus zapatillas en la arena y se dió un auténtico arrimón que remató con un desplante arrojando la muleta. En su titánico esfuerzo por lograr el triunfo, aún hubo luego una postrera tanda, está sin el engaño y con varios cambios de mano. Mató de una estocada entera.

Al cuarto pareció darle un amago de ICTUS tras el saludo de capa de Toñete. Se vino arriba el animal y mostró un noble comportamiento permitiendo al torero andarle a gusto, aunque conseguir redondear la faena, pero dejando eso sí una estocada entera en todo los alto.

Al que cerró plaza le comenzó su trasteo Toñete con unos doblones. Fue este un animal tardo y sin transmisión, con el que el torero no anduvo demasiado confiado. No tardó en tirar la toalla, dejando una estocada entera con la que acababa con la vida de su enemigo y ponía el punto y final a tres largas horas y cuarenta minutos de festejo.

 

Ficha del festejo:

Tercer festejo de la feria de Pentecostés en Nimes. Antonio Ferrera, Román Collado, David de Miranda que confirma alternativa y Toñete, lidiarán reses de Jandilla

Antonio Ferrera, dos orejas y palmas tras dos avisos

Román Collado, saluda ovación tras aviso y oreja tras dos avisos

David de Miranda, dos orejas y silencio

Toñete, silencio y silencio

 

Fotos: Mikael Fortes

 

Galería de fotos

3
1
75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias