CERTAMEN E.T VALENCIA

Juan Marín, desmayo y profundidad

Último festejo del III Certamen Internacional de Escuelas Taurinas en el que abrió la puerta grande Juan Marín. Se lidió una buena novillada de José Cruz
sábado, 20 de julio de 2019 22:27
sábado, 20 de julio de 2019 22:27

El último festejo del III Certamen de Escuelas confirmó el interés por los toros que habían apuntado las dos primeras novilladas, y los tendidos de la plaza de toros de Valencia volvieron a verse ocupados casi en la mitad de su aforo. En esta ocasión se lidió una novillada de José Cruz que lidió seis ejemplares con hechuras de toretes de noble juego de los que sobresalió el lidiado en quinto lugar por Juan Marín, que sorprendió con su toreo fundamental, tan ayudo de recursos como intenso en su fondo. Mano baja, temple, ligazón y profundidad fueron los ingredientes de su éxito.

Pretendió coger la muleta siempre por abajo el animal que abrió la tarde, aunque embistió con cierta violencia y de forma descompuesta, lo que incomodó visiblemente a Marcos del Rincón que se dejó alcanzar las telas en demasiadas ocasiones incrementándose el defecto del astado. Sufrió además una aparatosa voltereta afortunadamente sin consecuencias. Los momentos más lucidos de su actuación llegaron en la fase final de su quehacer, más centrado y sosegado, aunque su fallo a espadas impidió logros mayores.

También se dejo tropezar los engaños varias veces Isaac Fonseca, que firmó un quehacer largo en el que se quedó muy quieto y en el mostró disposición y variedad. Gustó el sentido de la ligazón del mejicano de la escuela de Colmenar Viejo, que fue premiado con un apéndice tras una buena estocada.

Rafael Ponce de León clavó banderillas con desigual acierto y fue todo voluntad con la franela, pero nunca acabó de confiarse y a su labor le faltó directriz y continuidad. Además le faltó decisión con el estoque.

Clemente Jaime se produjo un corte en la mano derecha al quitar una banderilla que se había quedado enganchada en su muleta, pero el de Guadalajara continuó la ligada sin inmutarse para llevar a cabo una faena templada y ligada con pasajes de interés sobre todo toreando en redondo. No estuvo tan acertado en la suerte final.

Empaque, torería, quietud, verticalidad… esa fue de buenas a primeras la fotografía de Juan Marín, que de inmediato puso en práctica el toreo bueno, el de muleta adelantada, temple, ligazón y telas arrastradas, enganchando muy adelante y rematando muy atrás. Desmayo sobre la diestra, profundidad al natural. Nada de parafernalia, todo fundamental. Sonaba Nerva eclipsada por los olés rutilantes de un público sorprendido y entregado. Clavó arriba al primer intento, pero asomó la espada. Corrigió el defecto al segundo intento y la petición de doble trofeo fue un clamor. El presidente premió también al excelente novillo con la vuelta al ruedo.

Variedad y disposición mostró Duarte Silva en el tercio de banderillas, y sacó a relucir una buena dosis de oficio manejando la muleta. Y si por momentos se mostró un tanto acelerado, también hay que convenir que resolvió con acertados recursos la falta de continuidad del novillo.

 

Ficha del festejo:

Valencia, sábado 20 de julio. Tercer y último festejo del III Certamen Internacional de Escuelas Taurinas organizado por la Diputación de Valencia. Casi media entrada. Erales de José Cruz, bien presentados, nobles y manejables. Sobresalió el 5º, premiado con la vuelta al ruedo.

Marcos del Rincón (Escuela José Cubero “Yiyo”): vuelta al ruedo

Isaac Fonseca (Escuela de Colmenar Viejo): oreja

Rafael Ponce de León (Escuela de Nimes): saludos

Clemente Jaime (Escuela de Guadalajara): saludos

Juan Marín (Escuela de Valencia): dos orejas

Duarte Silva (Escuela de Vilafranca de Xira): oreja

 

Fotos: Joël Buravand

 


0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias