MÁLAGA

Dos lances al aire de fortes, la rúbrica de Manzanares y el corazón de Miranda

Una oreja ha cortado Manzanares; El Juli y de Miranda sin trofeos
lunes, 19 de agosto de 2019 19:37

Salió Jiménez Fortes a recoger el trofeo Capote de Paseo por la mejor faena de la feria de 2018 mientras sonaba una  atronadora ovación que provenía desde unos tendidos prácticamente llenos. La añoranza de las grandes tardes del malagueño sobre el albero se entremezclaban entre el par de lances que dio al aire con un capote inspirado en la clámide de su Señor Coronado de Espinas. 

El coso, adornado nuevamente por el pintor francés Loren Pallatier, contó con una serie de “toreografías” que cubrían las tablas del ruedo y que llevaban la firma del mismo torero, Jiménez Fortes, quien plasmó los trazos de los vuelos de su muleta sobre una serie de tablas superpuestas con fondos de hasta 30 tonalidades diferentes.  En los pilotes de las barreras se vislumbraban una serie de hojas de palmas que, en palabras del artista, significaba «un símbolo de la victoria, la victoria de la libertad». 

Del festejo, Manzanares cortó la oreja del tercero volviendo a realizar lo más destacado en su segunda comparecencia dentro de una feria en la que le han embestido sus cuatro oponentes, en parte por su sabiduría, técnica y actitud. Juli, con la mente en Bilbao como cada año y David de Miranda, sin suerte en su primero y poniendo corazón con el potable sexto lidiaron una corrida indigna de presentación, noble y sosa de Justo Hernández, y que tuvo que verse remendada con un sobrero de La Palmosilla por la situación en la que quedaron los pitones del tercero de Domingo Hernández tras una voltereta.

El gesto de contradicción de “El Juli”, tan habitual cuando el toro no le funciona, fue el resumen de una tarde para olvidar del diestro madrileño. El que salió en primer lugar no tendía a quedarse en los lances de Julián. En el caballo, corroboró su comportamiento huyendo en reiteradas ocasiones a la puerta de chiqueros. No hizo honor a ese nombre de “Fiera” que llevaba, todo lo contrario. El manso y flojo animal, iba y venía a regañadientes en los cites de la muleta de un Julián que tomó grandes precauciones mientras sonaba el pasodoble, a modo de ayuda a una faena que no cogió altura. Mató de estocada casi entera y trasera.Siguió la tónica de la presentación en el cuarto, un colorado que no iba muy sobrado por delante y apretaba hacia tablas. Tampoco lo estuvo “El Juli” quien pasó de puntillas con el percal. El espectáculo en la lidia fue deplorable sin apenas picar el toro y pasadas en falso a cada par. Su labor con la muleta fue un oasis de lidia. Mató de estocada trasera y atravesada. Fue justamente silenciado. 

Manzanares lanceó con templanza al impresentable segundo toro de la tarde que fue protestado por parte del público. Su falta de fuerzas hizo que rodara en más de una ocasión por el albero malagueño. Manzanares lo entendió a la perfección y puso la chispa entre tanta sosería del toro. Le dio tiempo y sitio, sin atosigarlo para conseguir arrancarle una sensacional tanda con la mano izquierda. Volvió a intentarlo pero viento de terral estropeó la obra. El alicantino recabó posibilidades del pitón derecho del burel para dejar constancia del excelente momento que atraviesa dando dos tandas de derechazos rematadas con muy categóricos pases de pecho de pitón a rabo aprovechando así el recorrido del animal. Mató de estocada en todo lo alto. Cortó una clamorosa oreja. Ante el quinto, volvió a demostrar su depurada técnica que posee ante un toro que se iba quedando más corto a medida que avanzaba la faena y del que aprovechó cada una de sus noblonas embestidas. No terminó de plantearle faena por el izquierdo por donde dejó una soberbio cambio de manos que hizo levantar a parte del público de sus asientos. El toro acabó muriendo en la puerta de chiqueros tras recibir un pinchazo y una estocada delantera casi entera. Salió a recoger una ovación desde el tercio. 

El acochinado tercero fue recibido por parte de David de Miranda, cuyo corte de orejas del día anterior le sirvió para sustituir a Pablo Aguado, con unos lentísimos delantales. Tras el remate el toro volteó y se partió la punta de ambos pitones. Motivo suficiente para que fuese devuelto a corrales. En su lugar salió un serio toro sardo con el hierro de La Palmosilla que salió marcando querencias y al que tampoco le sobraban las fuerzas tras pasar por el caballo que montaba Fernando Pereira. Un quite por gaoneras hizo reaccionar a un público que andaba un poco adormecido. No se quedó atrás, brindó al público y fue capaz de arrancarle algún muletazo cargado de voluntad antes de que el toro acabase huyendo de las telas para desgracia del torero y del público. Falló con la espada, dejando una estocada final. Saludó una ovación. El colorado que cerró plaza demostró mejor condición que el resto de sus hermanos. El torero onubense volvió ponerle corazón a una faena que le faltó ese punto de transmisión y ligazón dejando muletazos de bello trazo. Con la zurda sucedió algo similar aunque el toro no terminaba de llegar al final del muletazo. Una serie de emocionantes manoletinas en el tercio hicieron silenciar los tendidos de La Malagueta. Tres pinchazos y una estocada casi entera y desprendida hicieron desaparecer las posibilidades de tocar pelo. Escuchó una ovación. 

 

Ficha del festejo:

Plaza de Toros de “La Malagueta”. Sexta de abono. Corrida de toros Picassiana. Casi lleno. Se lidiaron cuatro toros de toros de Domingo Hernández, uno (4o) de Garcigrande. Impresentables, de sobrada nobleza, faltos de poder y casta. El 6o fue el de mejor condición. Y uno (3o bis) de La Palmosilla, serio por delante, manso que acabó rajado. 

Julián López “El Juli” (grana y plata) ovación con saludos y silencio. 

José María Manzanares (azul electrónico y azabache) oreja y ovación com saludos desde el tercio. 

David de Miranda, que sustituye a Pablo Aguado(rioja y azabache) ovación con saludos y ovación. 

Finalizado el paseíllo se hizo entrega a Saúl Jiménez Fortes del Trofeo Capote de Paseo 2018 por su gran actuación en la tarde del viernes 17 de agosto ante un toro de la ganadería de Núñez del Cuvillo de nombre Portugués. 

 

3
1
100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias