ARANDA DE DUERO

Perera y Aguado broche de oro a la feria

Buena corrida de Victoriano del Río con toros serios y con cuatro de ellos que embistieron. Ponce no estuvo por la labor y acabo saliendo a pitos. Perera demostró toda su torería en el segundo con una faena cumbre. Pablo Aguado muy bien en el primero y lo intentó con el segundo
sábado, 21 de septiembre de 2019 · 18:05

Plaza de toros de Aranda de Duero.- Burgos. Toros de Victoriano del Río para Enrique Ponce, Miguel Ángel Perera y Pablo Aguado

La última de abono tuvo un primer toro con mucho trapío de Victoriano del Río. Desde   la verónica el toro metió la cara abajo. En el caballo se empleo empujando metiendo la cara debajo del peto. Gran puyazo del picador que se fue ovacionado. También fue muy bueno el tercio de banderillas con los subalternos realizando la suerte en la cara del toro. Con la muleta el toro demostró desde el inicio su calidad. Primero por el pitón derecho toreando al compás muy despacio y con buenas tandas. Algo peor al natural y eso que el toro se dejaba. Gran toro de Victoriano que estuvo por encima de Enrique Ponce. Media estocada y descabello. Petición minoritaria de oreja que la Presidencia no concedió.

El segundo fue un toro más alto y también serio de cara. El animal salió suelto con el capote. El toro no se colocó en el caballo y además no recibió apenas castigo. En la muleta el toro embestía sin mucha fuerza pero con calidad. Perera dejó algunas buenas tandas por el pitón derecho toreando despacio. Por el pitón izquierdo no estuvo en el sitio y poco a poco la faena empezó a perder peso. Lo peor llegó con la espada tres pinchazos y una estocada trasera. Tuvo que utilizar el descabello. Silencio.

El tercero fue un toro hondo de pitones abrochados. Buena tanda de verónicas que acaba en los medios con una revolera. Mal tercio de varas. El sevillano hizo un quite de verónicas. Lo mejor llega en el tercio de banderillas. Ambos subalternos se desmonteraron ante los aplausos del coso ribereño. Pablo Aguado brindó al público. Con el pitón derecho y a media altura el diestro conecto con el público. Por el pitón izquierdo el animal mostró menos calidad y llegó el susto. El andaluz se tropezó y cayó a la arena pero el toro no embistió. Estocada entera en todo lo alto. Dos orejas.

El cuarto fue un toro alto con mucho trapío. El toro salió suelto desde el capote. Mal primer puyazo pero luego el picador rectificó y se vio una buena pelea en el caballo. El toro necesitaba otro puyazo pero Ponce pidió el cambio de tercio. Tampoco fueron lúcidas las banderillas. Lo peor llegó con la muleta. El toro buscaba la querencia pero el maestro no hizo nada. Después de tres tandas calamocheando Ponce vio el peligro y se fue a por la espada de muerte. Pitos según la cogió. Mató al toro cuando estaba sin mirar con una media estocada. Pitos para Ponce y el toro. El maestro valenciano no estuvo por la labor en Aranda de Duero.

El segundo de Miguel Ángel Perera fue alto y muy serio de pitones. El castigo en el tercio de varas estuvo medido. El maestro hizo un quite de chicuelinas que acabó con media verónica y una revolera. Lo mejor llegó con la muleta con un toreo clásico de Perara. Comenzó en los medios citando al toro por la espalda y sin mover los pies logró una bonita tanda. Luego por el pitón derecho toreó pasando muy cerca al animal y con los pies al compás. Al natural llegaron también buenas tandas demostrando toda su torería con la mano izquierda. La mano llegaba hasta el final y el toro no se quejaba metiendo bien la cabeza. Acabó toreando en redondo y colocándose entre los pitones. Estocada entera. Dos orejas después de una gran faena. Aplausos para el quinto de Victoriano.

Cerró la feria un toro castaño con menos traído que los demás pero un toro hondo. Desde el principio tuvo problemas en la pata izquierda delantera. Mal picado en el primer puyazo pero el picador pero luego rectificó. Únicamente tres banderillas quedaron en el animal que parecía faltó de fuerzas. En numerosas ocasiones dobló las manos en la muleta. Aguado toreó a media altura porque si no el toro doblaba las manos. Por el pitón izquierda embestía sin brillantez. El sevillano no estuvo en el sitio en algunas tandas, aunque al menos lo intentó con un toro que no tenía nada. Silencio.

Ficha del festejo:

Enrique Ponce, ovación tras petición y pitos

Miguel Ángel Perera, silencio y dos orejas con aplausos al toro en el arrastre

Pablo Aguado, dos orejas y silencio

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias