HERRERA DEL DUQUE

En la variedad está el gusto

Buena novillada de El PIlar, tres orejas cortó Francisco Montero que se llevó un serio revolcón de su segundo, y dos apéndices para Manuel Diosleguarde. Montero ha sido operado de una cornada en el muslo
domingo, 15 de noviembre de 2020 · 11:01

Segunda novillada de la gira de la reconstrucción en Herrera del Duque, en donde se han lidiado novillos muy interesantes de El Pilar, destacando el primero y cuarto, pero todos con muchísimo que torear. A esos novillos salmantinos se han enfrentando dos novilleros completamente antónimos, un primer novillero como el chiclanero Francisco Montero que cuenta con una trayectoria dura realizada en las capeas y que hoy ha demostrado en Herrera del Duque, tan ilusion como falta de técnica. Ha querido mucho en ambos novillos y ha intentando realizar todo tipo de suertes con distinta fortuna.  Se encontró con el mejor novillo de la mañana en primer lugar, novillo de mucha clase que pedía a gritos el toreo fundamental ejecutado con limpieza y temple y al que las ganas de Montero le llevaron por la línea heterodoxa que tanto domina y escenifica. En el tercero de la mañana después de unos primeros tercios de la lidia accidentados y de una fuerte voltereta, se encontró en la muleta con un novillo completamente distinto a su primero pero que también se dejó torear y el chiclanero en esta ocasión estuvo más centrado, haciendo lo que pedía el novillo, trazó largo y poder en muletazos. Resultó prendido en una tanda y sufrió una cornada que no le impidió terminar la lidia y cerrar con triunfo una mañana importante para él. Seguramente Francisco Montero es uno de los toreros de toda esta gira de reconstrucción que más necesita del público para poder mostrar su toreo, puesto que el factor emocional e incluso épico que quiere transmitir en sus faenas llega menos a 100 personas.

Completaba cartel el novillero salmantino Manuel Diosleguarde, torero completamente distinto a Montero, con un corte más clásico y más previsible que el de su compañero. Ha tenido una buena actuación, aunque siempre sin llegar a pisar el acelerador y terminar de meterse en las exigencias que pedían los novillos de el Pilar, que aun siendo buenos tienen mucho que torear y muchas teclas que tocar. Ambas faenas han sido comentadas sobre la mano derecha, ya que sobre la izquierda se perdía ese temple que pedían los novillos, aún así buena mañana la del salmantino y un torero con buen corte al que se le puede esperar, porque tiene eso necesario para ser torero que es la clase y un buen corte, pero que hay que modelar y acompañar de otras muchas virtudes. Entretenida la matinal de Herrera, con una novillada de el Pilar que ha mantenido la emoción en todo momento, a lo mejor incluso demasiado exigente para novilleros con limitaciones lógicas por su condición de novilleros, pero que han sido capaces de sobreponerse a algunos de esos condicionantes.

 

Plaza de toros de Herrera del Duque, Badajoz. Festejo perteneciente a la Gira de la Reconstrucción, organizada por la FTL y Canal Toros. Novillos de El Pilar para Francisco Montero y Manuel Diosleguarde que reemplaza a Fernando Plaza. Las medidas sanitarias limitaban el aforo a 200 espectadores. Se guardó un minuto de silencio y sonó después el himno nacional.

Ficha del festejo:

Francisco Montero, oreja y ovación al novillo y dos orejas y palmas al novillo

Manuel Diosleguarde, oreja y oreja y ovación al novillo

Incidencias: Francisco Montero ha sido intervenido en la enfermería de la plaza de una “herida inciso contusa en cara interna del muslo izquierdo de unos 12 cm. que contunde el músculo, con un trayecto descendente de unos 10 cm. que diseca en abanico el tejido celular subcutáneo sin afectar vasos ni músculos”. El pronóstico es grave. Está ingresado en el Hospital de Don Benito para su posterior observación.

 

Premios del festejo:

Mejor brega: Jesús Talavan, por su actuación en el 4º.

Mejor picador: Ángel Rivas, por su actuación en el 4º.

Mejor par de banderillas: Elías Martín, por su actuación en el 4º.

Mejor novillo: Cigarroso, lidiado en 4º lugar.

 

TORO A TORO

Primer novillo de la mañana de la ganadería de El Pilar numero 72 y de nombre Campito al que recibe Francisco Montero con el capote a la espalda en el centro del ruedo, algo atropellado en el remate que soluciona con una larga de rodillas y chicuelinas al paso perdiendo el capote en el segundo remate. Después de un puyazo y un quite de dos chicuelinas y media, Montero cambia el tercio. Al igual que ayer, parece que en Herrera se convierte en habitual cambiar el tercio con dos pasadas en banderillas y con cuatro palos en los lomos le vale al utrero.

Brindis al publico de Montero e inicia la faena en el centro del ruedo de rodillas toreando al natural. Comienza toreando al natural ya de pie desplazándose el novillo con calidad y enganchando la muleta, intercala en la siguiente tanda faroles con naturales de pie y de rodillas en donde los enganches priman ante la nobleza del novillo. Más templado Montero con la mano derecha, en donde el novillo también muestra calidad. En las tandas empieza a acusar el novillo los constantes enganchones y suelta la cara a mitad del muletazo buscando las telas. Muchas ganas las del novillero, que se convierten en su peor enemigo ante un novillo con calidad y noble, al que cuando lo lidio con el toreo fundamental y templado dejo algún muletazo relajado. Faena del chiclanero en donde quiso hacer en un sólo novillo tantas cosas, que no pudimos ver el toreo fundamental que pedía un buen novillo de El Pilar, aunque es cierto que en alguna tanda dejo buenos muletazos por ambas manos cuando intento el toreo fundamental. Cerró con buenas bernadinas sin espada y con un buen remate por abajo y pase de pecho. Pinchazo y estocada cierran su faena. Oreja para Francisco Montero.

Segundo de la mañana de nombre Renacuajito y número 142, que se pega un golpe contra las tablas, quedando lastimado teniendo que ser apuntillado.

Segundo bis de la mañana de nombre Mirillo, número 95, astigordo y con muy poca fuerza de salida, con una embestida irregular y con las manos por delante, que no permite el lucimiento de Diosleguarde. Un puyazo le vale al novillo y después de un atropellado tercio de banderillas comienza la faena el salmantino, templado y a favor de obra y de la falta de fuerzas del novillo, que aun así pierde las manos.

Más templado Diosleguarde por el pitón derecho en donde ejerce un temple mayor que con su mano izquierda en donde los tirones no ayudan a la condición del animal. Se viene arriba el de El Pilar, y por el pitón derecho permite tandas largas y templadas por parte de Manuel. Buen fondo el del novillo, que fue de menos a más, haciendo olvidar su falta de fuerzas inicial. Faena de Diosleguarde más firme por el pitón derecho y con ese clasicismo característico en este torero. Estocada trasera y atravesada que le vale. Oreja.

Tercero de la mañana de nombre Lironito y número 32, al que Francisco Montero recibe a porta gayola con el capote de paseo y dos faroles de rodillas, siendo arrollado en el segundo y quedando aturdido. Vuelve a la cara para torear a la verónica e intercalando tafalleras, siendo tropezados algunos de los lances. Derriba al coger por los pechos en el primer encuentro con el caballo quedando sin picar, teniendo que entrar en una segunda ocasión. En el tercio de banderillas sufre un percance el tercero Ignacio Martin, que es golpeado violentamente contra el estribo de hormigón. Brindis emotivo de Francisco Montero del que sale con los ojos llorosos.

Comienzo de faena ganándole terreno a un novillo con más complicaciones que sus dos hermanos anteriores. Bien Montero sometiendo y dándole al novillo lo que pide, mando y sometimiento. A mitad de faena Montero empieza a someter menos al tercero de la mañana, que a su vez empieza a desentenderse de los vuelos de la muleta. En una tanda por el pitón izquierdo sufre una voltereta de la que sale muy dolorido, siendo atendido por todos los compañeros durante un largo tiempo, en donde coge aire el chiclanero. Vuelve parece que herido en la cara interna del muslo, a la cara del novillo sin chaquetilla, muy mermado físicamente e instrumenta una tanda por el pitón derecho con más corazón que poder, quitándose el chaleco y tirándolo junto con la muleta y la espada en el desplante. Cobra una estocada entera y dobla en novillo entre las lágrimas del novillero. Dos orejas y palmas para el novillo.

Cuarto de la mañana número 63 de nombre Cigarroso que se desplaza de salida por ambos pitones y al que Manuel Diosleguarde lancea bien a la veronica por ambos pitones aunque un poco por fuera y rematando con media en los medios. Brindis al público de Diosleguarde, para comenzar toreando en el centro del ruedo en redondo con la mano derecha, perdiendo las manos en dos ocasiones el novillo. Sigue con el toreo por ambas manos intentando coger el temple y ritmo del novillo, que pierde las manos reiteradas ocasiones. Más centrado el salmantino a partir de la mitad de la faena, en donde ha dejado algunos muletazos profundos, sobre todo por el pitón derecho, ya que por el izquierdo le cuesta más al novillero el acople. Estocada entera, caída y perdiendo la muleta. Oreja y ovación para el novillo.

 

Leyenda

 

 

Noticias Relacionadas

1
2
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia