FERIA DEL TORO

De Justo y Ginés Marín, festival matinal

Emilio de Justo cortó tres orejas en su lote; Ginés Marín cinco
domingo, 8 de marzo de 2020 10:24
domingo, 8 de marzo de 2020 10:24

Matinal en Olivenza, cara a cara de pistoleros extremeños, Emilio de Justo y Ginés Marín, este de adopción, que se saldó con una doble puerta grande, tres orejas cortó el cabeza de cartel por cinco del que fuera buque insignia de FIT. Prometía la mañana con una excelente respuesta de los tendidos y una aseada corrida de Victoriano del Río.

A punto estuvo Emilio de Justo de desorejar a su primero de no ser por el fallo con la espada. Se lució con un animal que tenía una buena embestida, desde el recibo capotero hasta la serie de derechazos  que le recetó, a lomos de la pureza y temple que moldean sus formas. Repertorio completo con naturales, pases de pecho y las genuflexiones finales. Peor suerte corrió con el tercero, un sobrero de formas feas que no hacía presagiar nada bueno de salida. Toreó al natural en busca de rascar algo y se tiró a matar con todas las de la ley pero no pudo tocar pelo.

Fue a por todas con el quinto, encastado, al que recibió a portagayola llevándose el susto de la mañana en forma de herida en la parte superior del ojo izquierdo. Se "vengó" en forma de torbellino de verónicas y chicuelinas que enervaron a los tendidos. Animal bravo, con genio, no se lo puso nada fácil a Emilio que buscó la gloria a base de emoción y valor hasta el final, resultando prendido en la suerte suprema. Faena de orgullo premiada con dos orejas y puerta grande.

Lidió en primer lugar Ginés Marín un toro del hierro de Cortés que no transmitía emoción al que dio la bienvenida en chiqueros. Con temple fue picando sobre todo por el pitón derecho, con buenos inversos de muleta y arrucinas, sacando todo lo que el animal podía ofrecerle. Acabó rajado en tablas y allí fue Ginés a exprimirle con varios inversos. Pidió el público dos orejas que el palco dejó en una. Al cuarto, de buena embestida, Ginés lo lidió con solvencia en los medios, asido del pintón izquierdo del animal, un verdadero tesoro. Pese a la media estocada que le recetó se llevó el doble trofeo. Con el sexto, desigual en la embestida, el jerezano desplegó su amplio repertorio de muleta, desorejándole.

Buenas sensaciones dejaron los dos, Emilio de Justo confirmando que tiene un lugar entre los grandes del escalafón y Ginés Marín necesitado de faenas como la de esta mañana para volver por sus fueros.

 

Tercera de la Feria del Toro de Olivenza, reses de Victoriano del Río para el mano a mano entre Emilio de Justo y Ginés Marín. Casi lleno.

Ficha del festejo:

Emilio de Justo, oreja, ovación y dos orejas

Ginés Marín, oreja con fuerte petición, dos orejas y dos orejas

 

 

 

7
1
33%
Satisfacción
16%
Esperanza
16%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Otras Noticias