#ARANDA DE DUERO

Escribano abre la puerta grande en Aranda de Duero

Tres buenos toros de Miura para la primera de abono. Escribano fue lo mejor de la tarde cortando una oreja a cada animal. Esaú Fernández tuvo el mejor lote pero el sevillano no saco lo mejor de ellos. Galdós se llevó la pitada no sacar nada de ninguno. Los Miura mostraron su bravura en varas
domingo, 12 de septiembre de 2021 · 19:22

Abrió la feria de Aranda de Duero un toro alto en la línea de Miura y serio de trapío. Le esperó Escribano de rodillas sacando los aplausos del público. El toro dobló de manos antes de ir al caballo. En el primer puyazo derribó al caballo. Empezó a mejorar la embestida del toro, que recibió otro puyazo y dio una buena pelea en el peto. Escribano puse tres buenos pares de banderillas y levanto al público. Con la muleta el toro comenzó cabeceando mucho por la mano derecha. Escribano empezó a leer al toro y subió la mano a media altura para dejar alguna buena tanda. Al natural se quedaba corto y el toro estaba peligroso dando algún susto al diestro. El toro no tuvo ninguna calidad en la muleta pero Escribano con algún desplante y mucha actitud se metió a la afición en el bolsillo. Estocada entera y que fulminó al toro al instante. Oreja.

El primero de Esaú fue un toro más bajo y algo bizco. Le recibió con el capote con una buena serie de verónicas, una chicuelina y remató con una media. El toro metía la cara abajo y mostraba su nobleza. En el caballo recibió dos puyazos. El primero fue trasero pero en el segundo el toro se arrancó desde el media y el animal y el picador bordaron la suerte de varas. Mal tercio me banderillas. Esaú hizo una faena corta con un animal que tenía más de lo que le pudo sacar. Parte del público se recriminó. Empezó con una tanda al natural que sacó los aplausos del público. Por el pton derecho llegaron largos muletazos de un Esaú que se estaba gustando llevando la muleta hasta el final. Estocada algo caída y entera. El animal necesito de tres descabellos. El toro se llevó aplausos y Esaú dio la vuelta al ruedo. El diestro pudo sacar algo más a un toro que tuvo mucha nobleza.

El tercero y primero de Galdós fue un toro bajo que recibió algún pitido que otro y salió con pitón izquierdo astillado. Una faena sin peso con un toro que no transmitió nada. Además se quedaba corto en algún lance y Galdós no veía por donde conseguir faena. Llegó lo peor cuando el toro se rajo y se marchó hacia las tablas. Hubo susto con la espada y es que casi Galdós tiene un percance. Estocada baja con pitos y dos descabellos. Pitos para Galdós y el toro.

El cuarto fue un toro negro muy en la línea de los dos anteriores. Le volvió a recibir de rodillas para sacar algún aplauso al público. Le siguió una tanda de verónicas en las que Escribano paso al toro despacio por el capote. Dos puyazos para un toro que parecía algo faltó de fuerzas. La faena con la muleta se fundó en el toreo al natural con algún buen pase de un toro que fue a menos. Por el pitón derecho no había forma de coger un toro que no transmitía y Manuel rápidamente volvió sobre la mano izquierda. El toro empezó a rajarse y Manuel decidió coger la espada de matar. Le costó mucho encontrar una buena posición para acabar con la vida del animal. Al final en los medios tras un pinchazo consiguió una estocada trasera para llevarse la segunda oreja y salir por la puerta grande. Gran actitud de Escribano aunque le faltó algo de colocación con la muleta.

Esaú Fernández era nuevamente el protagonista del quinto de la tarde. Salió un toro astifino y con buen trapío. Realizó el diestro una buena serie de verónicas. Lo mejor llego en la suerte de varas con un segundo puyazo desde los medios con el toro arrancándose, aunque el picador no acertó pero rectificó. Otra vez como con el primero mal los banderilleros. En la muleta se veía desde el principio que podía ser el mejor toro. Las tandas empezaban en los medios y con el toro atracando desde muy lejos. Bien el torero con la manos derecha guiando toro con la muleta muy cerca de la cabeza. Al natural el toro también se arrancaba y el público le animaba. Otra vez Esaú decidió coger el acero de matar y  aunque parte del público se lo recriminó decidió acabar con la vida del animal. Media estocada y unos cuantos descabellos. Silencio y aplauso para la despedida del diestro sevillano.

El último de la primera de abono fue un toro bajo que salió con mucha fuerza. Muy bien con el capote y una serie de verónicas con el toro metiendo abajo la cara. Los mejor volvió a llegar en la suerte de varas con tres puyazos de un toro que mostró su bravura. Peligroso fue en el tercio de banderillas que dio un susto por el pitón izquierdo a un subalterno. No historia en la faena de Galdós que no supo leer al toro. El peruano se llevó una gran putada y acabó rapidament con la vida del animal. Pitos para un diestro que no sacar algo del animal. Pitos.

Aranda de Duero (Burgos) - Toros de Hijos de Eduardo Miura Fernández para Manuel Escribano, Esaú Fernández y Joaquín Galdós

Ficha del festejo:

Manuel Escribano, oreja y oreja

Esaú Fernández, vuelta al ruedo y silencio 

Joaquín Galdós, pitos con pitos al toro en el arrastre y pitos

3
2
12%
Satisfacción
37%
Esperanza
12%
Bronca
12%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia