#SEVILLA. - 12ª de abono

El palco roba el protagonismo a la terna

El palco protagonista de una tarde que mereció más. Morante una oreja que debieron ser más - hecho por obra y gracia de la presidencia-. Juan Ortega se va de vacío y dos orejas para Roca Rey - también mérito del palco-.
viernes, 6 de mayo de 2022 · 16:56

Y vamos encarando la recta final: Duodécima de abono…Viernes de farolillos… calor…¿cansancio? ¡¿quien dijo cansancio con el cartel que hay en la Maestranza?! , quinto “No hay billetes” de este serial ¡casi ná!.

Además hoy se respira en el ambiente que puede ser una tarde muy especial, incluso “la tarde”, ganas, clasicismo, poder… muchos ingredientes y , a priori, todos buenos y con fundamento para que se dé.

MORANTE: sale el primero de la tarde y ésta se ilumina, más aún si cabe, con el exquisito recibo capotero que realiza el de la Puebla, despacio y con gusto, cómo todo lo bueno de la vida.También se recrea el cigarrero con el percal a la salida del caballo.
Ya, muleta en mano, comienza la faena derrochando gusto y torería. Continúa con tandas cargadas de arte ante un ejemplar que, aunque de muy buena condición, se ha venido abajo muy pronto, lo que ha enfriado la faena y la ilusiones de “lo que parecía que iba a ser y no fue”. Abrevia Morante y remata de media (tras pinchar hueso antes)y descabello. Silencio.

En su segundo sale un ejemplar de correr algo distraído que apenas permite un lance en su recibo. Otra historia muy distinta es cuando, tras su primera salida del caballo, nos regala el cigarrero estampas de marco con el percal.

* Aprovecha Juan Ortega su turno en quites.

Ya en la muleta, aparecen las musas de la inspiración en la Maestranza para grabar en nuestras retinas lo que viene llamándose UN FAENÓN DE MORANTE, para el tiempo en cada pase a la par que destila arte, sabor, gusto y torería por los cuatro costados. Al son de la música, los olés, los bieeennn…Morante sueña el toreo en Sevilla y viceversa, creando una burbuja de puro arte. Remata de un soberbio estoconazo. Una oreja con fortísima petición de la segunda, no concedida de forma incomprensible ¿otro presidente protagonista me pregunto?… ¡y qué más da! Ahí queda lo que ha hecho y soñado el de la Puebla y ni falta que hace que vengan a decírselo…

 

JUAN ORTEGA: Sale un ejemplar que se muestra falto de fuerzas o algún defecto, el palco de forma acertadísima, asoma el pañuelo verde que lo devuelve a corrales. 2º Bis:  Sale el primer sobrero que nos deja con buen sabor en el capote, también nos regala un soberbio tercio al caballo por el que es ovacionado “Palomares”, picador de la gran actuación.

* Aprovecha Roca Rey su turno en quites “avisando” de que viene a por todas.

Comienza Ortega la faena brindando al público presente y muleta en mano con rodilla genoflexa realiza una buena tanda que remata con uno de pecho. Continúa, dándole sus tiempos al animal y deja pases de extrema calidad, pero éste se raja  enseguida tornándose en marmolillo con el que poco o nada se puede hacer. Un animal que prometía pero en el camino debió olvidar esa “promesa” a pesar de su nobleza, pues se apagó como una vela. Remata Juan Ortega de una certera estocada entera. Palmas a su hacer.

En su segundo, gran recibo capotero del sevillano quien, a la salida del caballo, nos vuelve a deleitar con el percal.

* aprovecha Roca Rey por chicuelinas su turno en quites.

Complicado comienzo de faena el de Ortega, tras el paso del animal por el caballo y banderillas, no parece el mismo ejemplar y Ortega tampoco parece acoplarse a esta nueva condición del animal, cuando esa conexión no llega… podemos esperar sentados… Rubrica de una efectiva estocada. Silencio.

 

ROCA REY: Buen recibo del peruano a su primero, sabe verlo y guiar al animal para dejarnos extraordinarios  lances al percal. Extraordinario inicio de faena el de Roca Rey que comienza pasándoselo completamente pegado a él y los pies bien clavados e inamovibles en el albero. Continúa ligando tandas con despaciosidad y haciendo sonar por primera vez en la tarde la música en la Maestranza. Extraordinaria agilidad mental la que muestra el peruano, componiendo una faena a su gusto que enfervorece los tendidos. Temple, valor, quietud, gusto… y así podríamos seguir añadiendo adjetivos a la enorme faena de Roca Rey ante un gran ejemplar con el que se ha entendido a la perfección desde el minuto cero y remata con una tanda, de nuevo, plagada de valor. Rubrica de una efectiva media estocada. Dos orejas .

En su segundo, el cierraplaza, ¡se armó el belén! , pero cada cosa a su momento. En el capote no hay una especial brillantez o lucimiento, parece reservar y dosificar el peruano al animal. En el paso por el caballo se da una gran ovación a la actuación del picador y en banderillas, saludo desmonterado de los actuantes tras una gran actuación. * Brinda Roca Rey a sus padres presentes en el tendido.

Comienza rodilla en tierra en lo que parece toda una declaración de intenciones y sólo se levanta para rematar la tanda. Continúa con tandas de naturales bajos… lento… y ¡arranca a sonar la música!. Prosigue el peruano con una fluidez y tranquilidad pasmosas, el cierraplaza tiene buena condición, pero es el valor de Roca Rey el que le saca lo que tiene para dar, incluso ante los sorpresivos cabezazos del morlaco el diestro ni se inmuta. Esto ya no va de sí te gusta o no Roca Rey, si lo consideras torero o no, esto va de reconocer lo que este diestro está poniendo en el albero y eso en mi tierra se llama ¡tenerlos cuadrados! , hasta el punto de llevarse una fea voltereta (afortunadamente sí mayores consecuencias). Remata de una , más que efectiva, estocada. Bronca al palco que no concede la oreja que el público pide de forma unánime, se confirma lo que me preguntaba antes con Morante: SÍ, quiere ser “reina por un día” el presidente. Ovación y doble vuelta al ruedo por aclamación.

 

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 12ª de abono. Quinto lleno de “No hay billetes” de este serial taurino. Ganado de Núñez del Cuvillo: de buena Presentación y comportamiento en líneas generales.

 MORANTE DE LA PUEBLA: con terno nazareno y oro. Silencio y Una oreja.

 JUAN ORTEGA: con vestido verde botella  y plata. Palmas y Silencio.

 ROCA REY: vestido de azul pavo y oro. Dos orejas y Ovación.

Fotos: Arjona - Pagés

 

 

 

 

TORO A TORO


- 6º : Ovación y doble vuelta al ruedo (por aclamación) para un Roca Rey a quien el palco niega lo que, evidentemente, se ha ganado con su valor y entrega.
- 5º : Silenciado Juan Ortega ante un complicado animal con el que no conecta ni se acopla, limitándose sus opciones de este modo.
- 4º :Una oreja, con sabor a dos ( pedida e incomprensiblemente no concedida), tras soñar Morante el toreo en la Maestranza y viceversa.
- 3º : Dos orejas al temple, valor, despacio idas y cabeza de Roca Rey que crea una faena ante un gran ejemplar con el que se entiende a la perfección.
- 2ºBis: Palmas para Juan Ortega en una faena que ha ido a menos tras rajarse el animal demasiado pronto, a pesar de haberse mostrado muy buen ejemplar y habernos regalado brillantes momentos. 
- 2º: Devuelto a corrales el primero de Juan Ortega. Tras reiteradas caídas al piso asoma en el palco presidencial el pañuelo verde.
- 1º: Silenciado Morante tras abreviar en una faena que apuntaba alto pero fue a menos durante la Lídia.
Plaza de toros de La Real Maestranza de Caballería de Sevilla. - 12ª de abono. Toros de Núñez del Cuvillo para Morante, Juan Ortega y Roca Rey.
 

 

Noticias Relacionadas