#SANFERMINES2022

Palco melifluo, toreros a hombros y astados de bandera

Un total de siete orejas y puerta grande para la terna
domingo, 10 de julio de 2022 · 18:42

Recibe Rafaelillo al astado de La Palmosilla excelentemente presentado, astifino y con mucha cara, con dos largas de rodillas, posteriormente intercaladas por verónicas. En varas Juan José Esquivel deja un puyazo trasero que posteriormente fue rectificado. Quita Escribano por navarras y tafalleras. Brinda al equipo médico de la plaza de toros. Con la muleta Rafaelillo lo lleva a los medios rodilla en tierra, y ya desde allí ejecuta unos derechazos de gran calidad y largura para que suene la música para un torero murciano que vuelve al coso en el que recibió uno de los percances más duros de su carrera. Cuaja una faena de bandera dejando la muleta en la cara de un toro que obedece a todos y cada uno de los toques del diestro, por naturales se gusta Rafaelillo realizando pases de gran poder ante un toro extraordinario. Gran faena de un Rafaelillo que finaliza la faena con un desplante tocando el pitón del astado. Con la espada deja una estocada en su sitio. Dos orejas.

Recibió Escribano al segundo toro de la tarde a porta gayola, salió como un obús, ejecutando posteriormente una larga cambiada en el tercio y varias verónicas que lo llevan hasta los medios. Inicio arrollador del diestro sevillano. Dejó Juan Francisco Peña dos puyazos que tuvieron que ser rectificados. En banderillas comparten tercio Leo Valadez y Escribano, el andaluz puso un par extraordinario de arriba a abajo y uno al quiebro-violín, mientras que el mexicano dejó un extraordinario par asomándose al balcón. En el último tercio lo recibe el diestro de Gerena con pases cambiados por la espalda desde los medios que calientan al coso pamplonica. Suena la música y los naturales de Escribano calan hondo en los tendidos, con una embestida de un toro que se viene de lejos con prontitud. Posteriormente realiza grandes muletazos por un pitón derecho extraordinario, como epílogo cierra la faena por ajustadas manoletinas. Con la espada deja una estocada extraordinaria en la que el astado puso los pitones en el vientre de Escribano sin llegar a penetrar. Dos orejas.

El tercero lo recibe Valadez dejando alguna que otra verónica pero el astado rehuye al finalizar cada lance. Peleó en varas y quitó Valadez por zapopinas. Ya en banderillas comparten tercio de nuevo el mexicano y el sevillano siendo jaleados por el coso navarro. En el último tercio lo recibe de rodillas en los medios por un molinete y posteriormente varios derechazos con los riñones encajados. Suena la música y la faena va cogiendo fuerza con un toro que al igual que sus hermanos deja gratas sensaciones a los toreros, pudiendo ejecutar pases en los que se arranca de lejos. Destacable faena de un Valadez exigente con el toro en un toreo pleno de adornos con arrucinas y pases cambiados por la espalda, gran debut el mexicano. Como epílogo deja manoletinas de rodillas tremendamente ceñidas. Con la espada deja una estocada levemente tendida. Dos orejas.

 

 

El cuarto lo recibió Rafaelillo por verónicas a un toro muy ancho de sienes. Dejó buenos puyazos Agustín Collado, posteriormente quitó por chicuelinas Manuel Escribano. Con la muleta ejecuta puros derechazos, pero en un natural ayudado se cuela el toro y es prendido en dos ocasiones sufriendo al parecer un puntazo en la entrepierna. Se despojó de la chaquetilla y prosiguió con la faena al son de la música, ejecuta pases plenos de sentimiento. Posteriormente se duele del codo y realiza diferentes pases tanto con mano derecha e izquierda sin la ayuda. Con la espada dejó una estocada levemente caída en la que el astado cayó rodado. Oreja con petición de la segunda.

Escribano recibe al quinto a porta gayola y posteriormente deja largas cambiadas en el tercio. En banderillas se luce el diestro de Gerena dejando dos pares extraordinarios rematados por otro de dentro afuera. Brinda al público y lo espera en los medios para realizar el pase del péndulo con el que posteriormente enjareta una extraordinaria serie con un toro de bandera que humilla extraordinariamente y se viene con mucha prontitud. Suena la música con el pasodoble "Manolete" y el toro es una máquina de embestir para cumplir ese dicho de que no hay quinto malo. Se luce Escribano dando su sitio al toro, este torero está entregado y absolutamente roto con cada embestida en la que se puede apreciar el disfrute del sevillano. Tanto por el pitón izquierdo como por el derecho el temple hace acto de presencia. Para culminar esta gran faena finaliza Escribano con pases del desprecio. Suena un aviso instantes antes de entrar a matar. Deja un pinchazo y posteriormente una gran estocada. Vuelta al ruedo tras petición.

El sexto toro impone respeto desde su salida, ya no sólo por el peso sino también por su edad. No permitió el lucimiento con el capote y en el caballo Óscar Bernal dejó buenos puyazos. En banderillas Valadez dejó dos grandes pares de poder a poder y el tercer par del hidrocálido destacó al violín de dentro a afuera. Con la muleta el mexicano ejecuta grandes muletazos plenos de verdad y limpieza. Con la mano izquierda el astado embiste con garbo, suena la música con el pasodoble "Feria del Toro". Por naturales se gusta un Valadez que ha caído de pie en el coso navarro. Los mejores pasajes de la faena llegan en los medios con naturales a pies juntos del mexicano que se ha entregado de principio a fin. Con la espada deja una media estocada necesaria de golpe de verduguillo. Ovación.

 

Plaza de toros de Pamplona (Navarra).- Toros de La Palmosilla para Rafael Rubio Rafaelillo, Manuel Escribano y Leo Valadez que se presenta en Pamplona. Casi lleno en los tendidos.

Ficha del festejo:

Rafaelillo, dos orejas y oreja

Manuel Escribano, dos orejas y vuelta tras petición

Leo Valadez, dos orejas y ovación

Fotos: @enfoquetaurino

 

Noticias Relacionadas