Dos orejas para la apuesta de Román

Seis toros para Román en solitario, que firmó una tarde de gran entrega y disposición con buen toreo por momentos y épica
domingo, 10 de marzo de 2024 · 17:56

 

 

Román quiso celebrar que este año cumple 10 años de alternativa matando en solitario seis toros de distintas ganaderías en la feria de Fallas de Valencia, su feria, su casa. Una apuesta seria y arriesgada que acabó saldando con dos orejas y, por encima de estadísticas, momentos emotivos que quedarán en su recuerdo.

El momento clave de la tarde fue la lidia al quinto de la tarde. Quizá le pudieron las ganas a Román cuando decidió que se retiraran sus banderilleros después de haber puesto ya dos pares para clavar él mismo el tercero e invitar a Raúl Martí a colocar uno más. No parecía animal para eso, al menos así lo había hecho presagiar su falta de fijeza mostrada de salida. Se alargó en demasía la labor, y el defecto se acrecentó. Pidió cambiar el tercio cuando se estaba preparando el cuarto par, pero ya no hubo arreglo. Porfió el valenciano en la corta distancia y fue prendido de mala manera, también al entrar a matar.

Hasta ese momento sólo llevaba una oreja en el esportón, y su ánimo parecía haber decaído. Por fortuna su moral inquebrantable le permitió salir con todo su ímpetu a lidiar el último para que la celebración acabase de forma satisfactoria.

Abrió plaza un ejemplar de El Parralejo que no se definió en los primeros tercios. Le dio tiempo Román al inicio de faena para ir metiéndolo en la muleta a base de firmeza y exposición, porque el astado nunca acabó de embestir con claridad. Tragó el valenciano y acabó firmando varias series en redondo de gran expresión y verdad, pero el viento y la condición del toro impidieron que la labor tuviese el ritmo y la intensidad deseable.

Con una larga cambiada de rodillas en el tercio recibió al segundo, con el hierro de Fuente Ymbro, que tuvo una arrancada pronta y alegre pero que se quedaba corto y protestaba a partir del segundo muletazo. No se arredró Román, que decidió exigirle muy por abajo, y la fórmula resultó. Así llegaron tres tandas ligadas y repletas de mando. Cerró con tres manoletinas de infarto y una estocada de excelente ejecución, y a sus manos fue a parar la primera oreja del festejo.

El tercero lució la divisa de Pedraza de Yeltes, un castaño que embistió a media altura, sin emplearse y saliendo distraído. Lo muleteó Román con tanta pulcritud como falta de emoción.

El Victorino que hizo cuarto, muy en el tipo clásico de la casa, presagió lo mejor de salida, repitiendo con codicia y por abajo en el capote del valenciano. Sin embargo, fue llegar a la franela y no acabar ni un solo viaje. Se quedaba a medio muletazo buscando el cuerpo del matador imposibilitando cualquier intento de ligar dos pases consecutivos.

En quinto lugar saltó un Domingo Hernández muy suelto y distraído con el que Román se decidió a clavar un par de banderillas con más voluntad que acierto. Se alargó en demasía la lidia y el animal llegó al último tercio sin la mínima voluntad de quedarse en cada reunión. El torero le planteó batalla pegado a tablas, en la corta distancia y con la muleta muy puesta en la cara. Y cuando parecía que había una mínima continuidad, en un descuido le pegó una fea voltereta cayendo de preocupante manea sobre el cuello. También fue prendido al entrar a matar, aparentemente sin mayores consecuencias.

Cerró la tarde uno de Luis Algarra repetidor y noble. Le faltó un punto de entrega al final de cada muletazo, pero tuvo alegría en sus embestidas, que aprovechó Román para firmar la faena más redonda de su actuación, ligada y sentida, con gusto y torería. Se echó a matar en rectitud y metió el estoque hasta los gavilanes, aunque tuvo que descabellar.

Ficha del festejo:

Domingo 10 de marzo de 2024. Valencia, 2ª de la feria de Fallas. Dos tercios de entrada. Toros de El Parralejo (manejable pero desfondado), Fuente Ymbro (encastado), Pedraza de Yeltes (desrazado), Victorino Martín (complicado), Domingo Hernández (desrazado) y Luis Algarra (bueno).

Román: palmas, oreja tras aviso, silencio, silencio, saludos y oreja.

Cuadrillas: Se desmonteraron tras banderillear al segundo Antonio Chacón y Fernando Sánchez, y en el tercero Ángel Otero, que también realizó un extraordinario quite de peligro.  

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por Julio Soriano, veterinario de la plaza de toros de Valencia. Román brindó la muerte del tercero a María José Catalá, alcaldesa de Valencia, y José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid.

Fotos: @enfoquetaurino