GALLEANDO

Los tres tenores… y uno más

miércoles, 19 de enero de 2022 · 06:43

Han adquirido el máximo protagonismo con la aportación de un toreo tan diferencial como emocional. Han sido determinantes para que todo lo teórico de sus respectivos conceptos se convierta en la realidad de una tauromaquia inherente e ilusionante con la que pisan el sitio de la autenticidad. El que define la pureza de unas formas que evocan la exaltación provocando el óle en lo sublime. Un toreo de temple muy cuidado, tensado a su ritmo, con el que ralentizan al máximo el recorrido de un trazo concentrado e infinito.

Historias que no son novedad, pero sí concebidas con vocación de solemnidad mientras indagan en lidias que impactan. Lidias que parecían perdidas por los vericuetos de la modernidad. Ya no hay quien se sorprenda por la fascinación de sus obras tan bellas como irresistibles. Toreros de pasión que cautivan y han hecho recuperar la ilusión de mucha gente, fascinada por el atractivo de un cartel que parece atesorar la esencia del toreo, haciéndola volver a las plazas de toros.  

Han hecho de la naturalidad el mayor espectáculo del mundo. Tauromaquias basadas exclusivamente en lo clásico, sin extras visuales ni otros efectos que los derivados de la torería y el buen gusto. Pureza absoluta. Han devuelto al toreo una dimensión sensorial perdida en el tiempo. Y, ante esto, uno está obligado a maravillarse ante tales modos de torear. Sucumbir a los encantos de una verónica o un natural. Al momento fantástico de un detalle inaudito

Llevan el toreo pegado a la memoria, componiendo sus relatos, descubriendo, confirmando sueños y realidades. Lo hacen con ese lenguaje exclusivo de la naturalidad con el que muestran intensamente su arte creando atmosferas auténticamente emotivas en modélicas versiones de tauromaquias inhabituales.

El impacto del toreo de Morante de la Puebla, Juan Ortega, Pablo Aguado y Diego Urdiales radica en la fuerza de la expresión. Auténticos creadores que posibilitan el futuro. Torería que entra por los ojos y se queda en el alma. Tres sevillanos que formarán el cartel más repetitivo en las más importantes ferias y ciclos de la temporada que se aproxima, con la inclusión inevitable, en muchas de las tardes, del torero riojano. Tres tenores… y uno más.

 

25
7
46%
Satisfacción
23%
Esperanza
13%
Bronca
0%
Tristeza
13%
Incertidumbre
3%
Indiferencia