CURRO CUEVAS

Villaseca en la distancia

viernes, 13 de septiembre de 2019 08:00
viernes, 13 de septiembre de 2019 08:00

Se han cumplido veinte años desde que la localidad castellano-manchega de Villaseca de la Sagra pusiese en marcha el denominado Alfarero de Oro, una oportunidad de “oro” para unos chavales que pelean por conseguir ese preciado trofeo que catapultaría la carrera de uno de los quince aspirantes a conseguirlo. Muchos son los sueños y los deseos, edición tras edición, donde los novilleros persiguen la meta de muchas de las figuras del toreo que llegaron a pasar por este certamen de novilladas con picadores. 

El tiempo ha venido a corroborar la buena salud de la que goza este afamado certamen donde se reúne lo mejor del escalafón novilleril, tan olvidado en estos tiempos que corren. Novilleros que saben que tienen que apostarlo todo porque a ese certamen se va a demostrar de lo que uno es capaz, con el bueno y el malo, lleve un hierro u otro. El alcalde de Villaseca, Jesús Hijosa Lucas, es el alma mater de este y otro certamen como es el Alfarero de Plata. Además, de una cuidada programación taurina a lo largo de todo el calendario donde se organizan charlas, concursos de recortes y algún festejo mayor. El propio alcalde fue el encargado de mandar a levantar una plaza de toros inaugurada en 2013 con capacidad para 2.500 espectadores en una localidad que cuenta con apenas 1.800 habitantes. Una locura, impensable de realizar en la mayoría de pueblos de España, que continúa por el camino del éxito. ¿Las claves de este éxito? Precios muy económicos, variedad y seriedad en cada uno de los encastes, además de hacer las cosas de manera impecable y con seriedad. Pilares fundamentales que han servido para atraer a numerosos aficionados de la propia localidad, y desde ciudades y pueblos adyacentes, donde se comprueba como familias enteras acuden en masa llenando tarde tras tarde el coso de “La Sagra”. 

Esta feria, se suma a otras muchas de especial interés que vienen celebrándose desde hace varias temporadas como son el caso de Algemesí en Valencia, Arganda del Rey en Madrid, Calasparra en Murcia o Peralta en Navarra. Concentradas todas ellas en septiembre, asentándose sobre los mismos cimientos de Villaseca. Aquí se respeta todo, incluyendo la festividad de su Patrona, motivo por el que se celebra la feria en torno a cada 8 de septiembre, no habiendo toros ese mismo día. “No hay toros porque antes que los toros está la Virgen de las Angustias” decía hace unos días en la serie de tertulias que ha realizado el periodista Alfredo Casas. 

Son muchas las voces que piden otro certamen, sería el tercero, donde se de la oportunidad a todo el escalafón de matadores de toros manteniendo la esencia de sus antecesores. Ello supondría un hito en un pueblo donde la tauromaquia se siente por todos sus rincones gracias a la importante apuesta que se hace desde su Ayuntamiento colocando a esta preciosa localidad toledana en primera línea. Mucha culpa de ello tienen las cámaras de una televisión autonómica como Castilla-La Mancha Media, donde José Miguel Martín de Blas es la cabeza visible de un equipo que se deja la piel tarde tras tarde. Los extraordinarios datos de audiencia lo demuestran. Un dato a tener muy en cuenta. Ellos entran en nuestros televisores, tablets o smartphones para llevarnos cada una de sus novilladas, las cuales podemos disfrutar como si estuviésemos en la plaza a pesar de encontrarnos en la distancia. 

 

9
1
75%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias