CARLOS BUENO

PSOE + Unidas Podemos, un preacuerdo inquietante

martes, 19 de noviembre de 2019 08:30
martes, 19 de noviembre de 2019 08:30

El preacuerdo para gobernar en coalición de PSOE y Unidas Podemos es para que el sector taurino comience a desvelarse. De momento se trata de un pacto de escasa solidez. Ni los socialistas ni los comunistas avisaron al resto de posibles aliados de la negociación que se llevaban entre manos y que firmaron en tiempo récord sin que nadie sospechara ni pudiese alegar nada, y al parecer más de un partido se siente molesto por el trato y no pondrá fácil la investidura. Quizá por ahí el mundo del toro pueda respirar tranquilo, al menos de momento.

El documento rubricado contiene 10 ejes prioritarios sobre los que actuar, y en el punto tercero aparece su voluntad de “garantizar un trato digno a los animales”. Y precisamente en esto radica la incertidumbre referida. Para cualquier aficionado taurino, que más de medio millón de cabezas de animales bravos vivan cada año en la libertad del campo es un trato digno, como lo es que más de medio millón de hectáreas de dehesa estén destinadas a la cría de toros, con el tesoro medioambiental de flora y fauna que eso representa para nuestro ecosistema. Es digno que se respete la libertad del pueblo para decidir si asiste o desprecia una corrida. Pero no es digno ni demócrata imponer gustos partidistas que coarten la libertad de las personas.

No es demasiado preocupante la posible actitud del PSOE ante el tema, porque históricamente los socialistas nunca se han mostrado en contra de la tauromaquia, todo lo contrario, pero cuando está en juego la posibilidad de gobernar con la imperiosa aceptación de determinadas condiciones, las cosas pueden cambiar. Y es que el programa de Unidas Podemos llevaba escrito que “para garantizar el bienestar animal se eliminarán las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal”. ¿Tendrán los socialistas que consentir la voluntad de los comunistas para acceder al poder? Esa es la cuestión.

No es significativo que se eliminen las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia porque los presupuestos generales del Estado no contemplan asignación alguna para la celebración de festejos, únicamente una insignificante dotación de 30.000 euros para el Premio Nacional de Tauromaquia y una nimia aportación de 35.000 euros a la Fundación del Toro de Lidia. Lo que inquieta es la voluntad de prohibir los espectáculos que impliquen maltrato animal, y en eso el sector taurino lleva las de perder por mucho que se esgriman argumentos históricos, culturales o artísticos.

Que el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos priorice el supuesto trato digno a los animales al fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, a la garantía de la cultura como derecho, a revertir la despoblación, a avalar la convivencia en Cataluña o a una reforma fiscal justa, es para echarse a temblar. De momento estamos en manos de los socialistas, o de que el preacuerdo se haya firmado sobre una barra de hielo que finalmente se deshaga y sólo haya servido para alarmar a los más de cinco millones de espectadores que cada temporada asisten a las plazas de toros.

 

4
4
0%
Satisfacción
20%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
80%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias