OPINIÓN

Ventura mejor solo que mal acompañado

El pasado lunes Plaza 1, empresa gestora de la plaza de Las Ventas, en un acto promocional diferente y original, acercaba la figura del rejoneador hispano luso Diego Ventura al público madrileño. Convocados medios de comunicación para agigantar la repercusión del acto de presentación de la gran gesta del próximo día 6 de octubre en la feria de Otoño, con diferentes hierros, Miura incluido, Ventura habló de sus duros comienzos en el mundo del toreo a caballo, sus primeras vivencias en Madrid hace ya la friolera de dieciocho años, nos presentó a trece caballos de su cuadra que prometen deleitar a grandes y pequeños y desveló que Las Ventas le quita el sueño.

Está siendo un año especialmente duro, alejado de las grandes ferias del norte, donde la saga Hermoso de Mendoza campea a sus anchas, rematado el triunvirato por Lea Vicens, vinculada en sus comienzos a Diego, curiosamente. Pamplona, San Sebastián, Bilbao, Almería, Valladolid o Salamanca entre otras son citas de prestigio que han apostado por dejarle fuera, dos orejas y un rabo en Madrid no son bagaje suficiente para reconocer que igual que Federer y Nadal o Cristiano Ronaldo y Messi se necesitan para hacer sus figuras más legendarias, Hermoso y Ventura se necesitan para bondad de un espectáculo de masas necesitado de grandes afrentas más allá del empacho que está siendo ver el mismo cartel de rejones una y otra vez.

Cansado de la situación ha tomado Diego Ventura las de Villadiego camino de México para celebrar sus veinte años de alternativa, en vista del trato que recibe aquí desde ciertos sectores. Diez puertas del príncipe en Sevilla, dieciséis puertas grandes y un rabo en Madrid delimitan la figura de un torero a caballo que ha escrito y seguirá escribiendo páginas de oro en el rejoneo, da igual si es el primero o el segundo. Un Diego Ventura en solitario en el campo de sueños que es Las Ventas. Una cita sin precedentes que compensa el sinsabor del ninguneo que ha sufrido este verano y de la falta de imaginación de quienes por más que agitan los dados les sale siempre la misma combinación, sin más sentido que el de cobrase alguna factura. Aunque pare esas compañías dice el refrán que más vale estar solo que mal acompañado...

 

3
1
25%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
50%
Tristeza
25%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias