JUAN CARLOS MESA

"¿Lo mejor de la tarde? Que no hizo viento"

Nos quedamos con el homenaje al centenario de la alternativa del gran Chicuelo y la frase de la tarde en los micrófonos de Toros: '¿Lo mejor de la tarde? Que no hizo viento'. Chispa!
sábado, 28 de septiembre de 2019 21:12
sábado, 28 de septiembre de 2019 21:12

Segunda de la feria de otoño, la de El Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto para Daniel Luque, Juan Leal y Juan Ortega. Tarde del veranillo de San Miguel que invitaba a acudir a los toros lo que unido al subidón de ayer viernes con la puerta grande del toledano Tomás Rufo hacía presagiar cierto optimismo de tarde importante. Dos matadores que venían de hilar una temporada grande en Francia y un tercero, Juan Ortega, al que Madrid esperaba.. y seguirá esperando. No respondió la afición madrileña, quizá con la mente puesta en el mano a mano de mañana, llenó tan solo la mitad de la plaza cuando ayer en la novillada nos fuimos a los dos tercios. Decepcionante paso del ya tradicional hierro salmantino en Madrid y tarde para olvidar.

Juan ha hecho este año el paseíllo en todos los escenarios deseables, Domingo de Ramos, San Isidro, agosto y feria de otoño, premio ganado por méritos propios pero le sigue faltando tirar la puerta abajo. Hoy le tocó un lote poco lucido, tónica general de la tarde, al tercero costaba un mundo arrancarle el primer muletazo, pese a lo cual le dejó una buena serie por el derecho, mientras que el sexto se le paró de inicio, los dos más dados a escarbar que a embestir. Vendrán mejores tardes, nos quedamos con el homenaje al centenario de la alternativa del gran Chicuelo y la ingeniosa respuesta en los micrófonos de Toros: "¿Lo mejor de la tarde? Que no hizo viento". Chispa!

Brillante a la verónica Daniel Luque, llegó relamiéndose aún de las mieles del éxito en Dax o Nimes, en plena madurez artística que tantas puertas le está empezando a abrir con total justicia, lidió al primero un animal carente de bravura al que birló dos buenas tandas por derecho y el cuarto, con el que trató de limar asperezas mandando pero al que la exigencia le pudo. Ni sumó ni restó Daniel.

Y si alguien ha hecho este año su agosto en Francia y el norte de España ese ha sido Juan Leal. Lo tuvo en la de Pedraza de Yeltes en San Isidro, cortando una oreja que le llevó directo a la enfermería, pero por lo que sea esta tarde no conectó con la plaza. No agrandan los terrenos que pisa el francés, cercanos al toro, y hoy se lo recriminó el tendido en el segundo, pese a la entrega y exposición que hace, la muestra el inicio en los medios rodillas en tierra. No se le puede reprochar nada a Juan, fiel a su estilo, como debe ser. Guste o no... Al quinto, el que mejor maneras apuntaba, le trenzó quizá la mejor tanda de la tarde... pero aquello fue interruptus, el animal asió la bandera blanca en busca de las tablas. Quisquilloso el respetable, le reprochó a Juan que no abreviara faena.

Tardes de mucho, víspera de nada. Al menos, no hizo viento...

¿El detallazo de la tarde? El quite salvador de Jesús Arruga en el arriesgado par de banderillas de Antonio Chacón en el tercero.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias