JUAN CARLOS MESA

Muchos tontos, muy tontos

viernes, 15 de mayo de 2020 · 09:56

Continuamos confinados, en estado de Alarma, son ya dos meses en esta situación, sin disfrutar de la antigua normalidad, en espera de la nueva, que ha de llegar cuando el virus tome las de Villadiego con los primeros calores del verano. Hemos pasado de largo por el 13 de mayo, el día marcado en rojo en el calendario taurino de este nefasto 2020, la fecha señalada para dar el pistoletazo de salida al mayor espectáculo de la Fiesta Nacional, la feria de San Isidro. Los madrileños que hoy festejamos a nuestro patrón, nos sentimos un poco más huérfanos, como si nos hubiesen robando un pedazito de nuestra alegría, aunque con más de veintisiete mil cadáveres a las espaldas obviamente los toros son lo de menos, hay cuestiones más importantes que atender, como la sanidad, la economía, el cine, el teatro o el mismísimo fútbol (el masculino, claro), ¿verdad?

Son días de nerviosismo, de agitación, de desesperanza. Andan los profesionales taurinos mendigando al Servicio Público de Empleo las migajas de una política de cobertura social a la que tienen derecho, el mismo que el resto de españoles que han tenido que hacer de los ERTE una vía de supervivencia. "Vuelva usted mañana", parafraseando al gran Larra, les dicen en las imaginarias ventanillas telemáticas del "Paro", que uno ya tiene sus años y lo de SEPE le suena raro. Andamos los colectivos taurinos de la mano a lomos de la brillante iniciativa de la Fundación del Toro de Lidia y sus 37 medidas para hacer presentes nuestros problemas ante el Ministerio de Cultura, en busca de ayuda ante una crisis que amenaza seriamente con cortocircuitar la supervivencia de más de uno, empresarios, ganaderos, matadores, profesionales o medios de comunicación, que somos el sostén de la presencia de los toros en la sociedad y que a duras penas aguantamos el tirón de esta crisis que a más de uno se va a llevar por delante.

Quizá el problema de la tauromaquia y de la vida en todos sus órdenes, más allá del "bicho" que nos amenaza, es la tontuna. Como bien dice Paco Delgado en su Viento de Levante de esta semana, citando a Tabori, "Algunos nacen estúpidos, otros alcanzan el estado de estupidez, y hay individuos a quienes la estupidez se les adhiere". Y no faltan los ejemplos, como la investigación de la Subdelegación del Gobierno en Segovia de la lidia de dos cuatreños por el novillero José Ruiz Muñoz el pasado domingo, "corrida de toros" relata algún medio ajeno al mundo taurino, atreviéndose otro a ilustrar la noticia con la foto de Diego Urdiales el pasado viernes por la noche en la finca salmantina de El Pilar. Ni idea de lo que es un festejo taurino, ni de quién es el muchacho siquiera.

Tontuna de un vicepresidente primero del Gobierno dando la vara con el tema de los toros sí o los toros no, cuando tienen el armario lleno de muertos por una crisis sanitaria sin precedentes en las últimas generaciones, poniendo en duda permanente si la tauromaquia es Cultura o no, haciendo gala de una demagogia que para sí mismo no aplica. Tontuna de quienes no atienden las reivindicaciones de un sector cultural que aporta a la sociedad tanto o más que el cine, por ejemplo, al que ahora se permite incluso no estrenar sus producciones para ser subvencionado. Tontuna también de quien espera que la solución a sus males caiga llovida del cielo, sin hacer autocrítica o buscando culpables endogámicos. Y así muchos más que se me quedan en el tintero.

Lo dicho, no corren buenos tiempos en un día de San Isidro que debería ser muy diferente. Felicidades a todos los madrileños.  

 

11
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias