MAXI MOLLÁ

"Cuando las leyes no son para todos igual"

Cómo es posible que en pleno siglo XXI y regidos por la que creemos una de las mejores normativas de festejos taurinos de España, resulta que ésta no es igual para todos. Mientras a los ganaderos de casa se le exige y controla hasta el más mínimo detalle tanto en saneamiento, documentación y trasporte, a los llegados desde fuera de nuestra provincia se les permiten las más variopintas faltas graves en cualquiera de estos  campos. Esto pone de manifiesto un presunto trato de favor hacia los grandes terratenientes de afamados hierros y que devalúan el trabajo y valor de nuestras ganaderías de raza autóctona.

Pero como bien cuenta el refranero, “Quién tiene padrino se bautiza y quien no se queda hereje", o, mejor dicho, haré uso de la celebre frase del veterinario valenciano D. Javier Mazón y que hace referencia a la gran admiración que la afición levantina venera a los astados llegados del sur. “Tenemos un defecto en la Comunidad Valenciana, por un toro de Andalucía nos volvemos locos y no somos capaces de valorar la gran historia y la gran tradición que hay aquí”.

Así que admiración, devoción y locura a parte, las leyes deben cumplirse y ser para todos iguales.

 

 

 

19
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
60%
Bronca
40%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias