MAXI MOLLÁ

Se nos va el 2018

Saco en positivo la irrupción dada por ese amplio abanico de matadores jóvenes y no tan jóvenes que lograron abrir esa  hermética lata en la que se habían convertido desde hace años las ferias y sus carteles
viernes, 28 de diciembre de 2018 06:55
viernes, 28 de diciembre de 2018 06:55

Se nos va el 2018 y con él, uno de los años taurinos más prolífero  de las últimas décadas. Un año que como todos, nos dejó cosas muy positivas y otras no tanto. En mi particular repaso del año me gustaría destacar  la fuerza y entrega total de la afición que una vez más volvió a mostrase más activa e involucrada en la defensa de la tauromaquia que los propios profesionales.

También saco en positivo la irrupción dada por ese amplio abanico de matadores jóvenes y no tan jóvenes que lograron abrir esa  hermética lata en la que se habían convertido desde hace años las ferias y sus carteles, el asalto de nuevas empresas al rancio sistema milenario, la regularidad en la bravura mostrada por algunas ganaderías casi desaparecidas y por otras más comerciales, la cada vez más estrecha relación entre la Tauromaquia, el arte y la cultura llegando a ese punto de conexión entre la lidia y las grandes expresiones culturales que instala la fiesta como máximo exponente de la vida y la muerte o la fiesta y la tragedia, pero si algo me ha sorprendido gratamente de verdad es la sensibilidad mostrada por la empresa de Madrid al dar las oportunas repeticiones a quienes se las ganaron en su ruedo.

En cuanto a lo no tan positivo, cabe sumar a las malas artimañas usadas comúnmente por el citado sistema, la desaparición de la legendaria ganadería del muy excelentísimo Conde de la Maza, el adiós de Talavante, el percance sufrido por Ureña, el uso político de la tauromaquia, la inviabilidad del convenio nacional sin subvención fuera de las grandes ferias y la insistencia de aquellos que pretenden a toda costa vivir del toro sin ofrecer nada a cambio.

Por lo demás, a esperas de que el 2019 nos sirva para desmontar el sistema premiando a aquellos que se lo ganen tarde a tarde y por fin todos los profesionales den un paso adelante para modificar el citado convenio lejos de los intereses políticos y empresariales del monopolizado sistema actual.

 

13
2
80%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias