JOSE LUIS RODRÍGUEZ

Un amigo que se va

Hace años, quizá son muchos, que quedaron en mi memoria  unas frases musicales con ritmo pachanguero de un jovencito llamado Alberto Cortez
lunes, 08 de abril de 2019 18:22
lunes, 08 de abril de 2019 18:22

Hace años, quizá son muchos, que quedaron en mi memoria  unas frases musicales con ritmo pachanguero de un jovencito llamado Alberto Cortez. Por aquel entonces yo trabajaba en una emisora de radio y, aunque el tema en si no me llamó la atención, sí lo hizo la voz de aquel desconocido intérprete. Desde entonces fui escuchando sus discos, a menudo los programé y seguí la evolución del artista al mismo que componía canciones de contenido sentimental, poético, humano…

Alberto Cortez fue madurando disco a disco, a mi juicio, cuajando como creador al modo de los que tenían éxito en Francia, de amplia difusión intelectual en el mundo cultural occidental, y en su caso para el mundo hispanohablante.

La obra que nos ha dejado nos ha acompañado y lo seguirá haciendo hasta que nosotros nos vayamos, tal vez, hacia el silencio sideral.

Muchas de las composiciones de Cortez son de cariz trascendente, nos hacen pensar en la vida y aún más allá de ella porque sus letras describen afectos del alma expresados con la pasión y rebeldía del corazón.

Tengo la impresión de que al margen de la frecuencia de las emisiones de sus canciones, actuaciones en escenarios y en cualquier medio de comunicación, somos incontables los que acudimos a su repertorio, y en el silencio de nuestros hogares escuchamos su rotunda y a la vez entrañable voz desgranando lo que pensamos y sentimos y que tal vez sabemos entonar.

He escrito estas líneas porque considero que los artistas son nuestros acreedores, aunque ellos no nos reclamen el crédito que ostentan de felicidad o inquietud cultural que nos proporcionan.

Descanse en paz un amigo que se va...

   

12
100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios