JOSÉ LUIS RODRIGUEZ

Una historieta verdadera

viernes, 27 de marzo de 2020 08:00
viernes, 27 de marzo de 2020 08:00

Don Quijote de la Mancha es libro que ha contado y seguirá contando con numerosos estudiosos. 

Leo confinado sus enjundiosas páginas y  me topo, al comenzar el relato, con los problemas que tuvo que salvar quien quería salir al mundo a desfacer entuertos e impartir justicia.

Para ser caballero precisaba de una armadura y la de sus abuelos era incompleta y estaba en gran parte oxidada y maltrecha. Contaba con morrión pero carecía de celada. La celada es como una visera que unida al morrión (casco) protege los ojos, nariz y boca de los espadazos, lanzadas y golpes.

...Y Don Quijote se puso a la tarea para contar con una celada.

 Armó una celada con cartón, lo único que tenía a su alcance (¿Verdad que ya comenzáis a asociar a donde voy?) y la probó sin buen resultado. 

Al primer espadazo la rompió en pedazos.

Discurrió e hizo otra celada reforzada con hierro y esta ya le pareció más adecuada (aunque los que hemos leído la historia bien sabemos que fue desmontado de su jaco y molido a palos).

Llegó el virus a la tierra de don Quijote y encontró a nuestros médicos y enfermeros sin suficientes  "celadas". 

Valientes guerreros contra la enfermedad sin armaduras. 

Quijotes de hoy lavando y remendando mascarillas,mientras esperan la llegada  aviones de la... Conchinchina.

Nuestra admiración y aplauso para nuestros Quijotes sanitarios.

 

14
25%
Satisfacción
75%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias