MANUEL VIERA

Conociendo lo desconocido

miércoles, 1 de abril de 2020 08:02
miércoles, 1 de abril de 2020 08:02

En este hartazgo de muertes. En esta tragedia frenética en la que estamos envueltos, que amenaza con convertir el presente en pesadilla sin fin, no todo son desgracias. También hay historias de vida, tan ejemplares, que invitan a la esperanza y son focos de noticias en los diferentes medios de comunicación. Sin embargo, hay otras, tan singulares y bellas, que sólo se encargan de alumbrarlas quienes a ellas se entregan con la intensidad de su afición.

Y es que cuando se padece un suceso de estas características, resulta inevitable ocupar todas las horas del día. Distraer la mente. No en vano, lo bueno siempre enriquece. Más, si llega desde un punto de vista sincero y cercano. Hilos conductores que tejen el conocimiento de lo desconocido.

En este obligado parón que la tauromaquia sufre ha surgido, una vez más, la solidaridad del mundo del toro con los que ahora más lo necesitan, pero también, y con total espontaneidad, las inquietudes de algunos de los que tienen elevadas dosis pasionales por la cultura taurina. Entre ellos, ganaderos, toreros e incluso aficionados. Y lo hacen con su saber, transparencia, y una total implicación personal.

En portales taurinos y redes sociales Victorino Martín da forma a su actitud en el campo, a su fidelidad a la profesión ganadera de modo claro, directo, visual y en vivo, con cortos reportajes desde su finca de “Monteviejo”. Auténticas lecciones del campo bravo y de su histórico hierro ganadero. Miguel Ángel Perera, dedicado también a la causa, aplica medios funcionales y renovadores a las faenas camperas. Con imágenes y relatos breves expone la realidad de la vida del toro en su hábitat natural. Una forma de mostrar, en compleja observación, el mimo en el cuido del toro de lidia. Y Padilla, acompañado de su hija Paloma, divulga desde su casa con sencillas disertaciones las características de los encastes y sus diferentes lidias.

Gracias a estas iniciativas se subirá un escalón más en el saber y entender. Un impulso más al toreo paralizado desde la poética del realismo del toro. Y en esos vídeos también resuena la voz de mayorales y vaqueros para recordarnos su trabajo, sin horas, vocacional, riguroso y fascinante. Verdaderos pilares en la crianza del noble y bravo animal.

 

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias