PACO DELGADO

Un ligero error de enfoque

No es aislado el caso de Tierno -gente de izquierda aunque ilustrada, formada, leída y sensata-, sino que los hay a miles. Y hasta de intelectuales que no se puede decir que fueran verdaderos aficionados, sino más bien todo lo contrario
jueves, 20 de diciembre de 2018 09:00
jueves, 20 de diciembre de 2018 09:00

Sigue tensa la situación en torno a la tauromaquia en, curiosa y sorprendentemente, el país en el que se desarrolló, normalizó, regularizó y adquirió carta de naturaleza. Sigue tensa, en general, la situación en el país en el que buena parte de su historia, tradición y cultura derivan, precisamente, del toro y su trato con el hombre. Sigue tensa la situación en un país al que a muchos avergüenza llamar por su nombre: España.

Y ahí es donde está buena parte del problema. Aparte de la estupidez congénita de no pocos de nuestros dirigentes, acólitos, simpatizantes y rémoras. Todo arranca de ese odio que muchos sienten, no sé a qué cuento ni porqué, por todo lo que suene, evoque o represente a este país que ya se llamaba así en tiempos de los romanos y que funciona como estado desde hace más de quinientos años.

Y ese error de enfoque hace que se ponga el objetivo en una de las principales señas de identidad de lo español: el toro y su mundo. No hay nada que identifique más a España que el toreo y pruebas y ejemplos hay para dar y regalar. El último, el anuncio que hacen en Italia del próximo enfrentamiento futbolístico entre un equipo transalpino y otro madrileño.

La hispanofobia, que no sólo pone en peligro esta manifestación cultural sino una pacífica y productiva convivencia tan prolongada en el tiempo como nunca se había conocido por estos lares, arremete contra el concepto constitucional de nuestra nación, buscando su desmembramiento y atacando a todo aquello que lo identifique.

Desconocen nuestros emburrecidos próceres -de los que asusta su incultura, cortedad de miras, pocas luces, afán de protagonismo y desmedida ambición personal- que un alcalde de Madrid, socialista, Enrique Tierno Galván, no sólo era aficionado y decía que el espectáculo taurino “es el acontecimiento que más ha educado social, e incluso políticamente, a los españoles” y que hasta escribió y publicó un libro sobre el particular, Los toros, acontecimiento nacional, en el que recalcaba la importancia de estos dos conceptos que ahora se niegan: toros e identidad nacional.

No es aislado el caso de Tierno -gente de izquierda aunque ilustrada, formada, leída y sensata-, sino que los hay a miles. Y hasta de intelectuales que no se puede decir que fueran verdaderos aficionados, sino más bien todo lo contrario, como Miguel de Unamuno, que aseguraba que sería un disparate prohibir los toros, que eran, según él, “un compendio de todas las bellas artes y de ellas la que mejor prepara el alma humana para la contemplación de las grandes verdades”, ahí queda eso. Pero esto, desgraciadamente, no lo entiende la inmensa mayoría de asnos -ahora también se quiere prohibir la asimilación de comportamientos humanos con animales...- que llaman fascista y nazi a quien defiende y busca dar el trato que merece la cultura taurina y, en cambio, acosan, insultan y molestan a quienes acuden a presenciar un espectáculo legalmente establecido y protegido y hasta declarado Patrimonio Cultural.

Un error de enfoque, pensado y calculado por partidos que se llaman a sí mismos constitucionalistas y demócratas -y que, por ejemplo, purgan y expulsan a quien no comulga con los mandatos de su amado líder- que para nada se consideran fascistas aunque ataquen una propiedad privada y amenacen de muerte a quien no piensa como ellos.

Y, encima, todavía nos la cogemos con papel de fumar y en plan ursulina cuando se trata de defender lo nuestro. A no ser, claro, que se esté esperando prebendas por otro lado. Que no sería la primera vez. Y ahí está el ejemplo de un señor ministro, cuyo señor padre quiso ser torero y ahora llama casposos a los aficionados a los toros. Apañados estamos.

 

22
4
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias