JORGE ARTURO DIAZ REYES

Segunda semana

El extracto de la segunda semana es obligado: Los jóvenes emergen. Ahora queda procesar los datos y responder, no cuanto se beneficiarán ellos de tales triunfos… sino: ¿Fueron estos tan ciertos? ¿Triunfa con ellos también la fiesta?
martes, 28 de mayo de 2019 17:00
martes, 28 de mayo de 2019 17:00

Corre semana tras semana la feria de las ferias, la más larga del mundo. Y mientras llega el juicio final voy haciendo parciales. Los míos, claro, cada quien tendrá los propios mejores.

Tabular día por día y saldar cada siete, resulta menos incierto que después, cuando todo ha pasado, lanzarse al pajar de la memoria buscando alguna conclusión aguda. Mejor así, apuntar como empezamos, de martes a martes:

El pasado, en la dura corrida de El Pilar, una cornada privó de posible premio a Gonzalo Caballero. El miércoles, Roca Rey a plaza llena y herido abrumó y abrió la puerta grande. El jueves, con mansos y ásperos jandillas confirmó sin premio un veraz Ángel Téllez. El viernes, de nuevo con boletas agotadas, otro confirmante, David de Miranda, formó lío con un bravo juanpedro, salió a hombros y mandó sus veteranos padrinos a pie. El sábado, Juan Leal corneado gravemente pagó con estoico arrojo el único trofeo. El domingo, la mitad de los rejoneadores reciben tres orejas de menor cuantía. Y ayer lunes, con otro encastado encierro de La Quinta, el novillero más novel de la terna es doblemente ovacionado.

El extracto de la segunda semana es obligado: Los jóvenes emergen. Ahora queda procesar los datos y responder, no cuanto se beneficiarán ellos de tales triunfos… sino: ¿Fueron estos tan ciertos? ¿Triunfa con ellos también la fiesta?

Notas al margen. El trapío se mantiene, la concurrencia también, la empresa pasa, los toreros arriesgan, el palco deriva, el reglamento y los cánones penan, la crítica se desoye y… La primera plaza del mundo lanza mensajes equívocos, da malos ejemplos, crea jurisprudencias viciosas.

¿Devolver toros lesionados durante la lidia, ya iniciado el último tercio? ¿Dar orejas a faenas insulsas o estocadas criticables, “porque las piden”? ¿Festivalear para “salvar el espectáculo” a costa del rito?

¡Cuidado! Todas las plazas querrán saltar por ahí, más allá —¿Si en Madrid se hace por qué aquí no? —Van dos, faltan tres.

11
1
85%
Satisfacción
0%
Esperanza
14%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias