JORGE ARTURO DÍAZ REYES

…7 de julio sin Fermín

martes, 7 de julio de 2020 · 22:32

Cómo estará Pamplona hoy… sin su feria, la madre de las ferias. No hace falta el ojo satelital para espiarla. Basta recordar lo que siempre fue y ahora no.

La descomunal visita, , el santo, los pañuelos, el bullicio, la música, la danza, la euforia desbordada, las viejas calles pletóricas, el piel a piel con los toros, el coraje, la inminencia mortal, el esguince feliz, la carrera vital, el vórtice, la plaza, los coros, la televisión al mundo...

Fiesta tenaz, ancestral, cosmopolita, transcultural, biológica. Gran catarsis anual, eco del más allá de la segregación de los pueblos, festejo de ser uno con la naturaleza.

Este año no. Como nunca antes, el miedo colectivo a un ínfimo agresor, uno más de los muchos que nos han asediado en la historia y nos asedian a cada trance, la impidió. Y su ausencia pesa más en este mundo preso e incierto. Dicen que la ignorancia es la fuente de los miedos. Pero del Covid 19 hemos ignorado menos y temido más. Tanto, qué no hallando manera inteligente de afrontarlo, de vivir con él, nos escondimos dejándole la calle hasta que quiera irse. Más de tres meses encerrados y nada, sigue ahí, campeando. 

Cómo estará Pamplona hoy, sola, quieta, nostálgica... Repasando fotos, videos, evocaciones, cantos, chupinazos, encierros, gozo... Quizá con ese vacío que siempre al otro día del “pobre de mí” creaba el inexorable retorno a la cordura(?) cotidiana, por esas mismas calles donde durante una semana fluyó sin dique la felicidad.

Icono, rezo, corrales, cohete, manada, cámaras, multitud, susto, griterío, cuesta de Santo Domingo, Plaza del ayuntamiento, Mercaderes, Estafeta, Telefónica, Hemingway, el ruedo, toriles. Calor, plaza de bote en bote, paseíllo, estruendo, himnos tribales, Paquito, El rey, Eurovisión, La chica yeyé, el Riau riau, el toreo, la faena, el pasodoble, la vuelta clamorosa, el presidente del Sol recalcitrante a medio frac, el tendido pantagruélico, el arrastre, las charangas, el vino, la liberación, la noche con el día, la dicha…

Cómo estará Pamplona hoy sin poder cantar su “alegría sin par, porque llegaron las fiestas de la gloriosa ciudad, que son en el mundo entero una fiesta sin igual…” Estará triste y en derrota como todos, porque hoy Pamplona somos todos.

 

14
1
10%
Satisfacción
80%
Esperanza
10%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias